‘Valentín’, el tanque británico que Winston Churchill mandó a la URSS para combatir a los nazis

Dominio público

Los aliados occidentales enviaron grandes cantidades de diferentes equipos militares a la Unión Soviética, incluido el tanque ‘Valentine’ de Gran Bretaña, que fue usado desde la batalla de Moscú (por desgracia, siempre en situaciones poco románticas) hasta el final de la guerra.

Se han propuesto varias explicaciones para que el blindado británico que hoy nos ocupa recibiese el tan poco marcial nombre de “Valentín”. Según la más popular, el diseño fue presentado a la Oficina de Guerra el día de San Valentín, 14 de febrero de 1940, aunque algunas fuentes como el completísimo texto sobre este blindado escrito por el especialista M. Bariatinski (se puede consultar, en ruso en la webLitmir) afirman que el diseño fue presentado el día de San Valentín de 1938 o el 10 de febrero de 1938. Otra versiones afirman Valentine es un acrónimo de la empresa fabicante Vickers-Armstrong Ltd Elswick & (Newcastle-upon) Tyne. La explicación “más prosaica” según David Fletcher, autor de Swimming Shermans: Sherman DD Amphibious Tank of World War fue una palabra clave empleada por Vickers sin ningún otro significado.

Tanque británico Valentine Mk I, mostrando unas orugas estrechas de Irlanda del Norte. 1941

Se produjeron más de 8.000 del tipo en once versiones distintas, además de diversas variantes especializadas, lo que representa aproximadamente una cuarta parte de la producción de tanques británicos en tiempo de guerra. Sus numerosas versiones incluían algunas construidas de firma remachada y soldada, motores de gasolina y diesel y un incremento progresivo en ellas de armamento. Fue suministrado en gran número a la URSS y construida bajo licencia en Canadá, demostró ser un blindado fuerte y fiable.

Tanques Valentine en la línea de montaje en la fábrica de tanques de Elswick Works, Newcastle upon Tyne, 28 de septiembre de 1942.

El envío de estos blindados a la Unión Soviética fue usado por la propaganda británica, como se puede ver en este video de la agencia de noticias Pathé.

Valentín en el país de los soviets

Los primeros Valentine aparecieron en el frente soviético-alemán a finales de noviembre de 1941. En el 5.º Ejército, que protegía la zona en dirección Mozhaisk, la primera unidad en recibirlos se formó el 1 de diciembre de 1941 e incluía diez T-34, diez T-60, nueve Valentine y tres Matildas, también británicos. Este batallón había, según M. Bariatinski, recibido los tanques británicos en Gorki el 10 de noviembre de 1941, por lo que el entrenamiento de sus tripulaciones se realizó, básicamente, en el en el frente.

Tanques Valentine de 28 toneladas con destino a la Unión Soviética cargados en vagones de plataforma del C.P.R. (Ferrocarril del Pacífico Canadiense)

En diciembre participaron en una contraofensiva cerca de Moscú, en la que ya se apreció que su armamento era insuficiente, por lo que se tomó la decisión de equipar estos blindados con sistemas de artillería nacionales. Esto se llevó a cabo de manera en la Planta No. 92 de Gorki. La máquina, que recibió el indicativo de fábrica ZIS-95, estaba equipada con un cañón de 45 mm y una ametralladora DT. A fines de diciembre de 1941, el tanque fue enviado a Moscú, pero la cosa no pasó más allá del mero prototipo.

Un gran número de unidades del Valentine participaron en las batallas por el Cáucaso. En 1942-1943, las unidades de tanques de los frentes del norte del Cáucaso y Transcaucasia estaban equipadas con equipos importados en casi un 70%. Esto se debió a la proximidad del llamado “corredor iraní”, es decir, una de las rutas para el suministro de mercancías a la URSS, que pasaba por Irán. Entre las tropas del Frente del Cáucaso Norte, destacó la 5a Brigada de Tanques de la Guardia. Entre sus tanques, desde mediados de 1942 hasta septiembre de 1943 destacaban cinco tipos de vehículos: el Valentine, el M3 ligero, el M3 medio, el Sherman y el Mk VII Tetrarch. ¡Y eso sin contar la tecnología doméstica!

La brigada comenzó a luchar en el Cáucaso Norte el 26 de septiembre de 1942 en la dirección de Grozni en el área de Malgobek-Ozernaia. En aquel momento, la brigada tenía 40 Valentines, tres T-34 y un BT-7. El 29 de septiembre como se cuenta en el libro Tanki lend-liza v boina (Los tanques del ‘lend and lease’ en acción), los blindados atacaron a las tropas alemanas en el valle de Aljanch-urt. En esta batalla, la tripulación del Capitán Shepelkov en su Valentine destruyó cinco tanques enemigos, un cañón autopropulsado, un camión y eliminó a 25 soldados enemigos. En total, en pocos días de combates en esta zona, la 5.a Brigada de Tanques de la Guardia acabó con 38 tanques alemanes, un cañón autopropulsado, 24 cañones, seis morteros, y hasta 1.800 soldados enemigos.

Tanques alemanes avanzan en el Cáucaso.1942

Dado que la mayoría de las brigadas armadas con equipos importados se distinguían por una composición mixta, la solución más correcta se encontró en 1942: utilizar tanques nacionales y extranjeros de manera integral, para que se complementase entre sí en términos de sus cualidades de combate. En el primer escalón estaban los tanques KV y Matilda CS, dotados con un obús de 76 mm, en el segundo el T-34, y en el tercero, los Valentine y el T-70. Esta táctica a menudo dio resultados positivos.

La 5ª Brigada de Tanques de la Guardia operó de manera similar durante las exitosas batallas para romper la línea de defensa germana conocida como “Línea Azul”.

Otro ejemplo del uso de estos tanques británicos fue la batalla del 139 ° regimiento de tanques del 5 ° ejército para la captura de la aldea de Devichie Pole en noviembre de 1943. El regimiento contaba con 20 tanques T-34 y 18 Valentine. El 20 de noviembre de 1943, en cooperación con el 56º regimiento de fusileros de la guardia, que estaba armado con KV y T-34 soviéticos, se llevó a cabo un ataque a altas velocidades en el que participaron un total de 30 vehículos de combate soviéticos.

Tanque Valentine Mk. IX del Ejército Rojo en una carretera de la RSS de ucraniana .Batalla del Dniéper, invierno de 1943

El enemigo no esperaba un ataque tan rápido y masivo y no pudo ofrecer una resistencia efectiva. Tras atravesar la primera línea de defensa enemiga, la infantería soviética descendió de los tanques y comenzó a tomar posiciones, preparándose para repeler un posible contraataque. Sin embargo, los alemanes no respondieron: el comando alemán estaba tan aturdido por las acciones de las tropas soviéticas que no pudieron organizar un contraataque en 24 horas. Durante este tiempo, los soldados rojos avanzaron 20 km en las profundidades de la defensa alemana y capturaron Maiden Pole, ¡perdiendo solo un KV, un T-34 y dos Valentine!

Finales de 1944. Tropas alemanas pasan junto a un Valentine destruido

En todos los frentes

Valentín viajó mucho en su defensa del territorio soviético. Participó en combates librados en partes más al sur del frente soviético-alemán y en las del norte. Además de en las unidades del Frente Transcaucasiano, estuvo en las del Frente Sur (desde el 20 de octubre de 1943) y tomaron parte activa en la ofensiva de Melitopol y luego en la liberación de Crimea. Se utilizaron en batallas en los frentes occidental y Kalinin hasta principios de 1944. Cabe señalar que en muchas unidades militares se modificaron los tanques británicos, principalmente con el objetivo de aumentar la capacidad de operar a a través de nieve y terreno pantanoso.

Hasta el final de la guerra, los Valentine siguieron siendo los principales tanques del cuerpo de caballería, donde eran especialmente apreciados por su maniobrabilidad. Lo más probable es que, por la misma razón, estuviesen en servicio con muchos batallones de motociclistas.

Soldados soviéticos son recibidos por los residentes de Bucarest (Rumania) cuando entran en la ciudad en estos vehículos blindados

Los tanques de las versiones Valentine IX y Valentine X, armados con cañones de 57 mm, junto con los Shermans, continuaron siendo solicitados por la Unión Soviética casi hasta el final de la guerra. En gran parte debido a esto, la producción en serie del Valentine, que ya no estaba en servicio en el ejército británico, continuó hasta abril de 1944.

Tanque de Infantería Mk III Valentine IX

Los soldados germanos siguieron recibiendo con angustia “tarjetas de San Valentín” hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. El 5º Ejército de Tanques de la Guardia del 3er Frente Bielorruso operaba 39 tanques Valentine todavía el 22 de junio de 1944, y los blindados Valentine IX del 1er cuerpo mecanizado del 2º Ejército de Tanques de la Guardia siguieron dando guerra durante la ofensiva Vístula-Oder en el invierno de 1945.

Los vehículos de combate de este tipo terminaron su vida guerrera en el Ejército Rojo en el Lejano Oriente en agosto de 1945. Por ejemplo, dentro de las filas del 2º Frente del Lejano Oriente, combatieron 41 Valentine III y IX, y el grupo de caballería mecanizada del Frente Trans-Baikal contó con 40 tanques Valentine IV.

Tanque Valentine II en el museo de tanques de Kubinka. 2017

LEE MÁS: Así fueron los tanques experimentales que la URSS creó en plena Segunda Guerra Mundial

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies