No creerás que no es una foto

¿Sabía que hay un artista que puede dibujar cuadros que son imposibles de distinguir de las fotos? Russia Beyond presenta las mejores obras de Alexéi Butirski, uno de los principales maestros rusos del hiperrealismo.

El artista hiperrealista nacido en Moscú, Alexéi Butirski, pertenece a la élite de los artistas rusos modernos. Sus obras se han convertido en asiduas a colgar en galerías y colecciones privadas de Francia, Inglaterra, Austria, Alemania, Suiza, Canadá y Estados Unidos.

El tema favorito de Butirski es el paisaje urbano: la vida de las grandes ciudades y sus habitantes, las calles nocturnas cubiertas de nieve o azotadas por la lluvia.

Moscú ocupa un lugar especial en la obra de Alexéi. Eso no significa que otras ciudades hayan sido olvidadas en su obra. Las pinturas de Butirski también ofrecen vistas nocturnas de Venecia, Amsterdam, Praga...

La ciudad en las pinturas de Butirski siempre se representa en horario nocturno, ya que solo en las horas oscuras el alma verdadera de la ciudad emerge de su hibernación diurna, inducida por el ruido.

Sus paisajes urbanos de invierno dan una sensación de confort y comodidad. A pesar de las noches son frías y las gruesas capas de nieve cubren los techos, uno puede ver las luces encendidas en cada piso. Hay vida allí.

Un interés particular de Butirski es representar los cafés de la ciudad y su clientela. Aquí, el artista tampoco se aleja de su estilo: sus calles son tranquilas y pacíficas; varios visitantes tardíos se sientan en cafés poco antes del cierre. Uno no siente ningún alboroto, solo calma absoluta.

Alexéi no cree en copiar lugares. Resulta demasiado simple. No se necesita ningún artista para ello, y una cámara puede hacer el trabajo en su lugar. Lo más importante, dice, es memorizar la impresión original del lugar y recomponerla en la mente. Luego el artista transfiere sus sentimientos a sus pinturas y a los espectadores.

La fuente de la inspiración de Alexéi es la vida misma. "Encuentro paz y armonía a mi alrededor", dice.

Los críticos de arte dicen que las cualidades luminiscentes y las variaciones hábiles de las fuerzas de la luz y la oscuridad en las pinturas de Butirski son una reminiscencia de las obras de Claude de Lorraine y Caravaggio.

Muchas de las pinturas de Alexéi representan fuertes lluvias sobre la ciudad. Butirski dice que pintar la naturaleza con todas sus facetas es siempre magnífico. No existe el "mal" clima, está asegura.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies