La primavera llega más allá del Círculo Polar Ártico