Aunque combatió en la Segunda Guerra Mundial, el enorme T-35 sigue siendo así de imponente (Vídeo)

Con cinco torretas, tres cañones y seis ametralladoras operadas por una docena de hombres, este monstruo de la época de Stalin tenía más de tres metros de altura. Por suerte para los amantes de los blindados, hay todavía algún ejemplar en funcionamiento.

Uno de los últimos ejemplares que queda se conserva en el Museo de Tanques de Kúbinka, a las afueras de Moscú, donde es una de las piezas estrella de la exposición, que recuerda a los visitantes algunos los proyectos más importantes de diseño del siglo pasado, cuando los tanques aprendieron a ser tanques.

Si quieres saber más sobre este gigantesco tanque, pincha aquí.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies