Así de temible será el vehículo de combate de infantería BMP-3 actualizado

Vehículo BPM-3 con el módulo de combate AU-220M de 57 mm.

Uralvagonzavod
El blindado soviético se convertirá en un monstruo equipado con un arma capaz de penetrar el blindaje de cualquier vehículo blindado de transporte de tropas.

Una comisión del Ministerio de Defensa de la Federación de Rusia está considerando diferentes variantes para mejorar y “robotizar” el vehículo de combate de infantería BMP-3 soviético. La actualización más prometedora es la que incorpora al vehículo el módulo de combate AU-220M de 57 mm, que es no tripulado.

¿Qué tipo de vehículo es y para qué se necesita?

El BMP-3 es un vehículo blindado móvil utilizado para el transporte de personal de infantería al frente, así como para romper las defensas del enemigo. El nuevo vehículo mejorado y su módulo de combate representan una especie de “aparato a medio camino” entre un vehículo blindado de transporte de tropas con ruedas y un pesado y lento tanque que se desplaza con orugas.

Según una fuente de Russia Beyond en el complejo militar-industrial, el BMP-3 está siendo transformado en una “torreta de cañón sobre ruedas” automática que contará con un módulo no tripulado, lo que lo convertiría en uno de los vehículos clave de primera línea de frente.

¿Cómo será el BMP-3 actualizado?

“Los fabricantes de armas están llevando a cabo pruebas de funcionamiento de un cañón de 57 mm así como de proyectiles. Por ejemplo, el módulo de combate AU-220M proporciona al vehículo una velocidad de disparo de hasta 80 proyectiles por minuto, con un alcance de hasta 12 km”, afirmó la fuente de Russia Beyond.

En la actualidad, el Ejército ruso está “realizando experimentos de calibre” con los vehículos de combate de infantería y con los transportes blindados de personal de blindaje ligero. En el pasado, todos los vehículos de este tipo estaban equipados con cañones de 30 mm o 100 mm. En el caso de los primeros, carecían de potencia de fuego suficiente y eran incapaces de penetrar en determinados sistemas blindados modernos. En el caso de los segundos, la potencia de fuego era excesiva y afectaba a la velocidad y precisión del fuego y a otros indicadores de rendimiento.

El nuevo calibre del cañón mejorará significativamente los efectos destructivos de los proyectiles y abrirá oportunidades para diseñar tipos de munición completamente nuevos. Así que el BMP-3 actualizado estará equipado con proyectiles con detonadores que operan a distancia, proyectiles guiados y otro tipo de munición.

“Por ejemplo, el vehículo puede disparar contra un objetivo diez proyectiles equipados con espoletas remotas y detonar todas las cargas simultáneamente cuando recibe la orden. También contará con serie de municiones guiadas, con una trayectoria de vuelo hacia el objetivo que puede ajustarse”, añadió.

Además, el módulo de combate del BMP-3 será automático y no tendrá tripulación. Esto significa que durante el combate la tripulación estará dentro de la parte más blindada del vehículo, disparando a los objetivos a través de las pantallas de los ordenadores de a bordo. Al mismo tiempo, la tripulación seleccionará qué tipo de munición utilizar a través de un panel de control. Es decir, responderá a la cambiante situación en el campo de batalla.

“La guinda del pastel es que será posible montar el módulo de combate en las plataformas Kurgánets y en los vehículos de combate de infantería y de transporte blindado de personal Bumerang. El arma también puede ser incorporada en el armamento de los helicópteros de combate, de los aviones y de los buques de guerra, sustituyendo al antiguo cañón de 30 mm. Todo esto es realista”, añadió la fuente de Russia Beyond.

Potencialmente, cada modelo BMP-3 de la era soviética podría actualizarse de acuerdo con el ejemplo mostrado en el vídeo. Por lo tanto, se trata de miles de vehículos en Rusia y de Ejércitos en el extranjero a los que Rusia ha suministrado armas.

Así, el “nuevo” BMP-3 será capaz de disparar desde su posición estacionaria, en movimiento e incluso cuando está flotando. Al mismo tiempo, las condiciones meteorológicas y la hora del día no influyen en absoluto en el vehículo: la lluvia, la nieve, el granizo o el sol abrasador no son un problema para él. Y la posibilidad de controlar a distancia el módulo de combate, mediante un joystick y un monitor de ordenador, convierte al monstruo soviético en un sistema robótico completo, capaz de realizar toda una serie de tareas de combate sin la participación de la tripulación.

Aquí puedes leer sobre los carros de combate BMP-3 de la infantería de Venezuela.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies