París, Berlín y otros pueblos rusos que llevan nombres de conocidas ciudades europeas

Queda para tener una cita en la Torre Eiffel, camina por las calles de Berlín y disfruta de Varsovia sin salir de los Urales.

A mediados del siglo XIX, los cosacos rusos se asentaron en unos 30 pueblos de las regiones de Cheliábinsk y Orenburgo (Urales del Sur, a unos 1.700 kilómetros al este de Moscú). Al principio, los asentamientos sólo tenían números, pero en 1843 una orden gubernamental obligó a los cosacos a nombrar cada pueblo en memoria de una victoria militar en la que hubiesen participado. Así surgió en los Urales un “monumento a la gloria militar”, reflejado en los nombres de los distintos pueblos de la zona

1. París (4.500  kilómetros al este de la capital francesa)

Esta es probablemente la ciudad provincial rusa más famosa en el extranjero. “Casi todos los lugareños saben que tenemos aquí nuestro propio París de Cheliábinsk”, dice el fotógrafo Román Majmúdov, autor del proyecto Eurointergration, que descubre “pueblos europeos” en los Urales. Fundado en 1842, el pueblo fue nombrado para conmemorar la presencia de las tropas rusas en París después de la derrota del Ejército napoleónico en 1814. En 2005, una empresa local de telecomunicaciones construyó su propia copia de 50 metros de la torre Eiffel. Aunque es seis veces más pequeña que la original, se utiliza como torre de telefonía móvil. El París ruso tiene una población de 1.700 habitantes.

2. Fère-Champenoise (4.500 kilómetros al este de esta comuna francesa)

Al acercarse al París de los Urales, un turista debería tomar un desvío a otro pueblo que lleva el nombre de una comunidad francesa. Fère-Champenoise debe su nombre a la batalla librada en 1814. En la actualidad alberga a unas 4.000 personas.

3. Berlín (3.700 kilómetros al este de la capital alemana)

Los cosacos rusos nombraron el asentamiento en honor a la captura de Berlín en el siglo XVIII, durante la Guerra de los Siete Años y en el siglo XIX durante la guerra con Napoleón. Hoy en día, poco más de 100 personas viven en el Berlín de los Urales. A diferencia de los residentes de la ciudad europea, los berlineses rusos se dedican a la agricultura y la silvicultura.

4. Leipzig (3.800 kilómetros al este de la ciudad alemana)

La aldea de Leipzig fue nombrada en honor de lo que fue en su momento la batalla más grande que el mundo había visto: 400.000 combatientes participaron en ella en 1813. Ahora sólo 800 personas viven en esta aldea. En el Leipzig de los Urales hay una iglesia de madera única del siglo XIX. En Alemania existe la comunidad “Leipzig en los Urales”, que organiza iniciativas culturales entre las ciudades, dice Román Majmúdov.

5. Varna (3.500 kilómetros al este de la ciudad de vacaciones búlgara)

La ciudad búlgara de Varna es conocida como un pintoresco resort turístico del Mar Negro. Hasta 1812, fue una de las fortalezas otomanas más poderosas en ser conquistada durante la guerra ruso-turca de 1828-1829. La ciudad rusa de Varna es más grande que otros pueblos “europeos” de los Urales, ya que tiene unos 10.000 habitantes. Varna y sus alrededores son populares entre los arqueólogos rusos. Cada año se encuentran aquí armas antiguas de piedra y objetos de bronce. A sólo unos tres kilómetros de Varna se encuentra el Mausoleo de Kesene, conocido como “la torre de Tamerlán”. Según la leyenda, aquí está enterrada la hija del conquistador mongol.

6. Bredi (4.300 kilómetros al este del municipio de los Países Bajos)

El asentamiento ruso toma su nombre de una victoria de las tropas rusas sobre las fuerzas de Napoleón cerca de Breda, al sur de los Países Bajos, en 1813. En la época soviética, este pueblo ruso era el mayor productor de cereales y productos lácteos de la región. Su población es de 10.000 habitantes.

7. Brient (4.800 kilómetros al este de la homónima localidad francesa)

Es un antiguo pueblo cosaco en la región de Orenburg. El asentamiento recibió su nombre después de la batalla de Brienne en 1814. Hoy en día, 800 personas viven allí.

8. Varshavka (3.200 kilómetros de la capital polaca)

En 1831, las tropas zaristas aplastaron el levantamiento polaco después de tomar Varsovia por asalto. El asentamiento urálico Varshavka, con sus 1.000 habitantes, fue nombrado en conmemoración de esos acontecimientos. En el siglo XIX, atrajo a los buscadores de oro, dado que había alrededor de 50 minas de oro en la zona. Las reservas de oro se agotaron pronto y los lugareños se dedicaron a la agricultura y a la construcción de ferrocarriles.

9. Trebbiatski (4.600 kilómetros al este del río italiano)

El pequeño pueblo de Trebbiatski fue nombrado en memoria de la Batalla de Trebbia, en junio de 1799, entre el Ejército conjunto ruso-austriaco bajo el mando de Alexánder Suvórov y el Ejército francés comandado por Jacques MacDonald. Hoy sólo son tres calles con 200 habitantes.

10. Port Arthur (6.900 kilómetros al oeste de la moderna ciudad china)

Este asentamiento de los Urales fue bautizado con el nombre de la Defensa de Port Arthur, evento de la guerra ruso-japonesa de 1904-1905. Port Arthur era una base naval rusa en aquel momento. Ahora el lugar es ocupado por una ciudad china, Dalián. La población actual de la aldea rusa es de sólo 200 habitantes.

11. Chesma (4.000 kilómetros al noreste del balneario turco)

La aldea rusa de 6.000 habitantes lleva el nombre de la victoria del Ejército ruso en la batalla de la bahía de Chesma en 1770. Hoy en día, Chesma es un popular balneario turco cerca de Izmir. La Chesma rusa es un asentamiento rural donde la gente se dedica principalmente a la agricultura.

Pincha aquí si quieres ver 7 réplicas de monumentos rusos que se encuentran fuera del país eslavo.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.