¿Por qué en Rusia hace tanto frío?

A veces parece que Rusia siempre está cubierta de nieve, eso está mal.

A veces parece que Rusia siempre está cubierta de nieve, eso está mal.

Natalia Nósova
El país no tiene barreras naturales que lo protejan de los vientos heladores del Ártico, sin embargo, eso no significa que haga frío en toda Rusia.

Para empezar, Rusia no es fría. Bueno, lo es. Pero no en todas partes... en fin, es complicado. Rusia es grande (en caso de que te preguntes por qué, tenemos un artículo especial para responder a esto también) y, por supuesto, el clima en el Ártico o Siberia difiere del de Sochi y otras ciudades en la costa del mar Negro.

La temperatura media anual en Yakutsk (Siberia Oriental) es de -8,8ºC, mientras que en Sochi es de +14,2ºC. Se pueden sacar algunas conclusiones de esto: hay razones para que Yakutsk no fuese ciudad anfitriona de Copa del Mundo y Sochi sí. La temperatura en Moscú era de +27ºC cuando se escribió este texto... y muchos moscovitas vivieron con extrañeza el largo y frío invierno ruso de este año.

Sin embargo, Rusia está entre los países más fríos del mundo. ¿Cuáles son las razones de ello?

Sin montañas no hay calor

“Tradicionalmente, Rusia es considerada como país frío. Las estadísticas oficiales dicen que la temperatura media anual es de -5,5ºC”, dice Alexánder Beliáiev, subdirector del Instituto de Geografía de la Academia de Ciencias de Rusia. Explica que la situación está relacionada con las características geográficas del país.

“Todo el vasto territorio de la Rusia europea, donde el aire generalmente se mueve de oeste a este, está abierto a las masas de aire [frío] del Ártico”, señala Beliáiev. En la costa norte de Rusia no hay montañas que hagan de barrera contra los vientos del Ártico: los Urales van de norte a sur y el Cáucaso está situado en la frontera sur de Rusia. Si a eso se añaden los mares fríos que bañan las costas de Rusia en el norte, se obtiene lo que se tiene: un país con un clima duro.

‘General Invierno’

Como el clima ruso es algo para lo que hay que estar bien preparado, muchos atribuyen las victorias militares de Rusia contra invasores extranjeros (Napoleón en 1812, Hitler en 1941, entre otros) a las acciones del llamado “General Invierno”, el despiadado invierno ruso que barre a los ejércitos enemigos.

Sí, Rusia es fría, pero atribuirle sólo a su clima la derrota de poderosos invasores venidos del exterior resulta un poco exagerado. Por ejemplo, el “General Invierno” hizo sufrir al ejército de Napoleón, correcto, pero sólo después de que el ejército ruso lo derrotara en el campo de batalla.

“La primera helada, que marcó el inicio del invierno, afectó al ejército de Napoleón el 9 de noviembre” (escribió Carl von Clausewitz, teórico militar e historiador) y para entonces, Mijaíl Kutúzov, el comandante en jefe ruso, ya había derrotado al ejército galo. El “General Invierno” atacó a los franceses cuando ya se encontraban en plena retirada. Pero hizo su trabajo de todos modos.

Infelices con el frío

Seguro que los rusos están acostumbrados a las bajas temperaturas (la solución es sencilla: llevar ropa abrigada y mantenerse calentitos durante el invierno), pero eso no significa que les guste. “Las heladas rusas ayudan a mantenerme sano”, escribió Alexánder Pushkin, el poeta ruso más famoso. Pushkin, así como muchos otros autores rusos, fue brillante en la representación del invierno en su patria. Sin embargo, todos ellos parecían tener relaciones de amor-odio con esta estación de año, como todos lo hacemos en Rusia (la nieve es algo genial, pero no durante cinco meses). Lee estas citas, de autores rusos, ¿no parecen gritos de ayuda?

“La tormenta invernal se desata desde la mañana, cerca de mi ventana, llorando, aullando en las sombrías calles de Moscú. Fuera de mi ventana las ramas de los árboles se retuercen como pecadores en el infierno, una campana tañe tristemente a través de todo esto... ¡Qué tiempo! ¡Qué país!”, escribió Iván Turguénev en una carta desesperada.

Muchos otros se hacen eco del mal tiempo. El poeta lírico ruso Fiódor Tiútchev se quejó airadamente: “Qué mezquindad, ser condenado a un clima así, a veces te preguntas por qué te han enviado aquí”. Iliá Ilf, otro autor, supuso irónicamente que los barrenderos rusos tendían a suicidarse cuando de repente nevaba mucho en abril. Y esto, de hecho, ocurre de vez en cuando. Por ejemplo, en 2018 nevó el 11 de abril.

¿Y qué? Rusia realmente puede ser fría, pero eso no significa que este país no pueda ser cálido y no se pueda disfrutar del verano en él. “Disfruta del verano de tu vida, ya que siempre hay un invierno que viene después”, escribió una vez Harry Harrison, y esto nadie lo sabe mejor que los rusos.

Este artículo forma parte de la serie “Por qué Rusia...” en la que Russia Beyond responde a las preguntas populares sobre el país eslavo.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies