¿Por qué los rusos son tan raros?

Konstantín Chalábov/Sputnik
Esta pregunta despierta amplios debates en algunas páginas web. Hemos encontrado que hay razones para algunas de esas ‘rarezas’ con las que te puedes encontrar.

1. Distancias y clima

“Los rusos son raros porque mientras te quejas de un vuelo de tres horas que no tenía una opción de comida vegana, ellos ya han viajado hacia y desde Siberia durante una semana, en un tren de ida y vuelta, sin nada más que una camiseta, una muda de ropa interior, un paquete de cigarrillos y unas cuantas cajas de pasta instantánea”, escribió Thomas Hulber, que vive en Rusia y afirma en Quora haber “visto algunas cosas”.

La verdad es que no es una exageración. Rusia es grande... de modo que también lo son los desplazamientos. Mis amigos de Tiumén (a más de 2.000 km al este de Moscú) consideraban rutinario ir en avión a ver a sus padres durante un fin de semana. “Salí con una chica de Rusia. Creció cerca de Moscú. Eso de ‘cerca’ son unos 160 km al este. Donde yo crecí, si uno recorre 150 km en cualquier dirección, cruzas una frontera estatal o nacional”, escribió Murphy Barrett.

Bueno, ¿qué cualidades implican las grandes distancias? En primer lugar, la paciencia. Desde la infancia, los rusos aprenden que las esperas serán largas. Así que tenemos un enfoque del tiempo ligeramente diferente.

2. Tiempo

Hay un usuario de Tripadvisor que para referirse a uno de los principales hábitos de los rusos dice: “Nunca llegues a tiempo”. “Mi novio estadounidense aprendió la lección solo cuando mis padres lo regañaron por llegar a tiempo a la cena”. “¡No estaban ni cerca de estar listos!”, comenta otro usuario de Denver, EE UU. De nuevo, ella tiene un buen punto. No nos gusta hacer que la gente se sienta avergonzada cuando aparecemos y los anfitriones acaban de empezar a poner los platos en la mesa.

Entre otras cosas tradicionales de Rusia, Buzzfeed  nombra los brindis largos, las anécdotas divertidas y largas (no, no chistes. Las historias que tardas diez minutos en contar se llaman “anécdota” en Rusia) y las conversaciones largas. Todo esto sucede en una mesa festiva. Y no, no queremos jugar a un juego de beber. El tío ha viajado aquí desde Samara (a unos 1.000 km de Moscú), el padre acaba de llegar del trabajo porque tiene turnos largos, el hermano y su esposa están teniendo un fin de semana raro, porque sus horarios de trabajo no coinciden, y es la primera vez desde 2015 en la que toda la familia está en mesa. Nos vamos a sentar aquí hasta las 4 de la mañana, tenemos mucho que decirnos... Oye, si quieres dormir, toma un café, son sólo las 11 de la noche, ¡por el amor de Dios!

3. Lengua

Si no estás aprendiendo ruso o no lo sabes, quizá no sea obvio para ti, pero hay multitud de cosas raras que los rusos pueden hacer con su idioma. Hay miles de entonaciones posibles y una sutil ironía en la forma de pronunciar las palabras o en el orden de oración. Como sabes, el ruso es una lengua flexiva, lo que permite hacer gran cantidad de juegos de palabras.

“Los rusos tienen esta cosa ‘extraña’, según la cual pueden hacer un diminutivo de casi cualquier sustantivo. Por ejemplo, DShK se convierte en Dushka, que significa ‘ametralladora pesada’. A su primer lanzacohetes lo llamaron Katiusha, que es algo así como ‘Katita’ (el diminutivo de Ekaterina). Me parece algo encantador y muy divertido”.

“También pueden hacer esta cosa ‘extraña’ con el mat (lenguaje grosero), donde pueden, a través de la unión de raíces, convertir casi cada palabra de una oración en una palabrota”, escribe Murphy Barrett. Entre los rusos, esto se llama “decir tacos de tres pisos”, cuando no solo usas palabras groseras, sino que inventas algunas nuevas a partir de palabras habituales.

4. País multiétnico

El ruso no es el único idioma que se habla en el país. Y es que, en general, Rusia es muy diversa étnicamente.

“Los rusos son raros. Todas las culturas tienen su propia idiosincrasia, pero los rusos se llevan la palma. Es difícil combinar vikingos, eslavos, mongoles y muchos otros grupos étnicos y no conseguir algo fuera de lo común”, escribe Stephen Powers. Y lo único que ha hecho es acercarse  un poco a las raíces de los rusos. Recuerda que Rusia es un lugar realmente multicultural, donde viven alrededor de 200 etnias diferentes.

Y todas estas personas se llaman a sí mismas rusas: pueden ser asiáticos, indígenas o pertenecer a la etnia siberiana de chukchi.

Es obvio que con tal diversidad étnica, los pueblos rusos tengan creencias, tradiciones y, sí, supersticiones indígenas diferentes. Nos encantan estos pequeños rituales.

5. Tradiciones y supersticiones

Sentarse antes de emprender un largo viaje es solo una de las supersticiones rusas. La mayoría son muy antiguas y están conectadas con creencias paganas y precristianas. En realidad, las supersticiones son lo que nos conecta con nuestros antepasados, que creían que estaba mal estrechar la mano sobre el umbral, porque es una frontera entre dos mundos; veían su lado izquierdo como la guarida del diablo y escupían sobre el hombro izquierdo, y así sucesivamente.

Algunas supersticiones, sin embargo, tienen un origen racional. Se cree que derramar sal puede provocar una discusión, porque hasta el siglo XIX era muy cara y es un conservante natural que ayudó a preservar los alimentos durante los largos inviernos. El hábito de poner botellas vacías debajo de la mesa es porque antes, en las posadas y bares la cantidad de botellas vacías sobre la mesa indicaba el consumo y funcionaba como actualmente hace una cuenta.

Así, que la mayoría de las cosas raras de los rusos tienen su propia explicación. Al fin y al cabo, ¿son raros los rusos?

P.D. Los rusos NO son raros.

“Los rusos no son raros. Quizá simplemente no te hayas expuesto a ninguna cultura o ambiente aparte del tuyo propio. Según esta norma, los rusos podrían preguntarse lo mismo y hacerse las mismas preguntas sobre tu país”, argumenta Sydney Rankin.

“La única razón por la que Rusia es tan extraña es porque es diferente a tu propia experiencia. Esto también es cierto de tu país, en relación con el país de origen de alguien que tiene poca o ninguna experiencia al respecto. Para un ruso, Rusia es perfectamente normal, y otros lugares son raros, lo que incluye cualquier país. Mi consejo: salir al mundo, viajar a lugares ‘raros’, abrazar la ‘rareza’ y atesorarla”, escribió el profesor de inglés como lengua extranjera Leo Moran, y no podríamos haberlo dicho mejor.

Si quieres saber más cosas sobre Rusia y sus costumbres, lee nuestra sección Por qué Rusia...

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies