¿Cuánta gente habla ruso en el mundo?

Global Look Press
Obviamente la mayoría de los hablantes se encuentran en Rusia, pero no están todos. Además, en el país eslavo hay también otras lenguas. Echemos un vistazo más concreto a la situación de esta bella y difícil lengua.

Siempre resulta difícil decir el número exacto de personas que habla una lengua, sobre todo por los que consideran una determinada lengua su segundo idioma. Según una encuesta de Web Technology Surveys el ruso era la segunda lengua más popular de internet, solo por detrás del inglés y tenía un 5,9% de usuarios en total.

¿Cuánta gente habla lo habla exactamente?

Hay 154 millones de personas que tienen el ruso como lengua materna, según datos de Ethnologue: Lenguas del Mundo en 2017. Al mismo tiempo, Rusia tiene una población de unos 144 millones de personas y hay más de 190 grupos étnicos diferentes, que hablan más de 100 diferentes lenguajes. Algunos de estos pueblos cuentan con más de un millón de hablantes nativos. Hay varias repúblicas en el país que tienen una cultura muy diferente y tienen su lengua propia como oficial, además del ruso.

¿Qué ocurre en el resto del mundo?

El ruso forma parte de la lista de lenguas globales, lo que significa que se habla ampliamente en todo el mundo. Según Ethnologue, alrededor de 265 millones de personas son hablantes de ruso, y es especialmente popular en 17 países, además de Rusia. Este es el listado:

  1. Azerbaiyán
  1. Bielorrusia
  1. China
  1. Estonia
  1. Georgia
  1. Israel
  1. Kazajistán
  1. Kirguistán
  1. Letonia
  1. Lituania
  1. Moldavia
  1. Mongolia
  1. Polonia
  1. Tayikistán
  1. Turkmenistán
  1. Ucrania
  1. Uzbekistán

En algunos países el ruso es la segunda lengua oficial, como ocurre por ejemplo en Bielorrusia y en los países con apenas reconocimiento internacional como Osetia del Sur, Transdniéster y las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk. Esto significa que el ruso está reconocido oficialmente y se utiliza en el sector público, para hacer negocios, en los medios de comunicación, en la educación y la cultura. Y además es utilizado por la élite política y por los jóvenes, que planean estudiar en universidades rusas.

Al mismo tiempo, la lengua rusa tiene un estatus oficial en Kazajistán y Kirguistán, pero con algunos límites. En Kazajistán los juicios tienen que ser en lengua kazaja y en algunas regiones de Kirguistán el ruso puede utilizarse oficialmente en determinadas situaciones.

¿Están en la antigua URSS la mayoría de los países rusoparlantes?

En la URSS había una política clara sobre la hegemonía del ruso y tras el colapso del país, el número de hablantes fuera de Rusia se mantuvo muy alto hasta los años 2000, cuando comenzó a ocupar un hueco importante la nueva generación, que había aprendido mayoritariamente las lenguas nacionales y/o el inglés.

A pesar de ello, en los países del Báltico y Ucrania, donde las autoridades restringen legalmente el uso del ruso, hay todavía numerosos hablantes de este lengua. Según el único censo de Ucrania, realizado en 2001, el 29,6% de la población (14 millones de persona) considera el ruso su lengua materna. En una encuesta de Gallup de 2008, el 83% de una muestra de 1.000 encuestados, prefería que le hicieran las preguntas en ruso.

Protesta en Riga contra la implantación del letón como lengua exclusiva de la educación. 1 de mayo de 2018.

Los intentos de las autoridades ucranianas por restringir el uso del ruso y para aumentar el peso del ucraniano en las escuelas y en los asuntos estatales fueron unas de las principales razones que provocaron el malestar civil, que acabó desembocando en un levantamiento separatista en las regiones rusoparlantes de Donetsk y Lugansk, mientras que en la rusoparlante Crimea decidieron unirse a Rusia tras la realización de un referéndum.

En Letonia la reforma educativa ha aumentado las enseñanzas en lengua letona desde 2004, lo que hizo que hubiera protestas. Según el censo de 2011 de Letonia, el 37,2% de la población considera el ruso su primera lengua.

¿Qué ocurre más allá del espacio postsoviético?

El ruso es lengua oficial en varias organizaciones internacionales importantes, como la CEI, la ONU (lo que incluye la UNESCO, la OMS, la OIM y otras), la Organización de Cooperación de Shangái y la Secretaría del Tratado Antártico, entro otras muchas.

Por cierto, en el estado de Nueva York, todos los documentos vinculados con elecciones en ciudades con más de un millón de personas tienen que estar traducidos al ruso (también al español, al coreano, al chino y otras lenguas).

En EE UU hay alrededor de 900.000 hablantes de la lengua rusa, según un censo de 2010. Está entre las diez lenguas más habladas y la mayor concentración de hablantes se da en Alaska, donde suma alrededor del 3% de la población. De hecho, la comunidad rusa de esta región es la más antigua de EE UU porque el estado fue parte del Imperio ruso hasta 1867, cuando fue vendida por el zar Alejandro II.

Por otro lado, en Israel hay entre 250.000 y 500.000 (varía según las fuentes) de emigrados rusos y de las antiguas repúblicas soviéticas. Forbes calculó en 2017 que hay alrededor de 1,5 millones de habitantes que hablan ruso en Israel, con una población total de 8 millones. El ruso también se habla bastante en Alemania, tal y como señalo el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en 2003, ya que hay alrededor de 6 millones de hablantes, la mitad de ellos emigrantes de la época soviética.

¿Estás interesado en hablar o mejorar ruso? Si te has preguntado por qué es tan difícil, aquí te damos algunas de las claves.

¿Quieres recibir la información más destacada sobre Rusia en tu correo electrónico? Pincha aquí y recibe cada viernes el material más interesante.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies