Prohibir todo lo ruso, la senda del gobierno ucraniano

Pasajeros en la estación central de Kiev.

Pasajeros en la estación central de Kiev.

RIA Novosti
El gobierno ucraniano planea prohibir el transporte de trenes de pasajeros procedentes de Rusia, según los diarios rusos. La medida afectaría a más de dos millones de personas. RBTH explica qué otras prohibiciones hay.

El diario ruso Kommersant fue el primero en hablar de las posibles restricciones de Kiev al transporte ferroviario. El ministro de Infraestructura de Ucrania, Vladímir Omelyan, se refierió a estos rumores y declaró que "el asunto no estaba en la agenda”, al mismo tiempo que añadía que había que cortar cualquier conexión de transporte con Rusia. Estas declaraciones no resultan del todo sorprendentes ya que en los últimos tres años Ucrania ha prohibido numerosas cosas que tienen que ver con Rusia. 

1. Prohibición de trenes y conexiones aéreas

La suspensión de trenes entre Ucrania y Rusia, que cuenta con unos 2 millones de personas al año, parece algo plausible, ya que Kiev ya ha prohibido el paso a los trenes de mercancías procedentes de Rusia. El pasado 16 de mayo Ucrania comenzó a restringir a los trenes de la Compañía Federal de Carga de Rusia (FGK), una filial de Ferrocarriles Rusos, que contaba con 6.000 vagones en territorio ucraniano. Ahora deberán abandonar el país para finales de mayo. Ucrania también ha prohibido que circulen los vagones de carga de otras compañías rusas. 

Hace dos años se restringió el tráfico aéreo entre los dos países. En otoño de 2015 Kiev impuso sanciones a varias aerolíneas rusas, entre ellas Aeroflot, debido a sus continuos vuelos sobre Crimea, que Ucrania no reconoce como territorio ruso. La respuesta de Moscú no se hizo esperar y prohibieron el vuelo a cinco compañias ucranianas.

A finales de 2015 Ucrania cerró completamente su espacio aéreo a los aviones rusos. “Rusia podría usar el espacio aéreo ucraniano para llevar a cabo provocaciones”, declaró el entonces primer ministro Arseni Yatseniuk. 

2. Prohibición de entrada a personas

Tras la prohibición de los vuelos directos, los rusos comenzaron a viajar a través de Minsk (Belarús). Aunque tampoco es fácil llegar hasta Ucrania pasando por la capital bielorrusa. En abril de 2014, cuando las autoridadesd de Kiev comenzaron la llamada “operación antiterrorista” en el este del país, se prohibió de facto la entrada a hombres rusos entre 16 y 60 años. Para poder entrar al país estos hombres necesitan una invitación formal de algún residente ucraniano.  

Según se comenta en las redes sociales, entre 2014 y 2015 los guardias fronterizos ucranianos prohibieron la entrada a miles de rusos sin explicación alguna. Incluso Mijaíl Jodorkovski, crítico con la política del Kremlin y que apoya al gobierno ucraniano pidió que cesara esta práctica que no hace más “que provocar problemas a miles de ciudadanos de a pie”. 

3. Lista negra de gente de la cultura

Kiev impuso una prohibición a la entrada de decenas de autores, cantantes, comediantes y actores rusos por considerarlos un peligro para la seguridad nacional tras sus declaraciones a favor de la reunificación de Crimea con Rusia o su apoyo a las repúblicas autoproclamadas de Donbass. 

Las personas de la cultura que hayan visitado Crimea tienen prohibida la entrada en Ucrania. Kiev insiste en que la única entrada posible es terrestre, a través de los puestos fronterizos ucranianos. La prohibición afectó a Yulia Samoylova, la representante de Rusia en Eurovision, porque visitó Crimea en 2015 volando desde Moscú. 

En la lista también se encuentran los actores Steven Seagal, Gerard Depardieu así como los directores Emir Kusturica y Oliver Stone, porque no comparten la versión de los hechos defendida por Kiev. 


4. Prohibición de la televisión rusa

Según los medios, las autoridades ucranianas también han prohibido la muestra de películas y programas rusos. Esta medida ha afectado a decenas de películas y series. En junio de 2015 se adoptó una ley especial que prohíbe la muesta de películas realizadas en Rusia que “promuevan a las estructuras militares y de seguridad del país agresor” (que es como Kiev se refiere a Rusia). 

Además se detuvo la retransmisión de canales de televisión rusos. El listado incluye más de 70, entre los que se encuentran el canal de deportes “Nuestro fútbol” o el infantil “Carrusel”. La mayor polémica fue la prohibición de Dozhd TV que no apoya la política del Kremlin en Ucrania. Las autoridades explicaron que lo prohibieron porque en la página web se muestra a Crimea como parte de Rusia. 

5. Prohibición de libros “antiucranianos”

Las ideas que representen un peligro a la seguridad nacional ucraniana tampoco pueden entrar en el país en forma de libro. Desde principios de este año hay una ley que prohíbe la importación de “materiales impresos de naturaleza antiucraniana”. Según la publicación Strana.ua, esta prohibició provocó que los libros rusos dejaran de entrar en el mercado del país vecino. La decisión acerca de qué libro es antiucraniano depende de una comisión especial, aunque meses después de la entrada en vigor de la ley la comisión no se había formado.

En mayo se presentó un nuevo procedimiento. Para poder obtener el permiso es necesario contar con la opinión de un experto sobre los contenidos del propio libro. 

Todas estas restricciones se suman a las sanciones económicas impuestas sobre los bienes rusos, la prohibición de cualquier tipo de cooperación técnico-militar con Moscú así como las última ola de restricciones que afectan a 468 compañías rusas y ucranianas, entre las que se incluyen la red social VKontakte y el buscador Yandex.