Las casas de madera en Rusia, una especie en peligro de extinción

La arquitectura tradicional rusa se ha mantenido durante siglos, aunque actualmente cada vez hay menos viviendas de este estilo. Russia Beyond muestra algunas de las más interesantes.

Cada fotografía muestra una casa de madera en una población rusa que pronto se convertirá en una rareza.

A primera vista, todas parecen ser típicas casas rusas: con dos plantas, tres ventanas en la planta baja y una en el ático, pero si las observas mejor, cada una es especial.

Existen distintos patrones para la decoración: colores brillantes y el ornamento tradicional ruso, los nalíchniki, decoraciones de madera tallada para ventanas, generalmente pintadas de blanco.

El propósito de estas contraventanas es cubrir el hueco entre el marco de la ventana y la pared de una casa de madera.

En el siglo XVIII las contraventanas eran parte integral de la arquitectura de madera y los artesanos utilizaban una técnica de tallado única que se ha conservado en las tradiciones regionales hasta el día de hoy.

Estas casas siguen siendo muy populares. Los viajeros que se alejen de las grandes ciudades de Rusia se las irán encontrando a ambos lados de la carretera. Mucha gente sigue viviendo en estas casas, que fueron construidas por sus abuelos.

En ellas habitan dos tipos de familias: las que viven en pequeñas poblaciones, tienen animales, cultivan el huerto y pasan todo el año en estas casas; y las familias que se mudaron a las grandes ciudades pero siguen usando estas casas como dacha. Estas últimas van allí los fines de semana, en verano o cuando tienen vacaciones.

La verja también suele ser de madera. No sirve tanto para proteger o esconder algo como para delimitar la propiedad.

Descubre lo que la dacha significa para los rusos.

Haz click aq si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más