Receta de ‘kovrizhka’: el pastel ruso de pan de jengibre que nunca se pone rancio

Vasilisa Malinka
La ‘kovrizhka’ es como una versión grande del ‘priánik’ (pan de jengibre), con un tamaño que puede alcanzar hasta 1,5 m² y 10 cm de altura. Su tamaño inusualmente grande permite un fácil transporte y ayuda a garantizar su conservación durante mucho tiempo. Vamos a intentar dominar esta receta.

Los primeros priániki apareció en Rusia en el siglo IX y estaba elaborado a base de una simple mezcla de harina de centeno, miel y zumo de bayas. Eran los priániki más simples y, probablemente, los más deliciosos, porque la miel era casi la mitad de la masa. Más tarde, en los siglos XI-XIII, se le añadieron cada vez más especias y, en lugar de miel, estos otros sabores se fueron convirtiendo en lo más característico de la masa de pan de jengibre.

La kovrizhka, como cualquier priánik, obtiene su sabor de las especias, siendo la más característica la canela y el jengibre. Pero actualmente también se utilizan otras como la nuez moscada, el anís, etc. Además, se le pueden añadir pasas, cáscaras de cítricos confitadas y nueces. Por cierto, es el único tipo de priánik que tradicionalmente tiene una capa de mermelada en el medio.

Sin las especias, la masa de pan de jengibre no es nada especial, ya que básicamente está hecha de harina, miel y azúcar. La kovrizhka es uno de los pocos tipos de pan de jengibre que contiene pequeñas cantidades de huevo y leche. Además, la miel y el azúcar es lo que une los ingredientes en la receta clásica. Esta composición explica su característica densidad: la masa no necesita ser fermentada porque no se utiliza levadura. La kovrizhka se puede hornear tanto con una masa muy espesa y rígida como cuando tiene una consistencia muy líquida y cremosa. Gracias a su alto contenido en miel, la kovrizhka se mantiene fresca durante mucho tiempo.

Ingredientes para la kovrizhka’:

  • 600 g de harina de trigo de todo uso
  • 150 g de harina de centeno
  • 100 g de azúcar moreno
  • 100 g de azúcar
  • 100 g de sirope de glucosa
  • 375 g de miel
  • 180 ml de agua
  • 2 cucharadas de especias
  • 2 cucharadas de levadura en polvo
  • ½ cucharadita de levadura de hornear
  • 75 g de mantequilla derretida
  • 2 yemas de huevo
  • 10 g sal

Elaboración:

1. Mezcla las especias. Para ello tienes que usar: 2 cucharaditas de canela, ½ cucharadita de cardamomo, ¼ cucharadita de clavo, ½ cucharadita de pimienta de Jamaica, ¼ cucharadita de nuez moscada, ½ cucharadita de jengibre en polvo, ¼ cucharadita de pimienta negra y ¼ cucharadita de anís.

2. Calentar el horno a 160°C.

3. En una olla grande, pon a hervir el agua y las especias. Al mismo tiempo, en otra olla, mezcla el jarabe de glucosa y la miel y calienta el líquido a 60°C.

4. Vierte la mezcla de miel y glucosa en el jarabe de azúcar hervido y bate hasta que sea homogénea; retira la mezcla del fuego.

5. En un recipiente, combina las harinas, la sal y el polvo de hornear.

6. Pon la mezcla de harina en una olla con todas las especias y añade los ingredientes secos con una cuchara de madera.

7. Luego agrega las yemas de huevo con las especias.

8. Por último, añade la mantequilla derretida combinada con la levadura de hornear.

9. La mezcla debe ser homogénea, espesa y no pegajosa.

10. Prepara el molde forrándolo con papel de hornear y untándolo con una fina capa de mantequilla. Coloca la mezcla en el molde. Tradicionalmente, el molde debe ser cuadrado o rectangular, y el grosor de la masa antes de hornear debe ser de 2-2,5 cm.

11. Pon la kovrizhka en el horno caliente y hornea de 45 minutos a una hora, o hasta que un palillo de madera salga limpio. Saca cuando esté listo y deja que se enfríe por completo.

12. Toma la kovrizhka y dale la vuelta (la parte inferior es más plana y nivelada que la superior). Córtala en dos partes, la de arriba y la de abajo. Unta con mermelada de albaricoque, cereza o cualquier otra en la capa inferior y cubrir en la capa superior.

Ingredientes para el glaseado:

  • 250 g de azúcar glas
  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharada de vinagre blanco
  • 4 cucharadas de agua

Elaboración:

1. Prepara el glaseado mezclando todos los ingredientes y batir con una batidora durante cinco minutos hasta que esté muy suave.

2. Untar el glaseado encima de la kovrizhka y aplanar con una espátula. Deje secar el glaseado durante al menos una hora.

Priyátnogo appetita! 

Estos son los ocho dulces más populares de Rusia.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies