Estos son los mejores lugares judíos de San Petersburgo

Bekitzer/בקיצר
La historia del pueblo judío en San Petersburgo siempre ha sido complicada y aún no se conoce todo sobre esta. Hoy en día, la población judía de la ciudad es de entre 80.000 y 200.000 personas, aunque no existen datos oficiales. En los últimos años, la comunidad judía ha estado prosperando y sacando a la luz de forma activa el patrimonio judío de la ciudad. Para satisfacer tu curiosidad, hemos hecho una lista de los lugares de interés de temática judía más interesantes de San Petersburgo.

1. Gran Sinagoga Coral

Avenida Lérmontovski 2

La segunda sinagoga más grande de Europa y la más grande de Rusia, la Gran Sinagoga Coral fue diseñada por tres arquitectos: Sháposhnikov, Bajman y Shreter, que eligieron el estilo morisco, con bellos motivos arabescos para su diseño. Se inauguró en 1893 y se convirtió en el centro de culto de los judíos de San Petersburgo. El magnífico Gran Salón tiene capacidad para albergar hasta 1.200 fieles.

La sinagoga está situada al lado del Teatro Mariinski, pero sorprendentemente, ha permanecido como una joya oculta durante muchos años. Aquí también encontrarás una tienda de regalos llamada Kosher y el único restaurante kosher Mehadrin en San Petersburgo: Le'Chaim.

2. Centro de la Comunidad Judía

Calle Rubinstein 3

Situado en el corazón de San Petersburgo, el Centro de la Comunidad Judía no sólo es un lugar donde se celebran conferencias, charlas y exposiciones, sino también un sitio donde se puede obtener información sobre la vida judía, comprar periódicos y revistas judíos y conocer a otros miembros de la comunidad o a cualquier persona interesada en la cultura judía. El centro organiza sus propios programas culturales y educativos en teatros, salas de conciertos y galerías de exposiciones. Existe una gran biblioteca donde se pueden encontrar libros en hebreo y en yiddish, una escuela dominical para niños y cursos de hebreo y de yiddish.

3. Cementerio Judío

Avenida Alexándrovskoi Fermi 66А

El Cementerio Judío está situado en el sureste de la ciudad y forma parte del Cementerio Preobrazhénskoie. Fundado en 1875, estaba dividido en secciones para todos los creyentes no ortodoxos, incluyendo luteranos, musulmanes y católicos. Sin embargo, en 1899, no había ningún musulmán enterrado en el camposanto, ya que había que pagar por las parcelas, algo que va en contra de la tradición islámica.

El Cementerio Judío, por otro lado, fue financiado por la comunidad judía de San Petersburgo, y se convirtió en el lugar de descanso final para varias personas famosas, incluyendo al historiador Moses Altman, al escultor Mark Antokolski, al arquitecto Mark Jidekel, fundador del Instituto de Tuberculosos, Abram Sternberg, así como varios rabinos importantes de Leningrado.

4. Edificio del Banco Wawelberg

Avenida Nevski 7-9

Este sombrío edificio situado en la intersección de la avenida Nevski con la calle Málaia Morskaia está cubierto de granito gris y construido con el espíritu del Renacimiento italiano. Las fachadas están decoradas con esculturas. El edificio se parece mucho a un “Palazzo Ducale” veneciano. Se rumorea que el rico pero sobrio banquero judío Wawelberg dirigió durante mucho tiempo y meticulosamente la construcción del edificio. Sin encontrar algo de lo que quejarse, pronunció un solo comentario: “Hay un cartel en la puerta que dice: ‘Tira para salir’. No es mi filosofía, pongámoslo así: ‘Tira hacia ti mismo’”.

5. Museo Etnográfico Ruso

Calle Inzhenérnaia 4/1

En este templo del saber se puede encontrar una exposición única sobre la historia y la cultura judía en Rusia, que abarca el período desde los patriarcas bíblicos hasta la vida en la Zona de Asentamiento. La exposición tiene el estatus de museo autónomo y funciona de forma permanente. La colección judía del Museo Etnográfico cuenta con más de 2.500 objetos, entre los que se encuentran utensilios rituales, trajes, muebles para el hogar, amuletos y bramaderas, cajas únicas de textil y madera decoradas con coronas de plata para guardar la Torá, así como fotografías.

6. Yesod

Calle Bolshaia Raznochínaia 25A

El centro de la Comunidad Judía de Yesod ofrece todo para el turista judío: servicios de Shabbat, celebraciones festivas y una visión interior de la vida judía en San Petersburgo. El Yesod también ofrece visitas guiadas en habla inglesa por el hermoso y galardonado centro comunitario. Son gratuitas, pero debe llamar primero para hacer la reserva. Los servicios de Shabbat se celebran todos los viernes a las 19:00.

7. Memorial ‘Fórmula de luto’ en Pushkin

Pushkin, calle Moskóvskaia 5

Situado en la cercana ciudad de Pushkin, antes Tsárskoie Seló, el monumento a los judíos forma parte del monumento conmemorativo al Holocausto de Pushkin. Este recuerda a aquellos que fueron capturados y ejecutados por los alemanes durante el sitio de Leningrado durante la Segunda Guerra Mundial en 1943-1944.

8. Bekitzer

Calle Rubinstein 40/11

Gracias a un interior y un gran ambiente, platos a precios razonables con generosas porciones, una buena selección de vinos y deliciosos cócteles de autor, Bekitzer es uno de los lugares más populares de la ciudad, donde tanto locales como visitantes pueden probar la comida callejera israelí. El nombre “Bekitzer” se traduce del hebreo como “rápido”.

El menú no es grande, pero es muy interesante para aquellos que aún no están familiarizados con la jerga de la comida callejera israelí. Hay un diccionario práctico que lo explica todo. Este es uno de los lugares que realmente ha resistido la prueba del tiempo en San Petersburgo y cada vez es más grande, mejor y más querido.

¿Por qué Stalin creó un estado judío en los confines de Siberia? Encuentra la respuesta pinchando aquí.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies