7 razones por las que nunca deberías aprender ruso

Natalia Nósova
Advertencia: no estudies ruso a menos que estés 100% seguro. ¡Podría dar a tu vida un giro de 180 grados!

1. El mundo de la literatura rusa te atrapará

Al principio, leer los trabajos de los grandes maestros rusos puede parecerte una buena idea, pero (un libro tras otro) te verás inmerso en los clásicos rusos. Estarás atrapado y sin salida por Tolstói y Dostoievski, y al poco tiempo te harás sus mismas preguntas sobre la muerte y la vida. Acabarás aburriendo a tu familia con estas cuestiones. ¡Escapar de este abismo será imposible!

2. Encontrar sinónimos para tu vocabulario ruso será una pesadilla

Tratar de entender palabras como smekalka y jaliava te puede arrastrar a la locura, dado que simplemente no tienen traducciones exactas en otros idiomas. Esto será suficiente para revolver tu cerebro en la búsqueda desesperada de una alternativa inexistente.

3. Las ofertas de trabajo de habla rusa colapsarán tu correo

Viajes de negocios a Rusia, negociaciones, retiros a banias junto a socios rusos en pleno y nevado inviernos, llamadas telefónicas a proveedores de regiones distantes de Rusia, ¡no es un reto nada simple para un extranjero! Pero ahora que hablas ruso, los cazatalentos no tienen más que confiar en ti para alcanzar el prometedor y emergente mercado de Rusia. Tendrás que asumir una gran responsabilidad a cambio de un salario mensual más que decente y con perspectivas de ascender en tu nueva carrera: ¿quién más si no tú?

4. Rusia se convertirá en tu principal destino de viaje

Cuando ir al mismo país en vacaciones antes te parecía algo aburrido, ahora te lo pasarás en grande, ya que después de aprender ruso podrás recorrer el país más grande del mundo. Y es muy probable que un viaje no sea suficiente: primero Moscú y San Petersburgo, luego el Baikal, Vladivostok, Kamchatka… Parecerá que, cada vez que vas a Rusia, estás visitando un país distinto. ¡Abundan las oportunidades y los lugares por conocer!

5. Acabarás sacando de sus casillas a tus amigos en redes sociales

Bromas, memes y enlaces a historias sobre el misterio del alma rusa probablemente se conviertan en una característica constante de tu muro de Facebook. Solo tus compañeros de aprendizaje de ruso o tus amigos residentes en la Federación disfrutarán de estas publicaciones.

6. La comida rusa será tu favorita

Los viajes ocasionales a Rusia y tu asistencia a veladas festivas en hogares rusos harán que, poco a poco, cosas como los encurtidos, el caviar, los blinis y la sopa borsch acaben por aparecer regularmente en tu propia mesa. Los restaurantes rusos de tu ciudad se convertirán en escenario habitual de tus comidas, y es probable que incluso aprendas algunas recetas para impresionar a tu familia y amigos (que de otra manera no se atreverían a probar la cocina del país eslavo).

7. Te hará reconsiderar todo lo que sabías sobre el mundo

Una cosa es segura, aprender ruso pondrá patas arriba tu mundo y cambiará totalmente la forma en que lo veías. Además de ayudarte a entender por qué decidiste estudiar ruso y te gusta Putin, también comenzarás a comprender a los rusos y a ser más conscientes de la variedad de culturas que existen en el mundo. ¡No es una buena receta para una vida tranquila y placentera en casa!

¿Todavía estás ansioso por cambiar tu vida con el ruso, a pesar de todo lo anterior? Eche un vistazo a nuestra guía 5 formas de aprender ruso de manera fácil.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies