Estos fueron los más extraños (y revolucionarios) aviones creados por Borís Cheranovski (Fotos)

Borís Ivanovich Cheranovski fue un diseñador de aviones soviético avanzado a su tiempo, famoso por crear aviones con unas características alas parabólicas sin cola que fueron bautizadas como “Parábolas de Cheranovski”.

I. Cheranovski nació el 1 o el 13 de julio de 1896 en Pavlovichi, provincia de Volhinia, Rusia. De profesión era pintor y escultor, pero en 1920 se interesó por la aviación. De 1924 a 1927, movido por su pasión, estudió en la Academia de la Fuerza Aérea. A partir de 1922 se dedicó al diseño y la construcción de fuselajes y aviones con la configuración de alas volantes. Por sus servicios a la industria de la aviación, Cheranovski fue galardonado con la Orden de la Estrella Roja. Murió en Moscú el 17 de diciembre de 1960.

Cheranovski (izq) junto al diseñador de cohetes Sergué Koroliov (1931)
Borís Cheranovski

Estas fueron algunas de sus creaciones.

BICh-1

Con ayuda de su hermano, desde 1922 Cheranovski comenzó a construir un planeador sin cola ni empenaje vertical. La construcción eliminaba también el fuselaje, ubicando al piloto directamente en el ala de perfil grueso. La construcción terminaría en 1923 y el nuevo ejemplar, denominado BICh-1, participaría en las Primeras Competencias Nacionales de Vuelo a Vela, desarrolladas en la montaña Uzun-Sirt en Crimea.

BICh-2

El BiCh-2, en vuelo.

En año 1924 construyó un segundo planeador con forma de ala voladora que participó en las Segundas Competencias Nacionales de Vuelo a Vela. Este planeador, nombrado BICh-2, se comportó de manera excelente, demostrando un buen control y estabilidad, con lo que se convirtió en la primera ala voladora exitosa del mundo.

BICh-3

Después del relativo éxito de sus primeros planeadores sin cola, el BICh-1 y el BICh-2, Cheranovski creó el el BICh-3, otro avión de investigación sin cola diseñado y construido en la URSS en 1926. El tren de aterrizaje consistía en una monorrueda central con patines de ala.

BICh-7

I. Cheranovski diseñó un BICh-3 ampliado, a una escala aproximada de 1,5, con cabinas de mando abiertas en tándem, elevadores colgantes (al estilo Junkers) de línea central de una rueda, así como timones de ala con patines sin cola. Las pruebas de vuelo del aparato comenzaron en 1929, pero pronto se interrumpieron debido a sus pésimas características de pilotaje, que hacían que el BICh-7 fuera casi imposible de despegar de la pista. Las pruebas de vuelo con un modelo reconstruido (el BICh-7A) se reanudaron, en 1932, con un manejo mucho mejor.

BICh-11

Nacida en 1931, fue la primera aeronave con cohetes diseñada para este propósito en el mundo. Se planificó para ser impulsada con dos motores de cohetes Tsander OR-2 de combustible líquido; sin embargo, nunca voló con estos ya que no se había demostrado que fueran seguros para su uso en aviones tripulados. Sus pruebas de vuelo comenzaron a principios de 1932 como un planeador tirado con cuerta y tren de aterrizaje de esquí. Las pruebas de vuelo posteriores utilizaron un motor de pistón ABC Scorpion.

Los motores de empuje Tsander OR-2 de 50 kg debían montarse a ambos lados de la góndola central en pequeños carenados de ala, con grandes tanques de oxígeno líquido y gasolina montados delante de las cámaras de combustión de los motores. Los motores cohete se utilizaron con éxito en 1933, pero nunca se instalaron en la aeronave.

BICh-17

Aunque parezca el avión de Batman, era un caza experimental armado con cañones dinamo-reactivos (creados por L. V. Kurchevski) que se comenzó a construir en 1935, pero el prototipo, de madera, nunca fue acabado.

BICh-18

Ala voladora de configuración alar biplana, estaba movida con la fuerza muscular de su piloto, por lo que fue apodada Muskulolet. Se realizaron pruebas de vuelo en 1937, tanto en forma de planeador como propulsada, pero los resultados fueron decepcionantes.

BICh-21

Para competir en la carrera aérea Osoaviajim de todos los sindicatos de agosto de 1941, el diseñador que hoy nos ocupa construyó la aeronave más pequeña posible capaz alojar un motor Renault 6 MV-6. Las alas de gaviota invertidas permitieron que se instalara un tren de aterrizaje de rueda trasera más corto y retraído neumáticamente en la unión de las alas interiores y exteriores. La aeronave se terminó en 1940, pero las pruebas de vuelo no se realizaron hasta junio de 1941. El BICh-21 era un firme favorito para ganar la carrera aérea de todos los sindicatos, pero la URSS se vio sacudida por el inicio de la Operación Barbarroja, con lo que abandonó el desarrollo de este aparato.

BICh-22

El 17 de julio de 1949, durante una demostración aérea sobre Túshino, el gobierno soviético presentó un espectacular desfile aéreo, en el que observadores nacionales y extranjeros pudieron apreciar el desarrollo aeronáutico soviético. Entre los aviones mostrados en el desfile se encontraba un pequeño planeador en composición de ala voladora, el BICh-22. Pilotado por, I. A. Petrov, que realizó evoluciones de pilotaje de alta escuela frente al público allí reunido.

Pese a la buena impresión creada por la aparición del avión, A fines de 1949,en un accidente durante otro vuelo provocó la muerte de I. A. Petrov. Los trabajos de desarrollo de la serie de planeadores fueron cancelados.

BICh-26

Este proyecto de 1948 fue concebido para alcanzar velocidades de Mach 1,7 y presentaba alas deltas y tomas de aire bifurcadas. La cabina de pilotaje, de tipo burbuja, era similar a la de algunos cazas modernos. 

La concepción del morro del aparato permitía ubicar un radar con facilidad y las gruesas raíces alares presentaban la capacidad suficiente para instalar grandes tanques de combustible, así como la resistencia necesaria para una buena carga ofensiva. Se propuso un armamento compuesto por dos cañones de 23 mm y dos de 37 mm.

La planta motriz seleccionada fueron dos turborreactores AM-5 de 2000 kg de empuje.

A pesar de que el BICh-26 nunca fue construido, los rumores sobre su desarrollo, motivados por la aparición del planeador BICh-22 sobre Túshino en julio de 1949 se extendieron con rapidez por occidente y podrían haber servido para contener las pretenciones militaristas de la OTAN y sus aliados.

Nota: la información presentada ha sido obtenida de la Enciclopedia online de la aviación Ugolok Neba y Ecured.

LEE MÁS: Estos veteranos aviones soviéticos siguen volando 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies