Cuba y la URSS enviaron en los años 70 estas armas a Guinea Bisáu para que luchase contra Portugal

Dominio público
Entre 1963 y 1974, se libró la Guerra de Independencia de Guinea-Bisáu, un conflicto armado por la lucha de liberación nacional de la entonces llamada Guinea Portuguesa. La URSS y su aliada en el Caribe, Cuba, se involucraron en esta guerra enviando médicos, armamento…e incluso aviones de uso civil para ser usados como bombarderos.

El Vietnam portugués

El territorio de la República de Guinea-Bisáu​, en el occidente africano, fue colonia portuguesa de 1450 a 1970. En 1956 el primer movimiento de liberación fue fundada por Amílcar Cabral y Rafael Barbosa, el Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGC).

Las selvas de Guinea y la proximidad de los aliados del PAIGC fueron el punto clave para proveer superioridad táctica en los ataques contra los portugueses a través de la frontera y en las misiones de abastecimiento para las guerrillas. Esta situación llevó a la Invasión Portuguesa de Guinea Conackry en 1970 que se llamó Operação Mar Verde, un intento de Portugal y la disidencia guineana por derrocar al presidente Sékou Touré, capturar a Amílcar Cabral, destruir la capacidad aérea y naval del PAIGC y liberar a los portugueses retenidos en Conakry.

El apoyo de Nigeria y Argelia a Conakry y el envío de barcos de guerra soviéticos a Guinea llevaron al fracaso de la operación, que únicamente pudo rescatar a los portugueses retenidos y destruir algunos barcos del PAICG en Guinea. Amílcar Cabral continuaría entonces con su lucha por la independencia de Guinea-Bisáu y Cabo Verde.

Guinea-Bisáu fue la única colonia portuguesa que logró obtener la independencia de facto con éxito antes del cese de hostilidades, en 1973, aunque solo parcialmente. Portugal reconoció la soberanía de Guinea-Bisáu el 10 de septiembre de 1974.

Lanchas de desembarco de la Marina portuguesa durante la Guerra colonial portuguesa

Apoyo cubano

En enero de 1965 (el mismo año en que la URSS y China empezarían a apoyar abiertamente al PAIGC) el Che Guevara se reunió con Cabral en Conakry. El líder independentista solicitó del cubano apoyo directo en forma de instructores militares, uniformes, medicinas e instrumentos agrícolas para cosechar la tierra en las zonas liberadas. Unos meses más tarde, el primer apoyo material de Cuba fue enviado a bordo la motonave cubana Uvero.

La relación entre Cuba y el PAIGC alcanzó su cénit tras la famosa presentación de Cabral en la Conferencia Tricontinental, celebrada en La Habana, en enero de 1966. El recordado discurso de Cabral, "El Arma de la Teoría", colocó a Cabral firmemente en el mapa de los revolucionarios intelectuales. Tras el encuentro con Fidel Castro, llegaron al país africano los primeros médicos y asesores militares cubanos, quienes participaron en el primer combate contra el ejército portugués el primero de mayo de ese año. La ayuda material soviético-cubana contra las fuerzas lusas fluiría hasta el final de la guerra.

Fidel Castro junto a Amílcar Cabral
Fusiles ametralladores Ak-47 soviéticos durante su traslado, vía Senegal, Guinea Bisáu. (1974)

Armas soviéticas

A partir de 1968, las fuerzas del PAIGC recibieron cada vez más armas y equipo soviético moderno, en particular lanzacohetes 9K32 Strela-2 (código OTAN: SA-7), cañones AA controlados por radar e incluso, según algunas fuentes como el blog Amistad Hispano-Soviética, varios aviones Iliushin Il-14 para su uso como bombarderos.

Strela-2 operado por un soldado soviético

Fiable y fácil de mantener, el Il-14 había demostrado ampliamente su eficacia en las duras condiciones climáticas de Rusia. Por eso fue elegido como el principal avión soviético para su uso en el Ártico, la Antártida y el Extremo Norte del país.

Debido a sus excepcionales características técnicas, el Il-14 fue muy popular en todo el mundo y se exportó a 31 países. Guinea Bisáu los utilizó hasta 1979.

Il-14 de Aeroflot en el aeropuerto de Arlanda (Estocolmo, Suecia).

Estas armas socavaron efectivamente la superioridad aérea portuguesa, impidiendo la destrucción por aire de los campamentos del PAIGC en el territorio que controlaba. Por poner algún ejemplo, el 23 de marzo de 1973, dos cazabombarderos Fiat G.91 de la Fuerza Aérea Portuguesa (FAP) fueron derribados por Strela-2, seguidos seis semanas después por otro Fiat, y un Dornier Do 27. En total, se perdieron cinco G.91 en Guinea-Bissau.

Cazabombardero Fiat G.91
Soldados del PAIGC, portando armas de fabricación soviética junto a un avión portugués derribado (1974)

En 1970 el PAIGC, como puede leerse en Conflicting Missions: Havana, Washington, and Africa, 1959-1976 , del profesorPiero Gleijeses, incluso tuvo a algunos de sus hombres entrenándose para aprender a volar aparato MiG (mientras tanto, Cuba envió pilotos para pilotarlos en combate)y a operar naves de asalto anfibio y APC suministradas por los soviéticos .

La URSS también envió buques de guerra a la zona (conocida por la OTAN como la Patrulla de África Occidental) para evitar otras operaciones militares contra el régimen de Touré y contra las bases del PAIGCV en Guinea.

Según la web Russian Ships, los soviéticos además dotaron de 3 buques guardacostas Proyecto 199 al PAIGC. Estos pequeños buques, derivados del Proyecto 183, habían sido construidos en Leningrado podían transportar hasta 36 cargas de profundidad.

LEE MÁS: ¿Quiénes fueron los principales aliados de la URSS durante la Guerra Fría?

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies