Diez obras maestras de la Galería Tretiakov

La pinacoteca de Moscú es una de las más importantes del mundo

El autor es famoso por representar la vida cotidiana en el siglo XIX.

Paisaje luminoso al estilo impresionista.

Sus contemporáneos llamaban a Puskin, "sol de la poesía rusa". Detrás de poeta hay una estatua de una musa con una lira.

El zar mató a su hijo en un arranque de cólera. 

El pintor está considerado como un maestro de los paisajes en el mar. Este cuadro tuvo gran importancia para los románticos, que admiraban el horror y lo sublime de la naturaleza.

El pintor era un apasionado de la caza y sus cuadros sobre este tema son de gran realismo. Los tres cazadores son diferentes: el viejo experimentado al que le gusta contar historias, el segundo que tiene dudas y el tercero, un recién llegado.

Alionushka es un personaje de los cuentos populares rusos. Aparece aquí como una campesina que simboliza la belleza y el silencio de una huérfana obediente. 

Una pirámide de calaveras evoca el poder destructor de la guerra. 

“Desconocida”, Iván Kramskói, 1883.

La pintura de esta mujer anónima es intrigante. No es una belleza en el sentido tradicional, pero resulta llamativa, elegante y va vestida a la última moda. 

El zar ruso Pedro el Grande mandó ejecutar a un grupo de rebeldes en 1698.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies