La fuerza aérea en la que cazas soviéticos volaron codo con codo con alemanes y británicos (Fotos)

Captura de pantalla

La Fuerza Aérea Checoslovaca fue formada en octubre de 1918, dejando de existir el 31 de diciembre de 1992, cuando se dividió entre la Fuerza Aérea Checa y la Fuerza Aérea Eslovaca. Durante un breve periodo de tiempo operó al mismo tiempo aviones británicos, soviéticos y algunos heredados del III Reich.

Con el final de la Segunda Guerra Mundial, el estado centroeuropeo de Checoslovaquia pasó de ser un país a caballo entre ocupado por los nazis (la actual Chequia) y estado satélite del III Reich (la actual Eslovaquia) a formar parte de la esfera de influencia soviética. Esto dotó a la Fuerza Aérea Checoslovaca de una amalgama curiosa de aeroplanos que unió bajo los mismos colores a algunos antiguos enemigos en los cielos.

Alemanes

S-199

Construido en Checoslovaquia, con partes y planos sobrantes de la producción de aviones Me-109 de la Luftwaffe, el caza tenía numerosos problemas y era generalmente impopular entre sus pilotos. Los pilotos checoslovacos lo apodaron Mezek (“Mula”). Y es que llevaba el mismo motor usado por el famoso bombardero alemán Heinkel-111, lo que no le hacía el más grácil avión de combate. De los más de 500 ejemplares producidos, los primeros volaron en marzo de 1947, y la producción terminó en 1949. Los últimos ejemplares fueron retirados del servicio en Checoslovaquia (sirviendo en la Guardia Nacional) en 1957.

S-92

Copia del legendario Me-262 alemán, una de las “armas maravilla” de Hitler, el país centroeuropeo puso operativos los denominados S-92 y tres CS-92. Durante la guerra, los alemanes habían creado una serie de plantas de ensamblaje en Checoslovaquia para la producción de este caza revolucionario.

Los primeros cazas Avia S-92 fueron entregados a la fuerza aérea en 1947, aunque no se formó un escuadrón completo prácticamente 1950, Muy pronto, sin embargo, la Unión Soviética comenzó a proporcionar acceso a modernos aviones de combate y de entrenamiento propulsados por turborreactores, como el Mikoyan Gurevich MiG-15/MiG-15UTI, que superaba con creces los motores turborreactores de flujo axial de la Segunda Guerra Mundial. Para 1951 los aviones Avia S-92/CS-92 fueron relegados a instrucción en tierra en varias escuelas de todo el país.

Británicos

Supermarine Spitfire

En agosto de 1945, los cuatro escuadrones con pilotos checoslovacos de la RAF británica se trasladaron a Checoslovaquia y pasaron a formar parte de las fuerzas armadas checoslovacas.

Los Spitfires fueron los principales aviones de combate de Checoslovaquia hasta el golpe de estado de 1948, después del cual el Partido Comunista de Checoslovaquia purgó al personal de la fuerza aérea checoslovaca que había servido en escuadrones de la RAF.

Durante el verano de 1948, Checoslovaquia fue uno de los primeros países en reconocer el nuevo estado judío en Palestina y proporcionó Spitfires a Israel. Curiosamente, hizo lo mismo con el S-199, con lo que los dos enemigos mortales en la batalla de Inglaterra defendieron a la nación hebrea.

Soviéticos

La-7

Esquema de pintura del Lavochkin La-7 de los regimientos aéreos de caza 1º y 2º vuelo, de la 4a división aérea de la Fuerza Aérea Checoslovaca, 1947

A partir de 1945 la Fuerza Aérea Checoslovaca contó con 56 cazas Lavochkin La-7 de construcción soviética, que eran más rápidos y manejados mejor que los Bf 109 y S-199.

Yak-17

El Yakovlev Yak-17 (Código OTAN: Feather) fue el primer avión soviético a reacción realmente viable, además de ser el primero que entró en servicio operacional en la Fuerza Aérea Soviética. Los checoslovacos recibieron una unidad de pruebas, que recibió la denominación S100.

Yak-23

El Yakovlev Yak-23, que poseía una buena aceleración y buenas capacidades de despegue y ascenso, fue un avión ligero de reacción creado a partir de los modelos Yakovlev Yak-15 y Yakovlev Yak-17. 20 unidades llegaron al país centroeuropeo desde 1949, donde fueron denominados S-101.

MiG-15

En 1955 Checoslovaquia se convirtió en miembro fundador del Pacto de Varsovia. La Fuerza Aérea Checoslovaca fue entonces equipada con aviones soviéticos y siguió sus doctrinas y tácticas. Precisamente pilotando un MiG-15bis, el piloto Jaroslav Sramek derribó un F-84 Thunderjet que penetró en espacio aéreo checoslovaco, eyectándose su piloto salvo y salvo.

Los distintos modelos del MiG-15, por cierto, fueron fabricados en Checoslovaquia con licencia y bajo las denominaciones S-102 S-103 y CS-102.

MiG-19

El MiG-19 fue, después del F-100 estadounidense, el segundo caza supersónico del mundo. Checoslovaquia tuvo en servicio 183 MiG-19 S, MIG-19P, MIG-19PM y el S-105, construido bajo licencia.

MiG-21

Los primeros cazas MiG 21 que se operaron en suelo Checoslovaco fueron los Avia S-106, una versión del MiG-21F-13 producida bajo licencia en el país. Fueron construidos 194 S-106, de los cuales una cierta cantidad fue convertida a MiG-21FR. Los MiG-21PFM, incluyendo nueve con capacidad de ataque nuclear, fueron entregados entre 1966 y 1969, estando todos retirados para 1991. Entre 1969 y 1972 el país recibió de por URSS 25 MiG-21R, que serían retirados entre 1992 y 1994.

Aquí puedes ver un vídeo con aviones de la Fuerza Aérea Checoslovaca, de 1950 a 1992.

LEE MÁS: ¿Cómo de poderosa era la ‘OTAN soviética’? 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies