Las 7 casas de madera más bellas de Rusia

Getty Images
En la lista hay una residencia de un zar y un rascacielos hecho de madera.

1. Kizhí Pogost (isla de Kizhí, lago Onega, Karelia) 

Este complejo de madera fue construido en el siglo XVII. Los constructores no usaron clavos (excepto en las cúpulas y las tejas del techo) y recibieron miles de troncos desde el continente, dos tareas que resultaron muy difíciles en aquella época. 

El complejo incluye dos iglesias de madera y un campanario, todo rodeado por una valla de madera que cumple la función simbólica de dividir el suelo sagrado del mundo exterior. La iglesia de madera de la Transfiguración forma la parte más notable del asentamiento. Como no tiene calefacción, sólo celebra servicios de verano. Tiene 22 cúpulas de madera y mide 37 metros de altura. Forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1990.

2. Kolómenskoie (Moscú)

En el momento de la construcción a principios del siglo XVII, Kolómenskoie consistía en un palacio de madera, una iglesia hecha de ladrillos blancos y algunos otros edificios. Pronto se convirtió en la residencia de verano favorita del zar Alexéi Mijáilovich. Otros gobernantes de Rusia también se instalaron en Kolómenskoie, incluyendo a Pedro el Grande.

A lo largo de los años, el palacio de madera fue reconstruido varias veces. En 2010, las autoridades de Moscú reconstruyeron el palacio inicial del zar Alexéi Mijáilovich en el mismo lugar. Hoy en día es una de las muchas atracciones turísticas de la capital de Rusia.

3. Casa Sutiaguin (Arjánguelsk)

La Casa Sutiaguin, a menudo llamada “rascacielos de madera”, es supuestamente la casa residencial de madera más alta del mundo. La construcción comenzó en 1991, cuando un empresario local de Arjánguelsk financió el proyecto. La construcción de 13 pisos y 44 metros de altura iba a ser la casa residencial de Sutiaguin.

La estructura se deterioró gravemente después de que el empresario recibiera una sentencia de prisión por crimen organizado. Finalmente, las autoridades de la ciudad dictaminaron que la casa residencial de madera más alta de Rusia representaba un peligro de incendio para los edificios cercanos y un tribunal ordenó su demolición. En 2012, los restos de la casa se quemaron hasta los cimientos.

4. Cabaña de Pedro el Grande (San Petersburgo)

Esta cabaña parece hecha de ladrillo porque Pedro el Grande, que apreciaba la estética de la arquitectura europea, ordenó que se pintara la estructura de madera. Sin embargo, la cabaña del zar, donde pasaba los meses de verano, estaba hecha de madera. La construcción de la cabaña de troncos se hizo en tan solo tres días en 1703 y la fecha de su finalización, el 27 de mayo, se considera ahora que marca la fundación de la ciudad. El tronco estaba situado en un lugar estratégico con vistas a los alrededores y a los baluartes de la fortaleza.

Hoy en día, la casa de madera alberga un museo dedicado a Pedro el Grande, donde se exhiben algunas de sus pertenencias personales.

5. Casa Polivanov (Moscú)

Esta casa de madera está situada en Jamóvniki, uno de los distritos más prestigiosos de Moscú. La casa fue construida en 1823, once años después de que el incendio de Moscú de 1812 virtualmente destruyera la ciudad. Perteneció al oficial ruso Alexánder Polivanov.

Aunque parece ser un edificio de dos pisos con lujosas columnas, está catalogado como un edificio de un piso con un entresuelo, un piso intermedio en un edificio que no se extiende por toda la parte del edificio.

6. La Mansión de Volkonski (Irkutsk)

Cuando Serguéi Volkonski, héroe de la Guerra de 1812 contra Napoleón, participó en una fallida revuelta decembrista, fue condenado a trabajos forzados y al exilio en Siberia. Después de unos años, Volkonski trasladó a su familia y su casa de madera a Irkutsk, donde fue reconstruida para ellos.

Hoy en día, este edificio de madera de dos pisos se considera una de las joyas arquitectónicas de Irkutsk. Los turistas pueden visitar la casa ya que alberga el Museo de los Decembristas.

7. Casa de Europa/Casa de los Shastin (Irkutsk)

Esta casa de madera de dos pisos situada en Irkutsk también es conocida como “Casa de los Encajes” por la suntuosa decoración de su exterior. La casa fue construida a mediados del siglo XIX para la familia de comerciantes Shastin. Hoy en día, la Casa Shastin es uno de los principales hitos arquitectónicos de Irkutsk. Reconstruida en 1999, es ahora un hotel.

LEE MÁS: Las casas de madera en Rusia, una especie en peligro de extinción

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies