Vladímir Kush, el "Dalí ruso"