7 consejos para enseñar a tu hijo a hablar ruso

Legion Media
Aprender un nuevo idioma no es como beberse un vaso de agua, así que es importante pensar fuera de la caja y enseñarlo de forma divertida, especialmente cuando se trata de niños.

Tanto si eres un ruso que vive en el extranjero como si eres un padre extranjero que quiere criar a un minipolíglota, hay muchas maneras en las que las familias de todo el mundo enseñan a sus hijos más de un idioma, incluso uno difícil como el ruso.

La clave del éxito es hacer que el proceso de aprendizaje sea entretenido y emocionante, a la vez que se integra el ruso en la vida diaria y se utilizan tantos métodos como sea posible.

1. Habla ruso

Si tú mismo hablas ruso y tu hijo es menor de seis años y aún está aprendiendo a hablar, es posible criarlo como bilingüe porque los niños absorben la información fácilmente: sus cerebros son como esponjas. Incluso hay una regla especial para estas familias: “Un padre, un idioma”, lo que básicamente sugiere que uno de los padres siempre hable su lengua materna.

Incluso si tu hijo es mayor o si criarlo como bilingüe no está entre tus planes, no hay nada más efectivo que un ejercicio diario de conversación para ayudar a un niño (o a un adulto) a dominar el idioma.

2. Contrata a una niñera rusa

Otra forma es contratar a un tutor o a una niñera para que esté con tu hijo las 24 horas del día, para asegurarse de que el pequeño conversa en ruso tanto como sea posible.

También, un niño puede ir a una guardería de habla rusa o simplemente pasar el tiempo con familias de habla rusa de vez en cuando.

3. Prueba con los cursos en DVDs y en Internet

Hay muchos cursos de idiomas en Internet, así como DVDs para niños de todas las edades. Un programa con toda la gramática y el vocabulario necesarios se asegurará de que tu hijo reciba una buena base para el aprendizaje posterior. Little Pim, por ejemplo, ofrece un programa para niños de seis años, ayudándoles a aprender palabras y frases de una manera divertida gracias a un oso panda de dibujos animados.

4. Combinar el aprendizaje con juegos y actividades

¿A tu hijo le encanta colorear libros, hacer cosas o cocinar? Propón formas de integrar el aprendizaje del idioma en estas actividades. Puedes conseguir libros especiales para colorear con letras y palabras rusas. ¿Por qué no le enseñas a tu hijo cómo es su nombre en alfabeto ruso mientras construye LEGO?

O incluso hornear panqueques en forma de cartas rusas, como Natalia, autora del blog Russian Step by Step for Children (El ruso, paso a paso, para niños). Ella hace panqueques con su hija una vez a la semana y repasa la receta en ruso, practicando ortografía y lectura una vez que los panqueques están listos.

Hazlo de manera emocionante y tu hijo se mantendrá motivado.

5. Ver dibujos animados rusos

Desde clásicos soviéticos hasta películas de animación modernas, hay muchos personajes rusos como Cheburashka, el Cocodrilo Gena y el oso Winnie que pueden ayudar a tu hijo a aprender el idioma y divertirse. Los dibujos animados son menos intimidantes que otras formas de medios de comunicación y pueden adaptarse a cualquier nivel de estudiante de idiomas. Pueden mantener a tu hijo entretenido por un tiempo y ayudar con la gramática conversacional. Y afrontémoslo, todos los padres necesitan descansar de vez en cuando: deja que la televisión te ayude un poco.

6. Leer libros, poemas y cantar canciones

Leer, escuchar y cantar son buenas maneras de aprender un idioma. Los poemas de Kornéi Chukovski (con el caníbal Barmaléi y el bondadoso Doctor Aibolit), cuentos de hadas rusos sobre poderosos bogatirí y hermosas princesas, así como canciones rusas, pueden ayudar a los niños a memorizar palabras y frases, actuando como un incentivo para continuar aprendiendo el idioma.

Keith Gessen, un escritor del New Yorker, contó que su hijo tarareó una canción rusa durante días, cantando para sí mismo mientras jugaba con Lego. Unos días después, su hijo dijo su primera frase en ruso.

7. Visita Rusia

Hecho todo lo anterior ya estás listo para sumergir verdaderamente a tu amado hijo en la lengua y la cultura rusa. Sólo queda una cosa por hacer: ir a Rusia. ¿Qué tal unas vacaciones en familia, o enviar a tu hijo a un campamento de verano?

Pincha aquí para conocer algunos métodos para aprender ruso gratis en Internet.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies