Monasterio de la Trinidad en Tiumén: un testamento de la fe en Siberia

Tiumén. Monasterio de la Trinidad. Iglesia de los Santos Pedro y Pablo (izquierda), Catedral de la Trinidad. Vista este desde el río Tura. 4 de septiembre de 1999.

Tiumén. Monasterio de la Trinidad. Iglesia de los Santos Pedro y Pablo (izquierda), Catedral de la Trinidad. Vista este desde el río Tura. 4 de septiembre de 1999.

William Brumfield
La cultura, el conflicto y una increíble artesanía han dado forma a esta joya arquitectónica que ha sobrevivido a los estragos del tiempo.

A principios del siglo XX, el químico y fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski desarrolló un complejo proceso para hacer fotografías en color (vea el cuadro de texto abajo). Su visión de la fotografía como una forma de educación e iluminación se puede apreciar con especial claridad a través de sus imágenes de monumentos arquitectónicos en lugares históricos de todo el corazón de Rusia.

En junio de 1912, Prokudin-Gorski se aventuró en el oeste de Siberia como parte de una comisión para documentar la vía navegable Kama-Tobolsk, que enlazaba los lados europeo y asiático de las montañas Urales. La ciudad de Tiumén sirvió de punto de partida para su viaje hasta Tobolsk, situado en el río Irtish. Allí fotografió el monasterio de la Trinidad, uno de los más antiguos de Siberia. Mis fotografías de Tiumén y Tobolsk fueron tomadas a finales del verano de 1999.

Monasterio de la Trinidad. Iglesia de los Santos Pedro y Pablo, vista suroeste. Junio de 1912.

Puerta de entrada al este

La apertura de Siberia para la colonización rusa a finales de los siglos XVI y XVII es la historia de la conquista de vastas distancias en una tierra hostil, llevada a cabo comerciantes rusos cuyos intereses comerciales coincidieron con el apetito de los zares por la expansión oriental. Tiumén, fundada en 1586 en la ubicación de un campamento tártaro situado en la confluencia de los ríos Tura y Tiumenka, es considerado el primer asentamiento ruso permanente en Siberia.

Monasterio de la Trinidad. Catedral de la Trinidad, vista sureste a través del río Tura. 4 de septiembre de 1999.

Tiumén se fundó por iniciativa de Borís Godunov, el poder auténtico detrás del trono del Zar Teodoro I de Rusia, que se convirtió en zar a su vez en 1598. Godunov era consciente de la importancia de Siberia en parte por su asociación con la familia Stróganov. Los Stróganov habían enviado un destacamento de cosacos desde su centro comercial en Solvychegodsk a Siberia, para desafiar el poder del gobernante tártaro Kan Kuchum.

La banda de cosacos estaba comandada por Timoféievich. Los orígenes y la identidad de Yermak siguen siendo objeto de controversia, pero es probable que él y sus hombres hubieran participado en el bandolerismo y la piratería fluvial antes de alistarse como mercenarios para los Stróganov. Aunque las fechas están abiertas a discusión, parece que en el otoño de 1581, Yermak capturó Chingi-Tura (luego Tiumén) pero la abandonó para proceder hacia Kashlik, capital de Kan Kuchum. Yermak derrotó al kan en 1582 durante una batalla cerca del río Irtish. El mismo Yermak murió en una incursión sorpresa en 1585.

Monasterio de la Trinidad. Campanario de Iglesia de los Santos Pedro y Pablo, vista noreste. 29 de agosto de 1999.

Como la mayoría de las primeras ciudades rusas en Siberia, Tiumén sirvió como fortaleza para una guarnición de cosacos y otras tropas que protegieron rutas comerciales, particularmente con China, durante el siglo XVII. La ubicación de Tiumén en el río Tura proporcionó un enlace directo con la ciudad de Verjoturie, en el oeste, que fue fundada por Borís Godunov en el lado asiático de los Urales en 1598. Al noreste de Tiumén, el Tura desemboca en el río Tobol, que a su vez se une al poderoso Irtish cerca de Tobolsk. Dada su favorable ubicación, Tiumén estaba destinada a desempeñar un papel importante en el desarrollo de Siberia.

Kiev en Siberia

No hay restos arquitectónicos del primer siglo de Tiumén. Los primeros edificios eran de madera (incluyendo los muros de las empalizadas) y eran susceptibles a sufrir incendios, como el que destruyó la mayor parte de la ciudad en 1695. Posteriormente, la oficina siberiana en Moscú alentó el uso de ladrillo y piedra para los grandes edificios. La construcción mediante albañilería también reflejaba las opiniones del joven zar Pedro I (el Grande), que emprendió la expansión de la presencia rusa en Siberia a pesar de la carga de librar una gran guerra contra Suecia. Sin embargo, los grandes incendios continuaron devastando la ciudad (en 1705 y 1766), y la falta de albañiles calificados impedía su construcción.

Monasterio de la Trinidad. Iglesia de Santos Pedro y Pablo, campanario, puerta sur. Vista suroeste. Junio de 1912.

Las primeras estructuras imponentes de ladrillo precoz se encuentran en el Monasterio de la Trinidad, fundado en 1616 (fecha incierta) en la orilla derecha del río Tura, en el extremo norte de Tiumén. Dedicado originalmente a la Transfiguración del Salvador, el monasterio fue transformado a principios del siglo XVIII por un enérgico prelado ucraniano, Filoféi (Rafail Leschinski), que en 1702 fue designado metropolitano de Tobolsk y Siberia.          

Lechinski estudió en la Academia Espiritual de Kiev y posteriormente ascendió en la jerarquía del renombrado Monasterio de las Cuevas de Kiev. Por lo tanto, no es sorprendente que la arquitectura del Monasterio de la Trinidad muestre elementos barrocos ucranianos. El centro del monasterio está dominado por la Catedral de la Trinidad, construida en 1709-1715. Desde los detalles exteriores hasta la forma de las cúpulas, la estructura muestra motivos ornamentales ucranianos hasta el punto de sugerir su terminación por un posible constructor ucraniano.

Monasterio de la Trinidad. Puerta sur, campanario, Iglesia de San Pedro y Pablo. Vista noreste. 29 de agosto de 1999.

La Catedral de la Trinidad fue clausurada en 1923 y su interior fue destrozado durante el período soviético. Además, su integridad estructural se vio amenazada por la construcción de una planta de agua entre el río Tura y el muro norte de la iglesia. Este sitio había sido el lugar donde se encontraba la segunda iglesia del monasterio, dedicada a los cuarenta mártires de Sebaste (también conocidos como los santos Zosima y Sabatini), terminada en 1717 y arrasada en la década de 1940. Desafortunadamente, no hay registro de que Prokudin-Gorski la fotografiara, ni la Catedral de la Trinidad.

En 1711, Filoféi renunció a su cargo de Metropolitano de Siberia para convertirse en abad del Monasterio de la Trinidad. A finales de 1715, retomó el liderazgo del vasto metropolitano siberiano, pero después de cinco años, se retiró de nuevo para dirigir el monasterio hasta su muerte en 1727.

Monasterio de la Trinidad. Campanario en la Iglesia de los Santos Pedro y Pablo. Vista sureste. 4 de septiembre de 1999.

Las conexiones de Filoféi con la corte imperial eran necesarias para continuar las construcciones en el monasterio de Tiumén. Pedro el Grande necesitaba albañiles experimentados para la construcción de San Petersburgo y había prohibido la construcción de mampostería en otras partes de Rusia entre 1714 y 1722. Poco después de la revocación del decreto de construcción de Pedro, Filoféi comenzó a planificar una tercera iglesia en el Monasterio de la Trinidad (la Iglesia de San Pedro y San Pablo) junto con muros de ladrillo, una puerta de entrada y una residencia en el monasterio. La falta de material y de trabajadores retrasó las obras de cimentación hasta 1726, y los recursos del monasterio disminuyeron rápidamente al año siguiente, después de la muerte del prelado. La construcción se reanudó unos diez años más tarde con la terminación de los muros de ladrillo en 1739, el campanario en 1741 y la iglesia de los Santos Pedro y Pablo en 1755.

La magnífica vista de Prokudin-Gorski de la iglesia de edro y Pablo desde el espacio abierto fuera del muro sur muestra una estructura cruciforme relacionada con el barroco ucraniano, lo que sugiere la realización de planes para ello antes de la muerte de Lechinski. Es posible que las cúpulas originales se asemejaran a las cúpulas de dos niveles típicas de la arquitectura ucraniana y que todavía se ven en la cercana Catedral de la Trinidad. Un incendio en 1842 dañó el techo y condujo a una reconstrucción que incluyó cúpulas de cebolla tradicionales, que son visibles en las fotos de Prokudin-Gorski y en las mías casi nueve décadas después.

Monasterio de la Trinidad. Campanario con Iglesia de los Santos Pedro y Pablo. Vista sureste. 29 de agosto de 1999.

Aunque faltan pruebas documentales, el diseño de la iglesia ha sido atribuido a Semión Rémezov, el principal arquitecto de Tobolsk a principios del siglo XVIII. Se parece tanto a la Iglesia de San Jorge en el Monasterio Vidubetski de Kiev como a la Iglesia de Todos los Santos (1698-1701) sobre la Puerta Ekonom en el Monasterio de las Cuevas,  monumentos que habrían sido familiares a Leschinski.

El gran campanario adosado con una corona cónica sigue un patrón común a los siglos XVI y XVII. Recientemente restaurado y de nuevo en uso activo, el Monasterio de la Trinidad vuelve a engalanar la ribera alta del río Tura.

Monasterio de la Trinidad. De izquierda a derecha: Iglesia de los Santos Pedro y Pablo, campanario, portón sur y muro, Catedral de la Trinidad. Vista sureste. 29 de agosto de 1999.

A principios del siglo XX, el fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski ideó un proceso complejo para realizar fotografías a color. Entre 1903 y 1916 viajó a través del Imperio Ruso y tomó más de 2.000 fotografías con este proceso, que implicaba realizar tres exposiciones en una placa de vidrio. En agosto de 1918, abandonó Rusia y finalmente se instaló en Francia con gran parte de su colección de negativos de vidrio. Tras su muerte en París en 1944, sus herederos vendieron la colección a la Biblioteca del Congreso. A principios del siglo XXI, la Biblioteca digitalizó la Colección Prokudin-Gorski y la puso gratuitamente a disposición del público mundial. Muchas web rusas tienen ahora versiones de la colección. En 1986 el historiador arquitectónico y fotógrafo William Brumfield organizó la primera exposición de fotografías de Prokudin-Gorski en la Biblioteca del Congreso. Durante un período de trabajo en Rusia, a partir de 1970, Brumfield ha fotografiado la mayoría de los sitios visitados por Prokudin-Gorski. Esta serie de artículos comparará las vistas de Prokudin-Gorski de los monumentos arquitectónicos con fotografías tomadas por Brumfield décadas más tarde.

Si te interesó este texto, seguro que te encantará ver las primeras imágenes en color de la familia Romanov

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies