Presente, pasado y futuro de la cooperación ruso-peruana

Encuentro de Vladímir Putin y Ollanta Humala en noviembre del 2015.

Encuentro de Vladímir Putin y Ollanta Humala en noviembre del 2015.

kremlin.ru
A pesar del cambio de gobierno en Perú, el acuerdo de asociación estratégica firmado entre Ollanta Humala y Vladímir Putin el pasado diciembre, prevé un amplio de desarrollo de las relaciones bilaterales, sobre todo en el ámbito científico técnico.

En el último encuentro entre Vladímir Putin y el expresidente Ollanta Humala tuvo lugar a finales del año pasado en París, durante la cumbre del cambio climático, firmaron un acuerdo de asociación estratégica. El mandatario ruso señaló que está “muy contento de que la calidad de las relaciones esté cambiando”. Además de a otras cosas se refería al desarrollo en el ámbito científico-técnico entre Rusia y Perú.

Tras la caída de la URSS las relaciones bilaterales se congelaron durante unos años. La cooperación resurgió a finales de la pasada década, y el ámbito que mayor impulso ha tenido ha sido el espacial. Putin afirmó que Rusia piensa ayudar a Perú a lanzar al espacio otros dos satélites.

En agosto de 2014 se puso en órbita el Chasqui 1, el primer satélite peruano creado creado conjuntamente con especialistas rusos. El lanzamiento fue posible gracias a la cooperación científica entre la Universidad Estatal del Sudoeste en Kursk y la Universidad Nacional de Ingeniería de Perú (UNI), así como al apoyo de Roscosmos y la Comisión Nacional de Investigación y Desarrollo Aeroespacial de Perú (CONIDA). El satélite tiene como objetivo la recogida de información científica, el estudio de fenómenos atmosféricos y la recepción de fotografías de alta resolución de la superficie terrestre.

Nikolái Frolov, director del Centro de Cooperación Científica, Técnica y de Innovación con los Países Iberoamericanos de la Universidad Estatal del Sudoeste, relató a RBTH que cuando se lanzó   no se producían satélites de este tipo — de dimensiones 38x24cm — en ningún país de Latinoamérica.

“Hemos instruido a profesionales en la tecnología de teleobservación y planeamos extender esta forma de enseñanza a otros países latinoamericanos — señaló Frolov —. En las conferencias anuales de Perú ‘Perú-Rusia Desarrollo Satelital’ que tuvieron lugar en 2009 participaron muchos cosmonautas rusos por parte de la Universidad Estatal del Sudoeste”.

Famosos astronautas como Guennadi Pádalka, Yuri Malenchenko o Serguéi Pevin se comunicaron con  profesores y estudiantes de la UNI en 2012.

 “Estamos comenzando nuevos proyectos científicos en Perú. Estamos trabajando en la creación de Centros de Servicios Espaciales conjuntamente con nuestros socios. Mediante la UNI, en ellos se elaborará información a partir de satélites rusos”, continuó Frolov.

Asimismo, compañías rusas están introduciendo en Perú internet móvil gracias al nuevo sistema de transferencia de datos de cuarta generación. Putin también llamó la atención sobre la cooperación en la esfera de las telecomunicaciones, las comunicaciones por satélite y la navegación. Más concretamente, Rusia y Perú están contemplando la probabilidad de usar conjuntamente el sistema de navegación Glonass

Colaboración en el ámbito nuclear y energético

Por otro lado, Rusia está dispuesta a ofrecer su experiencia y medios para desarrollar la energía atómica de Perú. El ámbito de la electricidad es otro de los posible nichos de colaboración. La corporación Silovye Mashiny se presenta a licitación para suministrar llave en mano el equipo para una serie de centrales hidroeléctricas peruanas. La compañía Inter-RAO ha estado estudiando alternativas para proyectos de construcción de las centrales hidroeléctricas Primavera y Machu Picchu.

Este año Rusia ha iniciado la construcción en Perú de un centro de mantenimiento técnico y reparación de helicópteros. Como anunció el subdirector del Servicio Federal Ruso de Cooperación Técnica Militar, Anatoli Punchuk, actualmente se ha cumplido el contrato de 24 Mi-171SH en lo que se refiere a los helicópteros, y se ha comenzado con el programa para la creación en Perú de un centro que proporcione mantenimiento técnico.

Todo esto deja claro que Rusia y Perú no solo están interesadas en fomentar el comercio, sino en una cooperación más activa en el ámbito de las nuevas tecnologías.

Historia de la relaciones científico-técnicas

Fue en el 1976 cuando la URSS y Perú firmaron el primer acuerdo intergubernamental sobre colaboración científico-técnica. Especialistas soviéticos realizaron un estudio y realizaron un plan técnico para la construcción de un complejo hidroenergético y de irrigación de Olmos. También evaluaron los recursos energéticos de los ríos peruanos de Huallaga, Ucayali y Marañón.

En lo que se refiere a la siderurgia, la URSS había preparado el estudio de factibilidad para la construcción de una fábrica metalúrgica con una capacidad de 2 millones de toneladas de acero al año en la provincia de Nasca. En 1981, con el apoyo técnico soviético, se erigió un enorme complejo industrial pesquero en la ciudad de Paita capaz de trabajar 180 toneladas de pescado.

Además, la URSS entregó a Perú diferentes tipos de coches, equipamiento, medios de transporte, maquinaria y aeronaves. El hecho de que se aceptaran jóvenes peruanos en las universidades rusas causó un gran revuelo. La que más aceptó fue la Universidad de la Amistad de los Pueblos, donde entre 1960 y 1980 se graduaron cientos de peruanos.

No obstante, la desintegración de la URSS provocó un gran debilitamiento — por no decir ruptura — de un sistema de relaciones con Perú que estaba bastante bien establecido. La profunda crisis socioeconómica y política en ambos países, el cambio de Rusia a un sistema económico desconocido y la necesidad de nuevos enfoques fueron, en general, los motivos que desencadenaron una situación poco deseable entre estos países. La circunstancia se complicaba, además, por el hecho de que ambos estaban demasiado ocupados con sus problemas internos y cómo resolverlos.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies