7 fantásticas escapadas rusas que ya puedes planificar como vacaciones de verano

En las montañas de Altái.

En las montañas de Altái.

Legion Media
Si no vas a ir a la FIFA World Cup™ de este año e incluso esperas evitar a los ruidosos aficionados al fútbol, aquí hay lugares para el turismo (pasivo y activo) para cuando el tiempo sea más cálido.

1. Taganrog: Nadar en el mar menos profundo

Una playa en Taganrog.

Esta ciudad podría haber sido el San Petersburgo del sur, y curiosamente fue fundada cuatro años antes que la ciudad del Mar Báltico. Pero el Mar de Azov, en cuya orilla se construyó Taganrog, es el mar menos profundo del mundo y no podía servir a los planes de Pedro el Grande de construir una flota. Aprovechamos para expresar nuestra gratitud a Pedro por esta ciudad, porque tiene playas muy bonitas y un delicioso aire marino salado.

La ciudad también tiene muchas cosas que descubrir, desde pescado fresco de los mercados y restaurantes locales, hasta museos y teatros. Además, Antón Chéjov nació en Taganrog, así que sería genial hacer una visita guiada a sitios relacionados con su vida y aprender algo nuevo.

Un libro para llevar: una colección de cuentos de Chéjov

Presupuesto semanal para dos personas, sin el traslado: 500-600 dólares

Lee más sobre qué hacer en Taganrog

2. Altái: Viaje por carretera con vistas espectaculares

La carretera Chúiski.

Si eres un fanático de la conducción, entonces este tour es definitivamente para ti. ¿Qué puede ser mejor que ver montañas, ríos y lagos desde la ventanilla de su coche? Un viaje por la vía Chuiski, la Ruta de la Seda de Siberia, podría ser una experiencia única en la vida.

Aunque requiere cierta preparación (necesitarás un traductor, un guía y alquilar algún coche), debes estar listo para un clima sorprendente que te dará lecciones de conducción todoterreno. Además, no olvides una tienda de campaña y un saco de dormir; quién sabe cuándo encontrarás un camping.

Un libro para llevar:Picnic extraterrestre, de los hermanos Strugatski

Presupuesto semanal para dos personas, sin el traslado: 700 dólares

Si quieres volverte salvaje, aquí tienes 10 rutas para disfrutar en la región de Altái.

3. Carelia: kayak e iglesias ortodoxas antiguas

La isla Kizhí.

La República de Carelia es la perla del norte de Rusia. Visita la isla Kizhí del lago Onega, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, recorre el museo de arquitectura al aire libre y disfruta de las antiguas iglesias rusas de madera. No pierdas la oportunidad de visitar la isla de Valaam en el lago Onega y su pintoresco monasterio.

La mejor manera de explorar la belleza natural de Carelia es navegando en kayak por sus rápidos ríos, viendo los bosques de pinos durante el recorrido.

Si tienes más tiempo, entonces viaja a las islas Solovkí para disfrutar de la historia del monasterio y aprender sobre el campo Gulag de la era soviética.

Un libro para llevar:Laurus, de Eugene Vodolazkin

Presupuesto semanal para dos personas, sin el traslado: entre 500 y 1.000 dólares

Mira estas increíbles fotos de Carelia y sus aldeas secretas. 

4. Kislovodsk: aire fresco y agua mineral en el Cáucaso

Los baños de Narzán.

Rusia tiene su propio Karlovy Vary. Todas las familias nobles rusas pasaban sus vacaciones en la región del Cáucaso: bebían agua mineral, tomaban baños en Narzán, o subían en un teleférico para ver la belleza de las montañas y hacer largas caminatas.

La cercana ciudad de Minerálnye Vody tiene un aeropuerto, y también se puede visitar la ciudad de Piatigorsk, donde el gran poeta Mijaíl Lérmontov murió en un duelo. A las capitales regionales de Nálchik y Vladicáucaso se puede llegar por tren en solo unas horas.

Un libro para llevar:Un héroe de nuestro tiempo de Mijaíl Lérmontov

Presupuesto semanal para dos personas, sin el traslado: 1.000 dólares

Explora este (y otros) balnearios del sur de Rusia.

5. Crimea: Mar, montañas y palacios de los Romanov

Castillo del Nido de la Golodrina, Yalta (Crimea).

Realiza una excursión en barco por la ciudad portuaria de Sebastopol; visita las ruinas de las antiguas colonias griegas; visita los extraordinarios palacios de Vorontsov, Livadia y el Nido de la golondrina en Crimea; y da un paseo por los senderos que solía recorrer la familia zarista.

Sube a la montaña de Ai-Petri en un teleférico y prueba la auténtica comida tártara. Cena tarde en Yalta y baila en el paseo marítimo. Alójate en pequeños pueblos a lo largo de la costa, como Foros o Alupka, y disfruta del sol y del mar.

Un libro para llevar:Doce sillas, de Iliá Ilf y Evgueni Petrov

Presupuesto semanal para dos personas, sin el traslado: 1.500 dólares

Crimea era uno de los lugares de vacaciones favoritos de los escritores rusos, así que asegúrate de explorar tu lado literario. Aprende acerca de tres platos que tienes que probar, y visita la multicolor iglesia de Santa Anastasia de Farmakolliria

6. Baikal: El lago más profundo del mundo

El Gran Sendero del Baikal.

Alójate uno o dos días en la ciudad de Irkutsk, puerta de entrada al lago Baikal. Da un paseo, visita una ciudad siberiana y conoce la historia de los aristocráticos rebeldes del siglo XIX que fueron exiliados aquí.

El Baikal es un paraíso para todas las formas posibles de ocio. Se puede alquilar un barco por un día, ir a pescar y luego comer lo que se pesca (por ejemplo, la delicia local, el omul). Además, con suerte, tendrás la oportunidad de ver al animal más mono de todos los tiempos: la foca del Baikal. Hay varias agencias de turismo que pueden ayudarte, por ejemplo, esta empresa: portbaikal.com.

Un libro para llevar:Guerra y la Paz de Lev Tolstói

Presupuesto semanal para dos personas, sin el traslado: 2.000 dólares

Mira estas fotos de bellas puestas de sol a orillas del lago Baikal

7. Kamchatka: Volcanes y osos

El lago Kurile es un lago de cráter situado en una gran caldera al sur de la península de Kamchatka.

¿Puedes creer que es posible pescar mientras las ballenas nadan y saltan alrededor de tu barco? En Kamchatka todo es posible, y explorar su increíble belleza natural y vida salvaje puede hacer de este viaje uno de los destinos turísticos más caros.

Rafting, senderismo, paseos en bote, montar a caballo, ver jugar a los osos, recorrer el cráter de un volcán y volar en helicóptero… Estas son sólo algunas de las cosas que puedes hacer y hay docenas de agencias de viajes pueden ayudarte en ello.

Un libro para llevar:Memorias de un cazador, de Iván Turguéniev

Presupuesto semanal para dos personas, sin el traslado: a partir de 3.000 dólares.

Si todavía no estás seguro de que necesites ver Kamchatka, lee este texto sobre esta tierra de fuego y hielo.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies