Este artista ruso pasa Moscú por un cristal de color de rosa (Imágenes)

El pintor ruso Filipp Kúbarev retrata la vida en su patria de una manera muy conmovedora y nostálgica. Transforma su Moscú natal, una gran metrópolis, en el paraíso acogedor donde pasó su infancia.

Viviendo en una de las ciudades más grandes del mundo, Kúbarev tiene su propia visión de ella y suele mostrar a través de su arte pequeños rincones íntimos de Moscú que son particularmente queridos para él.

Sus creaciones no tienen nada que ver con los modernos edificios o las multitudes de la capital rusa. En cambio, iglesias pintorescas, edificios del siglo XIX, estanques, parques acogedores y pequeños patios llenan las pinturas de Filipp.

El artista también presta atención a las tradiciones ortodoxas rusas: iconos, monjes y sacerdotes rezando frente a un iconostasio se pueden ver con frecuencia en sus pinturas.

Al mismo tiempo, Kúbarev no reniega de mostrar las simples alegrías de la vida, como la comida, por ejemplo. Los platos tradicionales rusos son representados de una manera sabrosa y apetitosa.

Gracias a su interesante interacción de luz y color, algunas de las pinturas de Kúbarev parecen recuerdos de la infancia. Sus pinturas te hacen sentir seguro, nostálgico y cómodo.

Si te interesó este texto, pincha aquí para descubrir los mejores museos gratuitos de Moscú.

Imágenes: Filipp Kúbarev

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies