El Kremlin de Moscú en los siglos XVIII y XIX (Fotos)

Los diseñadores rusos han recreado meticulosamente el aspecto que tenía el Kremlin en los años 1700 y 1800. Estás a punto de ver la belleza que solo pudieron observar nuestros antepasados.

El proyecto “El Kremlin de Moscú. Reconstrucción gráfica” ha sido realizado por historiadores rusos, ingenieros de TI y diseñadores. Utilizando descripciones e imágenes del Kremlin de Moscú de épocas lejanas, han creado imágenes fotográficas detalladas que reflejan todas las peculiaridades de la fortaleza de Moscú en el pasado.

1700

Vista desde el puente Bolshói Kámenni. La estructura blanca es el Palacio de Suministro (Almacenamiento) de Borís Godunov, que Catalina la Grande mandó desmontar en 1770.

El reloj de la torre Spásskaia. El “viejo” reloj fue construido en la primera mitad del siglo XVII por el ingeniero escocés Christopher Galloway, quien también sugirió crear una cubierta con carpa sobre la torre para colocar allí el mecanismo del reloj. Así es como aparecieron las cubiertas en pabellón en todas las torres. El objetivo era que fueran iguales que la torre del reloj del Kremlin. El reloj fue reemplazado por uno nuevo en 1701.

Entrada en la torre Spásskaia. Cerca de la torre se puede ver un pequeño mercado: los mercados y las tiendas ocupaban la Plaza Roja en tiempos anteriores a Pedro el Grande.

El puente Bolshói Kámenni, basado en un proyecto del ingeniero de Estrasburgo, Jagon Kristler, de finales del siglo XVII. También se llamó el “Puente de Todos los Santos” y fue la construcción más cara de su época. Medía 22 metros de ancho y 170 metros de largo, había edificios estatales, albergues y casas de nobles situados sobre esta construcción. El puente viejo fue derribado a mediados del siglo XIX y reemplazado por uno más nuevo.

1800

Catedral de la Anunciación.

La plaza Ivánovskaia y el Monasterio Chúdov (destruido en 1932).

Vista al Kremlin desde la orilla opuesta del río. A finales del siglo XVII las paredes y torres del Kremlin de Moscú fueron pintadas de blanco.

La Catedral de la Transfiguración en el Kremlin de Moscú (abajo), una de las catedrales más antiguas de Moscú, destruida en 1933, y el Palacio de los Térems (todavía intacto).

Las torres Spásskaia y Nabátnaia.

El Kremlin visto desde la calle Tverskáia. A la derecha se encuentra el barranco del Kremlin, lleno de agua y parte de la antigua muralla de Kitái-Górod.

Panorama del Kremlin y la Plaza Roja con el edificio de madera de las Filas Comerciales Superiores (demolido a finales del siglo XIX).

El Kremlin es impresionante pero en Moscú hay más monumentos Patrimonio de la Unesco. Si quieres saber más, haz click aquí.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies