5 cosas que deberías hacer este 2018 en Moscú entre partidos de fútbol (o sin ellos)

Legion Media
Hay muchos lugares que vale la pena visitar en Moscú, además de los estadios donde se juegan los partidos de fútbol: lo más difícil será encontrar tiempo para ir a todos.

A medida que se acerca el día de la inauguración de la Copa Mundial de la FIFA 2018™ en Rusia, es importante contar con una lista de cosas para hacer en las ciudades anfitrionas. Hoy empezamos con la capital de Rusia, que siempre ha tenido mucho que ofrecer a sus huéspedes, y el 2018 no es ninguna excepción.

Los principales destinos para quienes visiten Moscú durante la Copa Mundial son obvios: el estadio Luzhnikí y el Estadio Spartak (Otkrítie Arena), que serán los espacios que acogerán los partidos. Pero suponiendo que mucha gente no dudará en explorar la gloriosa capital más allá de la obvia ruta hotel-estadio-hotel, nos gustaría señalar que hay muchas cosas interesantes que se pueden hacer en Moscú. Allá vamos.

1. Descubre la nueva cara de la ciudad

Hasta hace poco una calle llena de coches, ahora Tverskáia es verde y con aceras anchas, un lugar ideal para pasear y disfrutar del alma del centro de la ciudad.

En los últimos años, Moscú ha cambiado hasta resultar irreconocible. Hay más zonas aptas para peatones; calles centrales, como Tverskáia y Novi Arbat, tienen aceras más anchas y son mucho más cómodas para caminar. Hoy, Moscú, desde el Kremlin hasta el “Anillo de los jardines”, que rodea el centro de la ciudad, es un lugar perfecto para pasear y disfrutar de un día soleado.

Un muy buen punto desde el que comenzar la caminata es el nuevo Parque Zariadie, a un paso del Kremlin. Su diseño único incluye cuatro zonas climáticas diferentes (recreadas artificialmente), un "puente flotante" sobre el río Moscova y una filarmónica. Vale la pena visitarlo, sólo tiene que echar un vistazo a estas fotos

Estaciones de metro más cercanas: Plóshchad Revolutsii, y Kitái-Górod.

2. Sumérgete en la historia y el arte

Lo nuevo y lo viejo coexisten en Moscú. Así que, después de visitar Zariadie, lo más natural es cruzar la calle y recorrer la Plaza Roja, con la Catedral de San Basilio, el Museo Histórico Estatal, estatuas de la época soviética e imperial y el Mausoleo de Lenin. Cada uno tiene su historia peculiar, así que es una buena idea encontrar tiempo, comprar un boleto, reservar un tour y dejarse llevar.

Lo mismo se aplica al Kremlin, la centenaria ciudadela de los gobernantes rusos. También hay que comprar entradas, pero la visita vale la pena. ¿Dónde más se pueden ver los tesoros de los zares rusos, que se guardan en la Armería del Kremlin?

Los fantásticos museos de Moscú no se limitan al Kremlin y a la Plaza Roja. La Galería Estatal Tretiakov, el principal fondo ruso de bellas artes nacionales, es también una visita obligada, así como el Museo Estatal Pushkin en la calle Voljonka. Pero recuerda, las colecciones en estos museos son enormes, por lo que una visita puede tomar horas.

Estaciones de metro: Kremlin y Plaza Roja - Ojotni Riad; Galería Tretyakov - Tretiakóvskaia; Museo Pushkin - Kropótkinskaia.

3. Pasa tiempo en parques de Moscú

Aparte del Zariadie, Moscú tiene mucho que ofrecer a los que disfrutan de un buen paseo por el parque. Hace varios años, las autoridades de la ciudad convirtieron el Parque Gorki en una meca para los jóvenes, con instalaciones que van desde un cine al aire libre y un museo de arte contemporáneo. Eso, sin contar centros deportivos y pistas de baile, por no hablar de los miles de cafeterías.

El Parque Gorki, que suele estar repleto de gente, puede llevarte a lugares más serenos, como el Jardín Neskuchni y las Colinas de los Gorriones, donde se puede pasear tranquilamente, escuchando los susurros de la belleza natural de Rusia. Otro gran lugar en el centro, al otro lado del Parque Gorki, es el Parque Muzeón, con su enorme colección de antiguos monumentos soviéticos.

Para tener un encuentro aún más cercano con el pasado se puede visitar el VDNJ en el noreste, donde hay muchos pabellones dedicados a las antiguas repúblicas soviéticas, así como a diversos logros científicos. Si la URSS no te interesa, entonces vete a Tsarítsino, una maravillosa finca establecida por Catalina la Grande en el siglo XVIII; o Kolómenskoie, una residencia de los zares, hecha de madera, que data de los siglos XVI y XVII.

Estaciones de metro: Gorki Park, Muzeón, Jardín Neskuchni - Park Kulturi y Oktiábrskaia; Colinas de los Gorriones - Vorobióvi Gori; VDNJ, Tsarítsino y Kolómenskoie - las tres estaciones tienen los mismos nombres.

4. Disfruta de la vistas desde arriba

La posibilidad de disfrutar de una vista a vuelo de pájaro de esta ciudad habitada por 12 millones de personas seguro que es una experiencia inolvidable, sobre todo cuando hace buen tiempo. Hay varios lugares de Moscú en los que se puede hacer esto.

La torre de televisión de Ostánkino. Aquí tienes una detallada guía sobre cómo llegar hasta allí y qué hacer en la zona. Por otro lado, en Moscow City hay dos rascacielos con miradores en los pisos 58 y 87, respectivamente.

También está la clásica vista de la ciudad desde las Colinas de los Gorriones, desde donde se observa todo el centro, tres de las “siete hermanas de Stalin”, el estadio Luzhnikí y Moscow City. Cualquiera que venga a Moscú por primera vez, debería pasarse por aquí.

Estación de metro: Torre Ostánkino - VDNJ; Moscow City - Vístavochnaia, Mezhdunaródnaia, Delovói Tsentr; Colina de los Gorriones - Vorobióvi Gori.

5. Súbete al metro

Hay un bonito destino en Moscú que no puede verse desde ningún mirador, hablamos del metro. Es más que un sistema de transporte. Sus numerosas estaciones, sobre todo en el centro, recuerdan a palacios y forman parte del patrimonio cultural nacional. Así que mientras vayas con prisa de un sitio a otro, trata de parar un momento y observar la belleza que te rodea. Aquí te explicamos cómo ir en metro como un local. 

… y eso es solo el principio.

Necesitaríamos un libro para describir todos los lugares fantásticos que deberías ver en Moscú. La ciudad más grande de Rusia tiene de todo: desde preciosas iglesias hasta edificios de la época de las vanguardias. Tiene también gran cantidad de bares y restaurantes para turistas, en los que pueden descansar después de asomarse a toda la belleza. Buen viaje.

Aquí te presentamos los mejores lugares para hacer jogging por la capital rusa. 

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies