Aprende a hornear la empanada Nevski, un olvidado manjar soviético (Receta)

Vasilisa Malinka
El ‘pirog’ (empanada) Nevski se parece al pastel de Boston, pero sin chocolate. Veamos cuál es más cremoso.

El pirog Nevski es una parte olvidada del patrimonio culinario de Rusia. Era muy conocido en la época soviética, se vendía en cafeterías y cantinas, generalmente en porciones. Elaborado con masa blanda de levadura, empapado con sirope y una crema a base de mantequilla en el centro, es una delicia muy especial.

Su textura fue suave y deliciosa y se vendía en forma de pan grande y redondo o como pasteles de porciones más pequeñas. Por lo tanto, puedes comerlo de forma informal o llevarlo a un evento especial.

A veces el pirog Nevski se compara con la popular tarta Boston, y a primera vista pueden resultar muy similares. Pero el parecido es sólo algo superficial y de hecho los dos son completamente diferentes. Como ya hemos mencionado, la empanada Nevski está hecha con masa de levadura en lugar del bizcocho que se usa para las tartas Boston.

Lo más importante es que el relleno para la tarta Boston es crema pastelera, mientras que para el Nevski se utiliza una crema a base de mantequilla. Esto lo hace menos denso y dulce, resultando muy ligero.

Todos los productos de confitería de la Unión Soviética estaban regulados por las estrictas políticas de GOST (Estándar Nacional Controlado por el Gobierno). La receta de la empanada Nevski fue desarrollada en 1975, describiéndose minuciosamente cada una de sus características. El el peso del pastel era de unos 200 g, y se suponía que el contenido de humedad de la miga no debía superar el 40%. Cada pastel recibía unas pinceladas de huevo batido para que se volviera marrón y brillante. La regla más importante: no más de un 3% de azúcar en el producto final, lo que era el toque secreto para darle su sabor característico.

Algunas personas recuerdan cómo compraban este pastel en la confitería Lákomka, que estaba situada entre las avenidas Nevski y Ligovski en el centro de San Petersburgo a finales del siglo XX. Hoy, por desgracia, esta pastelería está cerrada.

Muchos han señalado que la empanada Nevski era mucho más popular que otros tipos de dulces similares. Era de aspecto sencillo y no muy caro, así como uno de los tipos de postres más accesibles. Por supuesto, muchas amas de casa trataron de hacerlo, pero no les salía igual que el original. La forma correcta de hacerlo no era conocida por todos. Esta receta te acercará lo más posible al pastel Nevski original. ¡Así que no pierdas tiempo y empieza a hornear ahora mismo!

Ingredientes para la masa

  • 288 g de harina
  • 78 g de azúcar
  • 68 g de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 142 g de agua
  • 1 g de sal
  • 5 g de levadura seca

Preparación

1. Empieza por hacer el prefermentado. En un bol, mezcla la levadura seca con 50 g de harina y 70 g de agua caliente. Cubre la mezcla con un envoltorio transparente y guarda para que aumente durante 1 hora.

2. En un recipiente mezcla los huevos, el azúcar y la sal hasta que estos liguen de forma  homogénea. Añade la prefermentación lista al resto del agua y mezcla de nuevo. Agrega el resto de la harina y amasa la masa hasta que la textura sea suave. Comienza a agregar mantequilla y continúa amasando hasta que se absorba completamente y la masa ya no se pegue al tazón.

3. Deja la masa tapada en el bol y deja que aumente durante 1 hora aproximadamente; a continuación, expulsa el aire dándole unos cuantos pliegues. Deja que aumente durante una hora más.

4. Da a la masa forma de bollo grande y redondo, y colócalo en la bandeja. Pincela la superficie del pastel con el huevo y cúbrelo con un envoltorio transparente; déjalo reposar durante 20 minutos y calienta el horno a 190°C.

5. Después de que la masa haya subido, retira la película y colócala en el horno. Hornea durante unos 30 minutos.

Ingredientes para el sirope

  • 86 g de azúcar
  • 10 g de coñac
  • 95 g de agua

Preparación

En una olla pequeña, agrega el azúcar al agua y deja hervir hasta que el azúcar se disuelva. Deja enfriar y añade el coñac.

Ingredientes para la crema

  • 60 g de azúcar en polvo
  • 140 g de mantequilla
  • 60 g de leche condensada dulce
  • vainilla

Preparación

1. Ablanda la mantequilla poniéndola a temperatura ambiente.

2. En un recipiente mezcla la vainilla, el azúcar en polvo y la mantequilla suelta. Comienza a batir, agregando lentamente la dulce leche condensada. Bate la nata hasta que tenga una textura ligera.

3. Cuando todos los ingredientes estén listos, corta el pastel enfriado en dos y remoja la parte inferior con sirope.

4. Dale un par de minutos para que absorba el sirope y luego unta la crema por encima.

5. Cubre la parte inferior del pastel con la parte superior y espolvorea con azúcar en polvo.

¡Priyátnogo appetita!

Si te gustó esta receta, pincha aquí para hacer ‘babà al ron’, un dulce soviético infundido de alcohol.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies