10 impresionantes iglesias de Moscú, no muy famosas, pero que merecen una visita

Todas las guías recomiendan visitar las principales catedrales: San Basiliio, Cristo Salvador y los templos que hay dentro del Kremlin. Russia Beyond te muestra uno serie de tesoros escondidos, queridos por los moscovitas

1. Convento de Novodévichi

Este lugar con un parque, un lago con patos y ocho iglesias es un lugar realmente pintoresco. El convento es Patrimonio de la Unesco y un claro ejemplo del barroco moscovita. Se fundó en 1524, antes de la llegada al trono de la dinastía Romanov, y fue un centro de negociaciones durante la Periodo Tumultuoso de finales del siglo XVI y principios del XVII. Si estás en Moscú para el Mundial de 2018, es una visita fácil, ya que se encuentra muy cerca del estadio Luzhnikí. La catedral más importante del conjunto, y también la más antigua, es en honor del icono de Nuestra Señora de Smolensk. Cuando entres al convento por la puerta principal, mira hacia arriba, ya que hay una iglesia justo encima.

2. Iglesia de San Nicolás en Jamóvniki

Se encuentra a unos 20 minutos caminando del convento de Novodévichi, no lejos de la estación de metro Park Kulturi. La iglesia de San Nicolás, más a menudo llamado Nicolás el Taumaturgo por la Iglesia Ortodoxa rusa, está dedicada a uno de los santos más reverenciados de Rusia.

La bella iglesia de Nicolás, que se parece más a una casa de pan de jengibre que a un lugar de culto, es un ejemplo del llamado estilo decorativo moscovita. Se trata de un estilo arquitectónico de la primera mitad del siglo XVII, que posteriormente sería desplazado por el barroco de Moscú.

La principal reliquia de la iglesia es un icono de Nuestra Señora Refugio de Pecadores.

3. Convento de la Natividad

El convento de Rozhdéstvenski (de la Natividad) se fundó alrededor de 1380, antes de que se uniera la vieja Rusia, en honor de los muertos en la gran batalla de Kúlikovo. Se dice que en un primer momento el monasterio estaba situado en el lugar en el que hoy está el Kremlin, pero que posteriormente cambió su ubicación y pasó a la calle Rozhdéstvenka, que es de donde tomo el nombre. Las autoridades soviéticas cerraron el convento en 1922 y durante 70 años los antiguos edificios de la iglesia se utilizaron como oficinas, laboratorios científicos o comedores, entre otros. Había planes para convertirlo en un museo de arquitectura pero en 1992 se restableció su carácter monástico.

Hay varias bonitas iglesias en su interior. La iglesia de la Natividad construida en el siglo XVI o la catedral de Nuestra Señora de Kazán, erigida entre 1904 y 1906 en un estilo antiguo moscovita. El interior de este edificio es poco habitual, con imágenes estrelladas que se levantan hacia el techo abovedado. El servicio religioso suele oficiarse los fines de semana.

4. Iglesia de San Clemente

Cercada por otros edificios, esta iglesia de ladrillo rojo se encuentra en el pequeño pasaje de Kliméntovski. Es difícil creer que esta fuera la única estructura de piedra en la zona. Se trata de la iglesia más grande del distrito de Zamoskvorechie y es realmente bella. La catedral se construyó y reconstruyó durante el siglo XVIII en estilo barroco isabelino de Moscú.

Como otras muchas iglesias, San Clemente estuvo cerrada durante la época soviética y se utilizó como almacén de libros para la Biblioteca Estatal Lenin. Volvió a ser propiedad de la iglesia en 2008 y las obras de restauración comenzaron en 2014. La catedral está situada junto a la estación de metro Tretiakóvskaia, y es recomendable echarle un vistazo cuando se visite la Galería Tretiakov

5. Iglesia de San Gregorio Taumaturgo

Otra catedral pintada de rojo en la calle Bolsháia Polianka, a un minuto del la estación de metro Polianka y a unos 15 de la iglesia de San Clemente. Es un edificio realmente único – fíjate en esas tres filas de hechas de decoraciones de encaje de kokoshniks y en las cinco cúpulas bulbosas sobre arcos sin ventanas de ladrillo- algo realmente curioso. Sobre las cruces se pueden ver coronas, lo que significa que fue edificada por orden del zar. Esta iglesia era muy querida por los Romanov.

Aquí el segundo zar de los Romanov, Alexéi, se casó con Natalia. Se dice también que aquí fue bautizado su hijo, el futuro Pedro el Grande.

En los años 30 la iglesia se cerró. El iconostasio fue dañado y el cura local sufrió la represión. No fue hasta 1996 que no se volvieron a hacer oficios religiosos.  La iglesia tiene varias reliquias, como detalles de santos y antiguos iconos. Merece la pena escuchar al coro, incluso aunque no se sea religioso.

6. Iglesia de la Natividad en Putinki

Si has visto la Plaza Roja, las paredes rojas del Kremlin y las paredes rojas de San Basilio (o esas iglesias rojas, mencionadas anteriormente), estamos seguros de que tus ojos necesitan un poco de descanso, así que aquí hay una acogedora y agradable iglesia blanca en la calle Málaia Dmitrovka, no lejos de Tverskaia. Lo del nombre "Putinki" no tiene que ver con el presidente ruso, se refiere a la palabra "poner" (un camino), ya que los embajadores del siglo XVII solían realizar aquí alguna estancia cerca, de camino a las ciudades del norte de Rusia.

La catedral es realmente especial por dentro: pequeña y oscura, no tiene nada en común con la dorada pompa de algunas iglesias modernas. En los iconos antiguos se pueden ver joyas, todas donadas por la parroquia. Los actores del teatro Lenkom, que se encuentra al lado, son visitantes frecuentes. Le recomendamos que visite el teatro (pero mejor solo si habla un poco de ruso).

7. Catedral de Nuestra Señora de la Señal en Kúntsevo

En el siglo XVIII, Alexánder Narishkin, primo de Pedro el Grande y representante de una antigua familia noble que poseía una propiedad en Kúntsevo, construyó una iglesia aquí. A principios del siglo XX se tomó la decisión de reconstruir por completo la iglesia en estilo neobizantino (raro en aquellos tiempos). La actual "basílica" abrió en 1913, pero al igual que muchas otras iglesias, se cerró en la década de 1930 por orden de las autoridades soviéticas y resultó muy dañada. Fue reabierta en 1991 y ahora tiene mucha fama entres los jóvenes. Cuenta con y una escuela parroquial dominical.

Vale la pena no solo visitar la iglesia, sino también dar un paseo por el pintoresco parque Filiovski. Aunque la propiedad Narishkin ahora está cerrada, se puede disfrutar de una agradable cafetería llamada Usadba ("finca") donde puedes comer algo. La estación de metro de Pionerskaya (línea azul, a 20 minutos en coche del centro) no está muy lejos.

8. Iglesia de la Ascensión en Kolómenskoe

El parque Kolómenskoe es un gran lugar para caminar y te hará sentir como un boyardo ruso del siglo XVI. Fue el padre de Iván el Terrible, Vasili III, quien asignó los fondos para construir la iglesia en 1528-32. La leyenda dice que fue una ofrenda de Vasili para que su esposa diera a luz a un hijo. Otras fuentes dicen que lo hizo en agradecimiento por el nacimiento de Iván.

Por supuesto, la imagen actual de la iglesia no es la misma que hace 500 años, la catedral fue reconstruida y restaurada muchas veces. A pesar de tanto traqueteo, incluso en el último siglo, se han revelado detalles interesantes, como el llamado "lugar del zar" o los restos de las puertas del norte. De todos modos, solo sentir el espíritu de aquellos tiempos es magnífico.

9. Iglesia de Nuestra Señora de Vladímir en Bíkovo

Para gozar de una experiencia clerical inusual, es necesario ir más lejos, en el interior de la región de Moscú. Esta iglesia parece un castillo gótico de la película La Bella y la Bestia. Fue construido en el territorio de la finca Vorontsov-Dashkov, ahora abandonada, pero sigue siendo un lugar muy interesante para pasear. Algunos expertos dicen que la iglesia es una reminiscencia del estilo del famoso arquitecto Vasili Bazhénov, que construyó el Parque Tsarítsino y la Casa Pashkov en Moscú.

Dentro, la iglesia es realmente pequeña y no muy impresionante. El trabajo de restauración aún está en marcha, por dentro y por fuera.

10. Iglesia del Signo de la Santísima Virgen María en Dubróvitsi

El aspecto esta iglesia te dejará sin aliento. Si no fuera por la cruz de la parte superior, probablemente nunca imaginarías que es una iglesia ortodoxa. Dentro del templo, no resulta menos impresionante, con frescos hasta la cúpula (no te lesiones el cuello mirándolos).

La iglesia está situada a orillas del río Pajrá y hay un gran parque cerca. Este es también uno de los lugares más populares para bodas en la región de Moscú (y la oficina de registro está a solo a un minuto a pie de la iglesia).

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies