Varéniki: un plato ruso para todos los gustos

El relleno de estos ravioli tradicionales puede ser dulce o salado y se comen a cualquier hora del día. Fuente: Lori / Legion Media

El relleno de estos ravioli tradicionales puede ser dulce o salado y se comen a cualquier hora del día. Fuente: Lori / Legion Media

Los varéniki son un postre/desayuno/almuerzo con el que crecen todos los rusos. Un plato caliente, fácil de cuantificar (se piden por unidades) y servido con la salsa favorita de cada uno; los niños con frecuencia se deshacen del relleno y se quedan solo con la masa o viceversa.

La variedad más popular son los varéniki de cereza, que se sirven normalmente como postre y se acompañan con nata agria espolvoreada con azúcar. Un plato no demasiado dulce y abundante, que resulta también perfecto para un buen desayuno.

Hoy en día, la mayoría de la gente los compra precocinados y congelados, pero tradicionalmente las mujeres se reunían durante las largas noches de invierno y preparaban un lote completo de varéniki para toda la familia. El proceso lleva bastante tiempo, pues hay que extender la masa con el rodillo hasta que sea lo suficientemente fina y después poner la cantidad necesaria de relleno en cada varénik, pero es una buena forma de pasar las oscuras y heladas tardes de invierno: charlando, riendo y creando vínculos.

Realmente lo considero una actividad muy divertida. Reúnes a un par de amigos, pones algo de música y todo el mundo a amasar. Además, resulta muy útil hacer una buena cantidad y congelar una parte, ya que cocinarlos solo requiere entre 10 y 15 minutos.

A decir verdad, aunque en Moscú se puede disfrutar hoy en día de un amplio abanico gastronómico, sigo prefiriendo los sencillos, abundantes y en cierto modo genuinos varéniki.

 Los varéniki

Masa (para cada relleno)

·1 huevo

· 1/5-2 vasos de harina de trigo (en función del líquido que se use)

· ½ vaso de agua, leche agria o kéfir

· ½ cucharilla de sal

Preparación

1. Mezcle la leche agria, el huevo y la sal; agregue gradualmente la harina hasta que la mezcla pase a ser una masa consistente. Haga una bola con ella, colóquela en una bolsa de plástico y déjela reposar durante unos 15-30 minutos. 

2. Extienda la masa y corte unos círculos con un vaso (de entre 7 y 8 cm de diámetro).

3. Ponga una cucharilla de relleno en el centro de los círculos y selle los bordes dándole la forma de un varénik.

4. Cueza los varéniki en una olla grande durante 10-15 minutos. A continuación, saque un varénik del agua y pruébelo. Si es necesario, cueza los varéniki un par de minutos más.

 

Fuente: Lori / Legion Media

Relleno de patata

· 4 patatas grandes

· 2 cebollas medianas

· 50 g de mantequilla

· sal

·pimienta negra

· 2-3 dientes de ajo

· eneldo y/o perejil fresco para servirlos

Preparación

1. Cueza y pele las patatas. Haga puré y mézclelo con la mantequilla derretida (unos 50 g).

2. Pique y sofría una de las dos cebollas hasta que esté dorada. Mézclela con el puré de patata. Añada sal y pimienta.

3. Llene una olla grande de agua y llévela a ebullición, después añada 2 ó 3 dientes de ajo machacados. Cueza los varéniki, sáquelos del agua y colóquelos en un plato grande. Añada algo de mantequilla.

4. Corte la otra cebolla en aros finos o medios aros. Fría los aros de cebolla y colóquelos sobre los varéniki cocidos.

5. Sírvalos con eneldo y perejil fresco. 

Relleno de queso cottage

· 300 g de queso cottage

· 1 huevo

· 1 manojo de eneldo fresco

· 1 manojo de perejil fresco

· sal

· mantequilla

· nata agria (smetana)

Preparación

1.Mezcle el queso cottage, el huevo, la sal, el perejil y el eneldo picados.

2. Haga los varéniki y cuézalos. 

3. Sírvalos con mantequilla, nata agria y eneldo. 

Relleno de cereza

· 350-400 g de cerezas deshuesadas (frescas o enlatadas)

· azúcar

· nata agria

1. Ponga un par de cerezas en el centro de los círculos cortados a la masa. Añada un poco de azúcar si las cerezas están demasiado agrias y un poco de harina para absorber el exceso de líquido. Cierre los varéniki y cuézalos.

2. Sírvalos con nata agria y azúcar.

3. ¡Disfrútelos!

Tags