Serguéi Prokudin-Gorski: memorias en color del Imperio ruso (Fotos)

Fue uno de los pioneros de la fotografía en color y las imágenes son un testimonio único de la Rusia de principios del siglo XX.

Grupo (Yo con otros dos en Múrmansk). 1915.

Serguéi Prokudin-Gorski, tercero a la derecha, fue químico y fotógrafo. Es conocido por sus trabajos pioneros con la fotografía en color.

Catedral de la Trinidad del sagrado monasterio de la Trinidad en Bélgorod, 1910.

En 1890 Prokudin-Gorski se unió a la Sociedad Tecnológica del Imperio ruso, la más antigua del país.

Tres generaciones. A. P. Kalgánov con su hijo y su nieta. Los dos últimos trabajan en las tiendas de la planta de Zlatoust. 1910

En 1901, Prokudin-Gorski abrió un estudio de fotografía y laboratorio en San Petersburgo.

Empacadora de heno, Múrmansk. 1915

A lo largo de los años la obra fotográfica de Prokudin-Gorski, sus publicaciones y presentaciones frente a otros fotógrafos de Rusia, Alemania y Francia le valieron grandes elogios.

Trabajo en la mina de Bakalski, Urales. 1910

En 1906, Serguéi Prokudin-Gorski fue elegido presidente de la sección fotográfica de la sociedad fotográfica mencionada anteriormente y editor de la principal revista de fotografía, Fotograf-Liubitel.

Muchachas campesinas. 1909

Nicolás II le gustaba la fotografía en color y, con su bendición, Prokudin-Gorski obtuvo permiso y financiación para documentar Rusia en color.

Rueca. En la aldea de Izvédovo, cerca de Súzdal. 1910

Prokudin-Gorski consideraba el proyecto como la obra de su vida y continuó sus viajes fotográficos a través de Rusia hasta después de la Revolución de 1917.

Monjes trabajando. Plantando patatas cerca del monasterio de Gethsemane. 1910

En el curso de diez años, Serguéi Prokudin-Gorski hizo una colección con 10.000 fotografías.

Algodón. En el Jardín Botánico de Sujumi. 1911

Su objetivo final era educar a los escolares rusos con sus “proyecciones ópticas en color” sobre el vasto territorio y promover la cultura del Imperio ruso.

Aserradero. Aldea de Kuzmínskoie en las orillas del río Oká. 1912

Los temas iban desde las iglesias y monasterios medievales de la vieja Rusia, hasta los trenes y las fábricas de la emergente potencia industrial o la vida diaria y el trabajo de la variada población rusa.

Pescadores en el río Iset, Urales. 1910

Las fotografías de Prokudin-Gorski ofrecen un vívido retrato de un mundo perdido; el Imperio ruso en vísperas de la Primera Guerra Mundial y el estallido de la Revolución.

Tiempo de cosecha. 1909

Después de la Revolución bolchevique, Prokudin-Gorski fue nombrado para ocupar una cátedra bajo el nuevo régimen, pero abandonó Rusia en agosto de 1918.

Familia de colonos. Asentamiento de Gráfovka, Asia Central. 1905

Cuando abandonó el país y sacó todo su material fotográfico, las autoridades rusas confiscaron casi la mitad de sus fotos por contener material que parecía ser estratégico en tiempos de guerra.

Asentamientos de pescadores en el lago Seliguer. 1910

Serguéi Prokudin-Gorski se asentó finalmente en París en 1922. Abrió un estudio de fotografía junto con sus tres hijos adultos.

En una dresina a las afueras de Petrozavodsk en la línea férrea de Múrmansk. 1915

En los años 30 del siglo pasado, el anciano Prokudin-Gorski continuó dando conferencias en las que mostraba sus fotografías de Rusia a los jóvenes rusos en Francia, pero dejó su actividad comercial.

Observando el eclipse de sol el 1 de enero de 1907, cerca de la estación de Cherniáievo en las montañas Tian.

Serguéi Prokudin-Gorski murió en París el 27 de septiembre de 1944, a la edad de 81 años. La mayoría de sus fotos se encuentran ahora en la biblioteca del Congreso de EE UU.

Aquí te mostramos las coloridas fotos de los pequeños pueblos rusos hechas por Serguéi Prokudin-Gorski.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies