6 hermosos templos budistas de Rusia que no creerás que existen (Fotos)

Legion Media
Uno de estos templos tiene la estatua de Buda bañada en oro más alta de Europa, mientras que otro tiene el cadáver sagrado de un monje momificado.

Aunque el budismo no es la religión más popular entre los muchos grupos étnicos de Rusia, se estima que hay un millón de seguidores y más de 200 organizaciones budistas en el país.

Para la mayoría de estos seguidores, el budismo es su religión nativa tradicional, y se ha extendido históricamente en las repúblicas de Kalmukia (sur de Rusia), Buriatia (este de Siberia) y Tuvá (sur de Siberia). Por lo tanto, estas regiones tienen algunos de los templos más impresionantes del país.

1. Ivolguinski Datsán (Buriatia)

Situado a 38,5 km de la ciudad de Ulán Udé en Buriatia, Ivolguinski Datsán es considerado el centro del budismo ruso, hogar de la Sangha tradicional budista de Rusia y del lama Pándido Jambo, líder de todos los lamas rusos. Fundado en 1945 con permiso oficial de las autoridades soviéticas, pasó de ser una pequeña casa de madera a un gran complejo de 10 edificios.

Uno de los misterios de Ivólguinski Datsán es el cadáver preservado de Dashi-Dorzho Itiguílov, el ex jefe de los budistas buriatos que murió en plena meditación en 1927. A pesar de las décadas que han pasado, su cuerpo aún se conserva sin signos de deterioro, un supuesto milagro que atrae a peregrinos de todo el mundo.

2. Morada dorada del buda Sakiamuni (Kalmukia)

La morada dorada del buda Sakiamuni (o Burjan Bakshin Altan Sume, como se le llama en Kalmukia) está situada en el corazón de Elistá, la capital de la República de Kalmukia. Inaugurado en 2005 como símbolo del renacimiento cultural y religioso de Kalmukia, se puede ver desde cualquier lugar de la ciudad.

Cuenta con siete plantas que albergan no sólo salas de oración y meditación, sino también una biblioteca, un museo y una sala de conferencias. La característica más interesante de este templo es una estatua de Buda de 9 metros de alto chapada en oro, supuestamente la estatua más alta de Buda en Europa.

3. Datsán Gunzéchoinei (San Petersburgo)

El templo budista más septentrional de Rusia, Datsán Gunzechoinéi, es también el primero construido en la parte europea del país. Fundado en 1909 gracias a un acuerdo entre el zar Nicolás II y el enviado del Dalái Lama XIII Agván Dorzhíev, es uno de los templos budistas más lujosos de Europa. Construido en granito triturado, fue decorado de forma suntuosa y tiene vidrieras creadas por el famoso pintor Nikolái Roerich.

Después de la Revolución de 1917, el templo fue cerrado y luego nacionalizado en 1938. Sólo en 1990 se reabrió como centro religioso administrado por la Sangha tradicional budista de Rusia. Según los informes, entre 300 y 500 personas visitan el templo diariamente. El número total estimado de seguidores budistas en San Petersburgo es de más de 15.000.

4. Atsagatski Datsán (Buriatia)

Fundado en 1825, Atságatski Datsán (antes conocido como Kurbinski Datsán) está situado en el pueblo de Narin-Atsagat en la República de Buriatia. También fue el lugar que vio pasar muchas figuras clave del budismo ruso, incluyendo al ya mencionado Agván Dorzhíev, quien nació en un pueblo cercano.

Hasta la década de 1930, era un centro de medicina tibetana y lugar de reunión de budistas de todo el país. En 1936, fue cerrado por las autoridades, pero reabierto después de la caída de la Unión Soviética.

5. Sakusn-Siume Datsán (Kalmukia)

Situado no lejos de la ciudad de Elistá, Sakusn-Siume es bastante reciente. El gran complejo, que debía convertirse en un centro de educación espiritual, se inauguró en 1996 y fue el centro clave del budismo en Kalmukia hasta la construcción de la Morada dorada del Buda Sakiamuni.

Sakusn-Siume fue diseñado basándose en el ejemplo de los templos budistas tibetanos, y tiene una estatua de Buda bañada en oro de 3,5 metros de altura. Aunque ya no es el centro clave del budismo en la república, sigue siendo considerado un importante lugar de culto.

6. Ustuu-Jureé (Tuvá)

Uno de los templos budistas más grandes de Rusia es el complejo Ustuu-Jurée de Tuvá, fundado en 1905. Construido con la ayuda del lama tibetano Kuntana Rimpoche, el templo funcionó hasta 1930, cuando fue cerrado por las autoridades, como sucedió con muchos otros templos.

En 1999, el Gobierno decidió revivir Ustuu-Jureé y atraer la atención del público y donaciones mediante el lanzamiento del Festival internacional de música en vivo y la fe Ustuu-Jureé, que ahora se celebra anualmente.

¿Te ha impresionado? Pues pincha aquí para ver estos ocho lugares que jamás dirías que están en Rusia.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies