Crimea y Sebastopol formarán parte de Rusia

Vladímir Putin junto con las autoridades de Crimea y Sebastopol tras la firma del acuerdo. Fuente: Konstantín Zavrazhin / RG.

Vladímir Putin junto con las autoridades de Crimea y Sebastopol tras la firma del acuerdo. Fuente: Konstantín Zavrazhin / RG.

El martes 18 de marzo el presidente Vladímir Putin firmó un acuerdo interestatal sobre la entrada de Crimea y de la ciudad de Sebastopol en la Federación Rusa como sujetos federales. Según los expertos, el proceso de anexión de estos territorios podría terminar a finales de año.

Antes de firmar este acuerdo, Putin ha intervenido ante los diputados de ambas cámaras del parlamento con un comunicado extraoficial. El presidente ruso ha señalado que Rusia y Crimea tienen una historia común. También ha declarado que los crimeos están cansados de ser víctimas de una “asimilación forzada” y que el pueblo ucraniano en su conjunto está cansado de las acciones de las autoridades de Kiev.

Según Putin, “han cambiado los presidentes, los primeros ministros, los diputados de la Rada, pero no han cambiado la manera de tratar a su país y a su pueblo: han arrasado Ucrania y se han peleado entre ellos por las competencias, los activos y los flujos financieros”.

Putin ha subrayado que en Ucrania sigue sin haber un gobierno legítimo y muchos órganos estatales están controlados por los nacionalistas radicales. “En Ucrania sigue sin haber un poder ejecutivo legítimo. No tenemos con quien negociar”, señalaba Putin.

En lo que respecta a las declaraciones sobre una presunta agresión contra Ucrania, el ha declarado que Rusia no ha introducido tropas en Crimea, sino que se ha limitado a reforzar su agrupación existente en la zona sin sobrepasar el número de tropas permitido por el acuerdo internacional en vigor.

Putin ha dado a entender que Rusia planea respetar los derechos de todos los pueblos que viven en Crimea, así como su identidad nacional. “Lo correcto en Crimea sería establecer tres idiomas oficiales en igualdad de condiciones: el ruso, el ucraniano y el tártaro de Crimea”, ha subrayado.

Procedimiento para la anexión

El acuerdo ha sido firmado por Vladímir Putin, el presidente del Consejo Estatal de la República de Crimea, Vladímir Konstantínov, el presidente del Consejo de Ministros de Crimea, Serguéi Aksiónov, y el presidente del gobierno de Sebastopol, Alexéi Chaly.

Según se señala en dicho acuerdo, la República de Crimea se considera parte de Rusia desde el momento de la firma. En la Federación Rusa se formarán dos nuevas regiones: la República de Crimea y la ciudad federal de Sebastopol.

Sin embargo, para que el procedimiento de anexión finalice correctamente es necesario ratificar el acuerdo en el parlamento ruso y llevar a cabo una investigación en el Tribunal Constitucional de la Federación Rusa para comprobar que el acuerdo no va en contra de la Constitución.

Los diputados asistentes al evento ya han declarado que ratificarán el documento con carácter de urgencia. Mañana por la mañana tienen planeado un encuentro con una delegación de Crimea. Y la tarde del 18 de marzo el portavoz del Consejo de la Federación, Valentina Matvienko, y los miembros de la cámara alta del parlamento se reúnen con la delegación crimea. No se descarta que la ley correspondiente a las negociaciones se apruebe el próximo 21 de marzo.

Según el acuerdo, desde ahora hasta el día 1 de enero de 2015 comienza un periodo de transición durante el que se regularán las cuestiones de la integración de los nuevos sujetos federales en el sistema económico, financiero, crediticio y legal de la Federación Rusa.

A partir del día de su anexión a la Federación Rusa, en territorio de Crimea regirán las leyes de la Federación Rusa. Las leyes de la República de Crimea y de la ciudad de Sebastopol permanecerán vigentes hasta el final del periodo de transición o hasta la aprobación de un acto normativo de la Federación Rusa que prevea su extinción.

Según explica Elena Lukiánova, profesora del departamento de Derecho Constitucional y Municipal de la facultad de Derecho de la Universidad Estatal de Moscú y miembro de la Cámara Pública, no queda claro cuándo se estudiará el texto del acuerdo.

“Tras la intervención de Crimea ante el parlamento ruso deberán celebrarse consultas con los diputados sobre el acuerdo de unión. No queda claro si serán capaces de proponer y ratificar el acuerdo en tan poco tiempo, - comenta Lukiánova. – Por ahora, todo se está llevando a cabo de acuerdo con la ley constitucional general sobre el procedimiento de formación de un nuevo sujeto federal. Estamos cumpliendo plenamente con el procedimiento que tenemos previsto”. 

Lukiánova aclara que, debido a que este procedimiento se lleva a cabo por primera vez, los detalles de su implementación por ahora se desconocen. “Es relativamente fácil suponer por qué el gobierno del país ha tomado estas decisiones tan rápidamente. Las autoridades podrían haber tenido en cuenta el tratado de paz Küçük Kaynarca de 1774, que prevé, entre otras cosas, que si Crimea se separaba de Rusia, este territorio podía ser reclamado por Turquía”, declara la experta en derecho.

Además, señala que, si se respeta plenamente la legislación interna de Rusia, existen todavía muchas cuestiones sin resolver en el terreno del derecho internacional.

Leonid Poliakov, director del departamento de Politología General de la Escuela Superior de Economía, señala que tras la firma de este acuerdo habrá que introducir una serie de enmiendas en la legislación rusa. “Por ejemplo, será necesario ampliar el número de diputados y senadores que representen a Crimea y Sebastopol en los órganos legislativos rusos, - comenta Poliakov. – En mi opinión, este procedimiento no terminará hasta finales de este año”.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.