Este museo de Moscú ofrece un impresionante viaje por la historia de los tanques de Rusia

Vitali V. Kuzmín
La colección principal del Museo de Vehículos y Equipos Blindados está compuesta por armas de las guerras mundiales, pero también hay exhibiciones sobre tecnología y equipos de posguerra fabricados por diferentes países.

En agosto de 1938, se creó un museo de vehículos y equipos blindados. Originalmente era una institución cerrada que sólo admitía a oficiales y soldados del Ejército Rojo. Esto se debía a que albergaba un gran número de máquinas experimentales, algunas de las cuales fueron secretos de Estado hasta finales de los años ochenta.

Tras la disolución de la Unión Soviética, el museo pasó a ser accesible a todos los visitantes, tanto rusos como extranjeros. La colección principal del museo consiste en armas de la Primera y Segunda Guerras Mundiales, pero también hay exhibiciones de tecnología y equipos de posguerra fabricados por diferentes naciones. La colección del museo incluye más de 300 especímenes de 14 países, 60 de los cuales son los únicos ejemplos existentes de su tipo. Debido a que sus exposiciones son únicas, este museo es considerado uno de los mayores museos de tanques del mundo.

Visitando el museo

En el lado derecho de la entrada principal, bajo el cielo abierto, hay varios tanques de la Segunda Guerra Mundial. Son el blindado inglés de infantería MARK III Valentine y el tanque ligero americano M5AI Stuart, que fueron suministrados a la URSS a través de un préstamo. También hay varias modificaciones del T-34 con el cañón autopropulsado SU-152, estas máquinas fueron probadas durante la lucha contra los tanques pesados alemanes Tiger y Panther.

A continuación, sigue caminando hasta el pabellón de Vehículos Blindados. Entre los muchos objetos expuestos, se puede ver un BTR-90, actualmente utilizado por el Ejército ruso, así como un BA-27M de 1931, basado en el Ford-Timken; un PB-4, también basado en el Ford-Timken; y una variante experimental del BA-21 de 1939, basado en el GAZ-21 soviético (1936), que nunca entró en producción.

El siguiente pabellón se llama “Tanques Ligeros del Ejército Soviético y Equipo de las Tropas Aerotransportadas”. Aquí vale la pena prestar atención al primer tanque ligero soviético, el MS-1, de 1927. Para 1931, se habían construido más de 900 de estos blindados. Desempeñaron un papel digno en algunas batallas en el Lejano Oriente a finales de los años treinta.

A continuación, sigue hacia los Tanques Medianos y los Tanques Pesados del pabellón de los Ejércitos soviético y ruso. Estos acorazados terrestre incluyen el legendario T-34 de la Segunda Guerra Mundial y el T-80, que forma parte del arsenal estatal del moderno Ejército ruso. Aquí también podrás ver prototipos de equipos militares secretos de la Unión Soviética. Por ejemplo, hay un tanque-cohete experimental Obyekt 288 con motores de turbina de gas.

También vale la pena pasar un rato entre los tanques pesados del pabellón del Ejército soviético. Los principales atractivos de este pabellón son dos cañones autopropulsados SU-14 y SU-100-Y. Eran prototipos al inicio de la Segunda Guerra Mundial, pero participaron en los combates durante la defensa de Moscú. Posteriormente, se convirtieron en pieza de exposición en el museo. Debido a su tamaño y a la dificultad de transporte, estas máquinas fueron puestas fuera de servicio. Dos cañones SU-14, sin embargo, fueron liberados para su exhibición pública. Uno sobrevive hasta el día de hoy, mientras que el otro fue convertido en chatarra en los años 60. Sólo un SU-100-Y fue fabricado, y puede ser visto en el museo hoy en día.

Después de tomar un bocadillo en la cafetería, vete al pabellón de Equipos de Europa y Japón. Cerca del pabellón se encuentra un vehículo blindado de la Segunda Guerra Mundial que participó en la defensa de Leningrado (actualmente San Petersburgo). En el pabellón se pueden ver colecciones de vehículos blindados japoneses de la Segunda Guerra Mundial.

Otros países están también representados, principalmente por especímenes posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Incluso hay una muestra de vehículos provenientes de China. Una exposición particularmente interesante presenta tanques blindados franceses. En la entrada se encuentra el primer tanque ligero, el FT-17, creado por Renault en 1917. Una característica interesante son sus ruedas de madera. También fue el blindado más fabricado a comienzos del siglo XX. De 1917 a 1918, Renault produjo 3177 tanques. Tras el final de la Primera Guerra Mundial, el tanque se fabricó bajo licencia en Estados Unidos, Italia, la Unión Soviética y Finlandia. El FT-17 estuvo en servicio en ejércitos de diferentes países hasta principios de la década de 1940.

Un pabellón separado muestra los vehículos blindados alemanes de la Segunda Guerra Mundial. Se trata de la mayor colección de equipos y tecnología militar alemana de la época. Aquí es posible ver el único espécimen del tanque superpesado Maus (Porsche-205). El desarrollo del Maus fue dirigido por el propio Ferdinand Porsche. Se crearon dos prototipos, siendo ambos utilizados en la lucha contra el Ejército soviético en 1945. Durante los combates, los comandantes alemanes decidieron volar ambos tanques para no dejarlos caer en manos de los rusos. Pero el Ejército soviético logró obtener un tanque dañado que fue considerado como un trofeo para sus tropas. Fue restaurado y trasladado al museo.

Horario del museo

El museo está abierto de martes a viernes de 9h a 18h (la taquilla cierra a las 17h). Los sábados y domingos el museo abre de 10h a 19h (la taquilla cierra a las 18h).

Precio

Una entrada cuesta alrededor de 18 dólares. El cargo por realización de fotografía y video también es de unos 18 dólares. La taquilla del museo acepta Visa y MasterCard.

Web del museo (en ruso)

mbtvt.ru

Cómo llegar

El museo se encuentra en el pueblo de Kúbinka-1, en la región de Moscú. Si viajas en coche hasta el museo, conduce por la autopista de Minsk antes de girar a Kúbinka (64 km). También es posible viajar en tren desde la estación de ferrocarril de Belorusski a la estación de Kúbinka, y luego en el miniautobús№ 59 (un viaje de ida cuesta aproximadamente 7 dólares).

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies