Prueba esta ‘máquina del tiempo’ soviética: crujientes barquillos rellenos de caramelo (Receta)

Victoria Drey
Quizás la mejor manera de transportar a un ruso de vuelta a su infancia es sirviéndole este plato. Veamos cómo aprovechar el caramelo al estilo soviético conocido como ‘leche condensada azucarada cocida’ en Rusia, o dulce de leche en los países de habla hispana.

Los pasteles caseros son algo muy importante para nuestra familia, y casi todos mis dulces favoritos como vatrushkí, sírniki o pirozhkí los hace mamá o la abuela. Una delicia que me encantaba en mis días de infancia eran los barquillos rellenos de leche condensada cocida (dulce de leche). El único problema era que nunca hacíamos esos tubos en casa porque ni mi madre ni mi abuela tenían una plancha para hacerlos crujientes y delgados. También era difícil encontrarlos en las tiendas de comestibles y panaderías porque si los tubos aparecían, se vendían en cuestión de minutos. Así que, cuando mi abuela me regaló una nueva plancha de para hacerlos, me convertí en la chica más feliz del planeta.

Mis padres también eran grandes fanáticos de los barquillos cuando eran niños en la URSS. Papá dice que era uno de los dulces más deliciosos de los innumerables que se podían encontrar en la cantina de la escuela. Los barquillos con dulce de leche rara vez estaban a la venta, así que los niños siempre se emocionaban al encontrarlos, especialmente cuando estaban generosamente rellenos con leche condensada cocida.

La receta de los barquillos es muy sencilla, y los ingredientes básicos se pueden encontrar seguramente en tu cocina. Lo complicado viene cuando tratas de formar los barquillos. Puedes intentar hacer los tubos con tus manos, pero la mejor y más fácil manera es usar algo parecido a un cono. Tuve la suerte de encontrar un mortero de madera entre mis utensilios de cocina, que crea los barquillos perfectos. También puedes usar un guante de algodón o silicona si tienes miedo de quemarte los dedos. El resto del proceso es muy fácil, así que prepárate para disfrutar de estos barquillos crujientes de la era soviética llenos de caramelo. Pero primero asegúrate de tener una plancha para hacer gofres delgados.

Ingredientes:

  • 2 latas de leche condensada cocida
  • 200 g de mantequilla
  • 180-200 g de harina común
  • 70 g de azúcar
  • 4 huevos grandes
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1  cáscara de limón
  • una pizca de sal
  • 1 cucharada de ron o brandy

Cocinar:

Pon la mantequilla (blanda) en un tazón grande y bátela con una batidora hasta que esté suave y de color blanco. Agrega el azúcar, la ralladura de limón y bate todo junto. Luego, agrega los huevos uno por uno y continúa mezclando.

Añade gradualmente la harina tamizada con polvo de hornear y sal, y trabaja cuidadosamente la mantequilla con una espátula. Debes tener una consistencia líquida. similar a la de la masa para panqueques. Agrega una cucharada de brandy, luego dale a la mezcla una última vuelta y comienza a hornear.

Calienta la plancha de gofres casi al máximo y pon una cucharada de masa en el centro. A continuación, cierra la tapa. Hornea hasta que el gofre se dore por ambos lados.

El siguiente es el paso más importante: dar forma a tu barquillo. La clave es trabajar rápido: retirarlo de la plancha, colocarlo sobre la superficie de cocción y enrollarlo alrededor del mortero de madera.

Todo el proceso dura sólo unos segundos, y el barquillo se vuelve crujiente y frágil muy rápidamente. Por lo tanto, ten cuidado de identificar el momento en que esté muy caliente y maleable. Prepara el resto de la misma manera y dejar enfriar.

Para el relleno, utiliza leche condensada azucarada cocida (dulce de leche). También se puede añadir mantequilla batida para hacer el relleno más cremoso, pero normalmente no lo uso. La leche condensada cocida es tan rica que no necesita de otro sabor adicional.

Cuando los barquillos estén completamente fríos, llénalos generosamente con dulce de leche, espolvoréalos con azúcar en polvo y disfrútalos con una taza de café fuerte o un expreso.

¡Priyátnogo appetita!

La cocina rusa está llena de dulces, te presentamos aquí los más populares.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies