Todo lo que hay que saber sobre las sanciones rusas

29 de diciembre de 2015 Alexéi Lossan, RBTH
Por qué Rusia limita la importación y no la exportación y cómo logran los países eludir las sanciones impuestas por Rusia.
Russian Sanctions
Los tomates confiscados en la frontera entre Rusia y Belarús son destruidos en el relleno sanitario cerca de Gúsino, región de Smolensk. Fuente: Ria Novosti/Víktor Tolochko

Durante los últimos dos años el gobierno ruso ha introducido sanciones contra varios países, entre ellos EE UU, los estados miembro de la UE, Australia y Turquía. En cada caso, la decisión de Rusia ha sido la respuesta a una determinada acción anterior.

¿Contra quién ha impuesto sanciones Rusia?

En agosto de 2014 Rusia introdujo sanciones por primera vez en la historia contemporánea. Esta decisión era la respuesta a las medidas antirrusas que emprendieron varios países debido a la postura de Rusia respecto a la cuestión ucraniana.

A una serie de empresarios considerados cercanos al presidente Vladímir Putin y a varios políticos se les prohibió la entrada en territorio de la UE y EE UU, y sus activos en estos países se congelaron.

Como medida de respuesta, el gobierno ruso prohibió la importación de alimentos desde estos países. Esto contribuyó a un crecimiento de la participación de los productores agrícolas rusos en el mercado, ya que antes de la prohibición el porcentaje de productos de importación en las ventas al por menor ascendía a un 40 %.

Más tarde, las autoridades rusas emprendieron acciones similares contra otros países. En particular, a finales de noviembre de 2015, tras el derribo del Su-24 por parte de las Fuerzas Aéreas turcas, Rusia introdujo sanciones contra Turquía prohibiendo la importación desde este país de prácticamente todos los productos alimentarios excepto el pescado, los frutos secos y la leche.

Ucrania podría ser el siguiente país en caer bajo las sanciones rusas. Según ha declarado el gobierno de Rusia, la importación de alimentos desde Ucrania podría prohibirse a partir del 1 de enero si este país firma el acuerdo de asociación económica con la UERusia asegura que, en las nuevas condiciones, los productos de los países europeos cuya importación está prohibida podrían acabar entrando en Rusia a través de Ucrania.

¿Por qué Rusia limita la importación?

Según aclaran los expertos, el gobierno ruso limita la importación porque durante los últimos años el país está comenzando a exportar más de lo que importa.

En este aspecto, una gran parte de la exportación desde Rusia procede del petróleo y del gas. Por ejemplo, se estima que a finales de 2015 el intercambio comercial entre Rusia y Turquía alcanzará el nivel de los 23.000-25.000 millones de dólares, de los cuales la mayor parte la ocupa la exportación desde Rusia: unos 20.000 millones de dólares. La importación asciende apenas a los 4.000-5.000 millones de dólares.

“Las sanciones rusas afectan exclusivamente a la importación y de este modo favorecen a corto plazo al equilibrio comercial y monetario del país”, comenta el analista financiero de Finam Timur Nigmatullin. Según el experto, el saldo de este equilibrio comercial influye directamente en el PIB.

La elección de las sanciones también está relacionada con la estructura del comercio exterior de Rusia, asegura Nigmatullin. El país no exporta ningún producto único con un gran valor añadido del que otros países dependan en gran medida. Por ejemplo, las sanciones de la UE y EE UU contra Rusia en 2014 afectaban principalmente a la exportación de tecnologías y a los servicios financieros.

¿Qué pueden provocar las contrasanciones rusas?

Por un lado, una consecuencia de la prohibición de la importación de alimentos ha sido el aumento de la producción agrícola local; por otro lado, los precios de los alimentos han subido (en ello ha influido también la caída del tipo de cambio del rublo respecto a las divisas de reserva). Según el Servicio Federal Aduanero, en 2014 la importación de productos de origen animal a Rusia cayó en un 42 %, la de los productos lácteos en un 33 % y la de carne y productos cárnicos en un 32 %.

En 2014, según la agencia estadística de Rusia, Rosstat, los precios de los productos alimentarios en Rusia subieron en un 16,7 %. En esta situación, la Fiscalía General llevó a cabo una investigación de las causas de esta subida de los precios de los alimentos en las mayores cadenas de supermercados y acusó a algunas de ellas de manipular el mercado. Como resultado, únicamente en Moscú se abrieron 418 casos administrativos. Como respuesta, las cadenas de supermercados llegaron a acusar al gobierno de congelar temporalmente los precios de un 20 % de productos de primera necesidad.

¿Cómo eluden las sanciones ambas partes?

El gobierno ruso ha acusado en repetidas ocasiones a los importadores de alimentos de la UE de eludir las sanciones. Según el Servicio Federal Aduanero (el departamento oficial que regula la importación y la exportación en el país) durante el primer semestre de 2015 sus divisiones, junto a otros departamentos, se han incautado de 552 toneladas de productos afectados por las sanciones.

En total, en los meses que llevamos de 2015 los órganos de control han registrado entre 700 y 800 infracciones del embargo alimentario, según señala el vice primer ministro Arkadi Dvorkóvich.

El gobierno ruso ha requisado en las tiendas 44,8 toneladas de productos importados ilegalmente. A partir del 6 de agosto de 2015 las autoridades decidieron destruir los productos afectados por el embargo ruso que se confiscan en las fronteras.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pinche en  y reciba cada viernes el material más interesante.

+
Síguenos en nuestra página de Facebook