10 alimentos de la tienda rusa de tu barrio que tienes que probar

Legion Media
Prueba el helado ‘plombir’ solo una vez y te enamorarás de la cocina rusa. ¡Garantizado! Y una vez que lo hagas, no habrá vuelta atrás.

¿Quieres aprender sobre la comida rusa? El supermercado ruso de tu ciudad es un gran punto de partida. ¡Apostamos que encontrarás muchas cosas deliciosas allí!

1. Semillas de girasol

Para muchos rusos, las semillas de girasol fritas saben aún mejor que las palomitas de maíz u otros aperitivos. Tanto es así que Rusia es el líder mundial no sólo en la producción sino también en la importación de semillas de girasol. Se usan principalmente para hacer aceite, pero ¿has intentado masticarlas alguna vez? Y aunque probablemente no es bueno hacerlo en lugares públicos (después de todo, llenar el suelo de cáscaras es un desastre), ¡una vez empieces ya no puedes parar! También es algo relajante e incluso supone una especie de meditación para algunas personas.

2. ‘Varéniki’

Es un tipo de empanadilla. Pero, ¿cuál es la diferencia entre los varénikiypelmeni? Bueno, en los pelmeni se utilizan rellenos crudos (normalmente carne o pescado), mientras que los varéniki se rellenan con ingredientes que ya están cocidos. Los rellenos más populares son las cerezas,tvorog (requesón), papas, setas y la carne picada. Una pista para diferenciarlos: los varéniki se hacen tradicionalmente en forma de semicírculo. Igual que los pelmeni, los varéniki van muy bien con algo de crema agria. Su versión dulce también combina muy bien con mermelada, mientras que los varéniki salados van bien con cebollas fritas.

3. Helado ‘plombir’

Si te gusta el helado, entonces definitivamente necesitas probar el legendario plombir ruso. La tecnología para su fabricación se trajo desde Francia, pero de alguna manera el plombir se hizo más popular en Rusia y en la antigua Unión Soviética. Elaborado en base a crema y mantequilla, el plombir es un helado extremadamente rico y graso. Y claro, como puedes adivinar, también es delicioso. A menudo, se empaca en conos de gofre o briquetas, a veces tiene un relleno de bayas o puede ser cubierto de chocolate.

4. ‘Kvas’ en briquetas

Seguramente, sabrás que en Rusia hay una bebida llamadakvasque se prepara con pan de centeno. Sabe como una cerveza muy baja en alcohol y es perfecta para saciar la sed en un día caluroso. El kvas hecho en casa necesita mucho tiempo en prepararse porque hay que filtrar el pan rallado, pero un iniciador seco facilita mucho el proceso.

5. Chocolate

No es exagerado decir que el chocolate es uno de los pilares de la cocina rusa. La producción en masa de chocolate comenzó en el país en el siglo XIX, y los niños lo han estado comiendo desde entonces. Muchas fábricas prerrevolucionarias siguen en funcionamiento, manteniendo vivas las tradiciones y fabricando chocolate de nuevas marcas. ¿Qué tipo de dulces es mejor probar? No hay una respuesta fácil. Todo, en realidad. Empieza con el bombón Osito patituerto, pero no te olvides del Kara-Kum y el Caperucita roja.

6. Tvorog

Para entender lo que es el tvorog ruso, sólo tienes que probarlo. Los rusos generalmente hacen una versión más granulada (aunque también venden tvorog suave). No es ni salado ni dulce, consiste principalmente en grasa (el que tiene un 9% de grasa es el más popular)… ¡Y es muy delicioso! Los rusos utilizan el tvorog para preparar pasteles de queso, sírniki, cazuelas y lo usan como relleno para panqueques, pero también es excelente por sí solo o con mermelada o crema agria.

7. Caviar

Una de las principales delicias de la cocina rusa, se puede encontrar fácilmente en cualquier tienda rusa en el extranjero. El caviar rojo y negro conforma la esencia misma de una fiesta del Año Nuevo en Rusia. Para comerlo como un ruso, haz un sándwich con pan de trigo y mantequilla, intenta rellenar panqueques con él o simplemente cómelo solo a cucharadas.

8. Encurtidos

Los productos fermentados están de moda ahora como alimentos saludables, pero los rusos tienen una larga tradición de conservar los alimentos de esta manera. Por supuesto, tú mismo puedes encurtir pepinos o tomates. ¡No es tan difícil! Pero, ¿quién puede esperar hasta que estén listos para abrir un frasco y comerlos?

9. ‘Halvá’

Este postre de Oriente Medio llegó al Imperio ruso a principios del siglo XX y rápidamente se convirtió en parte de la cocina rusa. Pero la halvá rusa es un poco diferente. Tradicionalmente se hace con semillas de sésamo, pero en Rusia (¡no es de extrañar!) se hace más a menudo con semillas de girasol. La halvá se vende al peso, en briquetas o recubierta de chocolate.

10. Soda rusa

No hace mucho tiempo que las marcas occidentales de refrescos “capitalistas” aparecieron en las estanterías de los supermercados rusos. En el período soviético, la gente bebía refrescos completamente diferentes, muchos de los cuales siguen siendo populares hoy en día. Recomendamos probar el Duquesa con jarabe de pera, el Baikal con hierbas o Cream soda con sabor a vainilla.

¿Quieres saber cómo comprar en un mercado ruso? Pincha aquí y te lo explicamos.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies