10 fotos que demuestran que a los rusos no les gusta nada sonreír (Fotos)

Serguéi Bobylev/TASS
Una boda, una cena de celebración, la fiesta de inauguración de una casa, el nacimiento de tu primer hijo... nada de eso es motivo de felicidad, todos lo sabemos. Pero si realmente quieres ser profesional en revelar contención, no busques fuera de Rusia.

Según una encuesta reciente, más del 80 % de los rusos se sienten felices... como este alegre grupo de aquí.  No pueden esperar a empezar su vida juntos, hasta que la muerte los separe. 

Esta boda de 1978 es sombría pero recuerden, lo que pasa (o queremos pensar así) es que los rusos simplemente prefieren no mostrar sus emociones demasiado pronto.  A menos que seas el tipo de la derecha, que parece bastante frío a primera vista, pero que literalmente se está muriendo por dentro. 

Máslenitsa, el equivalente ruso del Carnaval, es una de las fiestas más alegres de Rusia.  Todos hornean bliní, se juntan en la casa de alguien... Pero aquí la única persona que se ve feliz es la señora del medio. ¿Sabemos realmente qué hay dentro de ese cigarrillo?  Las inspecciones repetidas también revelan un indicio de sonrisa en la cara de la mujer del extremo izquierdo...pero también podría ser porque ha tomado algo de lo que el otro estaba tomando.

Estudiantes en una ceremonia para marcar el comienzo de un nuevo año académico

¡Primer día de escuela!  Esa sonrisa especial del 1 de septiembre, llena del tipo de inocencia despreocupada e infantil que uno recuerda haber visto en los rostros de los ancianos en la procesión fúnebre de Stalin. 

1 de septiembre de 1954, uno de los dos niños parece que piensa que el/la otro/a lo/la engaña, pero como son sensatos han decidido posponer la pelea hasta después de la sesión de fotos.   

A los rusos les encantan las reuniones familiares. Es genial estar juntos, cocinar platos ricos y cantar canciones alegres toda la noche.  Esta foto es de 1974, la casa de una familia de trabajadores soviéticos.  Por cierto, la época en que Rush lanzó su himno rockero "Working Man".  El chico del medio parece que quiere hacer el solo de guitarra en su acordeón, mientras que la familia de atrás sonríe nerviosa... todos menos el joven padre del medio, que, aparentemente, no pudo contener su pena y realmente se puso a tomar vodka antes que los demás. 

La gente disfruta del concierto del actor y cantante americano Dean Reed en Moscú, 1979

Los rusos también adoran los conciertos. Al parecer esta imagen fue tomada en un show de Deen Reed en 1979 en Moscú.  Mira a esas chicas, ¡apenas pueden controlarse!  Las cosas se pusieron más salvajes esa noche que en la reunión habitual del Partido Comunista. 

Se podría pensar que los rusos tomaron el hábito de no sonreír durante la época soviética (se rumorea que sonreír a la persona equivocada rápidamente daría lugar a revelar involuntariamente secretos de estado a la CIA), sin embargo, esta alegre ceremonia de boda de 1913 demuestra que las raíces son realmente más profundas...  Aunque, pensándolo bien, la familia podría haber estado en medio de una gran pelea por el peinado tipo Oscar Wilde del hijo menor, y que la madre no pudo detener a tiempo.  

Mira esta foto.  ¿Puedes descubrir quién es el cosmonauta ruso sin necesidad de mirar la bandera? La alegría del ruso se parece a la de una persona que acaba de darse cuenta de que por error metió su pizza congelada en la jaula de su canario... y el pájaro en el horno... hace 20 minutos. 

Consejo que gustaría a los ruso: ¿no te apetece sonreír? Ponte una mascarilla y dile a todos que estás sufriendo el último pánico que se apodera del mundo.  

Ven aquí para aprender más sobre la deslumbrante variedad de sonrisas rusas que nuestra cultura ofrece. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies