¿Ayudó Estados Unidos a modernizar el mejor tanque soviético de la Segunda Guerra Mundial?

Getty Images
El famoso T-34 soviético realizó pruebas en el campo de tiro americano de Aberdeen en 1942, lo que creó el mito existente sobre el supuesto destacado papel de los estadounidenses en la modernización del famoso tanque soviético.

En la primavera de 1942, un tanque T-34 fue enviado al centro de pruebas de Aberdeen (Maryland, EE UU) para que especialistas estadounidenses lo analizasen. Los norteamericanos querían saber qué características positivas del tanque soviético podían utilizar en la construcción de sus propios tanques. Al mismo tiempo, un grupo de ingenieros soviéticos, presentes en el campo de tiro, esperaban ansiosos el escuchar las críticas de sus aliados, ya que podrían serles útiles.

El mejor tanque mediano de los primeros años de la Segunda Guerra Mundial, el T-34, recibió el aprobado general de los americanos. Sin embargo, las taras identificadas por los especialistas estadounidenses fueron de poca utilidad para los ingenieros soviéticos. Estos ya los conocían bien y ya venían tratando de subsanar las desventajas de su mejor tanque.

¿Qué es lo que alabaron?

El cañón principal del T-34 (el F-34 de 76 mm) fue elogiado por los americanos por su fiabilidad y maniobrabilidad, pero criticado por su velocidad de boca.

A los especialistas estadounidenses les gustó la forma del tanque, y también elogiaron la extraordinaria capacidad del T-34 para superar terrenos inclinados.

Les gustaron las orugas de acero del T-34, y decidieron considerar la misma opción para sus propios tanques. En aquel momento, sus M3 Lee y M4 Sherman usaban orugas con superficie de goma.

El motor diésel del T-34 se caracterizaba por ser ligero y excelente. El blindado demostró a los estadounidenses la efectividad del uso de tales motores en tanques. Desafortunadamente para Estados Unidos, todos los motores diésel eran usados por la Marina, y por lo tanto el Ejército carecía de la capacidad de usar tanques con estos tipos de motor.

El elogio más grande fue dado a los visores de las armas. Se les calificó como “los mejores del mundo” y se admitió que no había nada parecido en Estados Unidos.

¿Qué criticaron?

Sin embargo, los estadounidenses no se limitaron a hacer comentarios positivos y presentaron una larga lista de valoraciones negativas.

Se sorprendieron al descubrir que el T-34 utilizaba una anticuada caja de cambios de 4 velocidades, que ellos mismos habían abandonado casi 20 años antes. Sin embargo, no sabían que se trabajaba en aquellos momentos en el desarrollo de una nueva caja de cambios de 5 velocidades para el T-34. Las primeras pruebas de los tanques T-34 con nuevas cajas de cambios se realizaron en el verano y otoño de 1942, aunque su producción en serie no comenzó hasta 1943.

El filtro de aire Pomon también fue criticado por los especialistas americanos, que no sabían que el nuevo filtro Ciclone mejorado, mucho más efectivo para el funcionamiento del motor, estaba al llegar.

Los americanos eran muy escépticos sobre el pequeño tamaño de la torreta y no podían entender cómo podían caber dos tripulantes en su interior, especialmente cuando iban vestidos con abrigos de pieles durante el invierno. Los soviéticos conocían el problema, y el T-43 experimental, un posible sustituto del T-34, apareció en 1942 con una torreta mucho más grande y espaciosa. A pesar de que el proyecto T-43 fue cancelado, sus numerosas soluciones técnicas se aprovecharon en el T-34-85, cuya torreta podía albergar incluso a tres tripulantes.

A pesar de los grandes elogios a su diseño, su estanqueidad se consideró muy baja. Durante los cruces de ríos, y en medio de fuertes lluvias, una gran cantidad de agua se filtraba hacia el interior. Se sugirió cambiar el método de producción de placas de blindaje para disminuir el peso del tanque en un 10%. Sin embargo, nuevas pruebas no confirmaron estos cálculos. 

Las críticas estadounidenses al T-34, justificadas en su mayoría, no eran nada nuevo para los soviéticos. Los diseñadores de tanques ya habían comenzado a trabajar en una modernización del mejor tanque mediano de los primeros años de la Segunda Guerra Mundial.

Finalmente, los esfuerzos soviéticos llevaron a la creación del tanque T-34-85, que se convirtió en el tanque más importante del país en la etapa final de la guerra, que sirvió con orgullo y eficacia al Ejército soviético incluso durante décadas después de la victoria de 1945.

Pincha aquí para leer sobre tres grandes (y desconocidas) hazañas del T-34 y sus tripulantes. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies