Los descomunales muros de Solovkí: de Prokudin-Gorski al presente

Monasterio Solovetski. Muro Este con Torre del Arcángel (izquierda) y Catedral de la Transfiguración. 26 de julio de 1998.

Monasterio Solovetski. Muro Este con Torre del Arcángel (izquierda) y Catedral de la Transfiguración. 26 de julio de 1998.

William Brumfield
Las notables fortificaciones, iniciadas bajo Iván el Terrible, marcaron al monasterio como una estructura defensiva y religiosa.

A principios del siglo XX, el químico y fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski ideó un proceso complejo para conseguir fotografías detalladas y en vívidos colores. Su visión de la fotografía como una forma de educación e iluminación fue demostrada con especial claridad a través de sus fotografías de monumentos arquitectónicos en lugares históricos a lo largo del corazón de Rusia.

Entre los lugares más remotos que fotografió se encuentra el Monasterio de la Transfiguración Solovetski, ubicado en la Isla Bolshói Solovetski, parte de un archipiélago en la parte suroccidental del Mar Blanco. Prokudin-Gorski visitó Solovki en el verano de 1916, cuando la Primera Guerra Mundial asolaba Europa. La Colección Prokudin-Gorski de la Biblioteca del Congreso en Washington, DC contiene 20 fotografías que hizo en o cerca del monasterio. Mis visitas tuvieron lugar en los veranos de 1998 y 1999, un tiempo ideal para ver el complejo, ya que la mayoría de los andamios exteriores habían sido retirados después de la finalización de grandes trabajos de restauración.

Fundado en la década de 1430 por los monjes Guerman y Sabbatius, el Monasterio de la Transfiguración floreció a mediados del siglo XVI bajo la dirección del egúmeno Felipe (Fiódor Kólichev), un monje moscovita de origen noble. La resistencia pública del prelado a los actos de terror político por parte de Iván IV (el Terrible) a finales de la década de 1560 condujo a su exilio y muerte en 1569. No obstante, el desarrollo intensivo del monasterio Solovetski continuó a finales del siglo XVI con la construcción de iglesias y edificios monásticos adicionales.

Monasterio de Transfiguración Solovetski. Pared Este con Torre del Arcángel, Torre de las Cocinas y Torre de la Cervecera del Kvas (derecha). Verano de 1916.

El Monasterio Solovetski es impresionante en muchos sentidos. Sus macizos muros de granito son uno de los logros más notables de la ingeniería de fortificación europea. El impulso para su construcción surgió de la prolongada Guerra Livona de Iván el Terrible, que duró desde 1558 hasta 1583. Como parte de ese conflicto, una flotilla combinada sueco-holandesa apareció en el archipiélago de Solovetski en 1571. Aunque no hubo ninguna acción hostil derivada de esta misión de sondeo, esta planteó algunas dudas sobre la posible vulnerabilidad del monasterio y, más en general, sobre posibles incursiones contra Moscovia a través del Mar Blanco.

Una estructura defensiva

En 1578, Iván el Terrible apoyó la construcción de un muro de troncos alrededor del monasterio y envió un destacamento de streltsí (mosqueteros) y cañoneros bajo el mando de Mijaíl Ózerov para contrarrestar los movimientos suecos en el Mar Blanco. Ózerov murió al año siguiente en un vano intento de desalojar a los suecos de las tierras que habían ocupado del cerca de Kem, el asentamiento continental más cercano a Solovki. Esta derrota sirvió para aumentar los recursos asignados al monasterio.

Monasterio de Transfiguración Solovetski. Muro Este con Torre del Arcángel, Torre de las Cocinas y Torre de la Cervecera del Kvas (derecha). 25 de julio de 1998

Con la pérdida de la fortaleza báltica de Narva en 1581, la importancia estratégica del Mar Blanco aumentó no solo en términos militares, sino también como salida de Moscovia al comercio europeo. A finales del siglo XVI, toda la zona del Mar Blanco estaba unida por ríos, lagos y el mar en una poderosa red comercial. A través de este vasto territorio se transportaban pieles, productos forestales, pescado y la más esencial de las materias primas: sal.

En 1582 se empezó a trabajar en la sustitución de la empalizada de troncos por muros del material más duradero disponible: piedra de granito, incluidas grandes rocas. Tras la conclusión de la Guerra de Livonia en 1583 y la muerte de Iván el Terrible en 1584, los trabajos en las murallas continuaron con el apoyo de su sucesor, el zar Fiódor. Una vez terminadas, las paredes formaron un pentágono alargado de aproximadamente 3.000 pies de longitud. Las paredes tenían una media de 30 pies de altura y unos 23 pies de espesor en su base.

Monasterio de la Transfiguración Solovetski. Muro Este a través del Lago Santo. De izquierda a derecha: Catedral de la Transfiguración, Catedral de la Trinidad, Iglesia de San Nicolás, campanario, refectorio de la Iglesia de la Dormición. 26 de julio de 1998.

Durante el período de más intensa construcción, entre 1582 y 1594, monjes y obreros asalariados manipularon miles de rocas de granito, mientras que las grandes murallas y torres redondas del monasterio se levantaron en los terrenos pantanosos. Durante los dos primeros años de construcción, el trabajo estuvo guiado por un maestro constructor de Vólogda, Iván Mijáilov.

Monasterio de la Transfiguración Solovetski. Torre del Arcángel. 26 de julio de 1998.

En el monasterio se adquirió mucha experiencia en el uso de rocas de granito para grandes estructuras (incluyendo iglesias) durante los años 1550 y 1560. Las fuentes escritas indican que la supervisión general del proyecto se asignó al monje Trifon, nacido Terentii Kologrívov y miembro de una próspera familia de comerciantes de sal del pueblo de Nionoksa, en el Mar Blanco, cerca de la desembocadura del río Dviná. La enorme obra de construcción de las murallas fue apoyada por subvenciones esporádicas de la corte moscovita y por los recursos del monasterio en el archipiélago, así como por una red de asentamientos que tenían obligaciones con el monasterio. Durante los meses de verano hasta 200 cosacos contratados participaban en la construcción de los muros.

Monasterio Solovetski. Torre del Arcángel, construcción en piedra de granito. 26 de julio de 1998.

Elementos arquitectónicos destacables

Los elementos más característicos de las murallas son las seis torres redondas de esquina. Estas incluyen: la Torre San Nicolás y la puerta de entrada en la esquina noreste; la Torre del Arcángel en la esquina sureste; la Torre Blanca en el punto oeste; la Torre Giratoria (priadílnaia) en el suroeste; y la Torre Vigía (korózhnaia) en la esquina noroeste. También hay cuatro torres cuadradas de dimensiones más pequeñas.

Las torres, al igual que los muros mismos, fueron rematadas con ladrillo para las compuertas de cañón, y todo el sistema fue cubierto con un techo de madera, incluyendo los encofrados con forma de tiendas de campaña sobre las torres mismas. Las torres se encontraban entre los últimos elementos importantes del sistema de muros que debían completarse. Con la firma de un tratado de paz entre Rusia y Suecia en 1595, la urgencia de completar los muros disminuyó. No obstante, la construcción continuó hasta 1596, se reanudó a principios del siglo XVII y concluyó en 1621.

Monasterio de la Transfiguración Solovetski. Muro sureste con Torre del Arcángel y Catedral de la Transfiguración. Vista sur en la que se aprecia un galpón de lavado. 25 de julio de 1998.

Las fotografías de Prokudin-Gorski del monasterio en 1916 fueron una de las últimas imágenes del extraordinario conjunto antes del cataclismo de la Revolución y la Guerra Civil. La que mostramos aquí es la pared este, sobre la que se elevan cúpulas de iglesias y torres. Mis fotografías incluyen una perspectiva similar, así como vistas impresionantes a través del Lago Santo. En 1992 las Islas Solovetski fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

A principios del siglo XX, el fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski ideó un proceso complejo para realizar fotografías a color. Entre 1903 y 1916 viajó a través del Imperio Ruso y tomó más de 2.000 fotografías con este proceso, que implicaba realizar tres exposiciones en una placa de vidrio. En agosto de 1918, abandonó Rusia y finalmente se instaló en Francia con gran parte de su colección de negativos de vidrio. Tras su muerte en París en 1944, sus herederos vendieron la colección a la Biblioteca del Congreso. A principios del siglo XXI, la Biblioteca digitalizó la Colección Prokudin-Gorski y la puso gratuitamente a disposición del público mundial. Muchas web rusas tienen ahora versiones de la colección. En 1986 el historiador arquitectónico y fotógrafo William Brumfield organizó la primera exposición de fotografías de Prokudin-Gorski en la Biblioteca del Congreso. Durante un período de trabajo en Rusia, a partir de 1970, Brumfield ha fotografiado la mayoría de los sitios visitados por Prokudin-Gorski. Esta serie de artículos comparará las vistas de Prokudin-Gorski de los monumentos arquitectónicos con fotografías tomadas por Brumfield décadas más tarde.

Si te interesó este texto, mira este documental sobre los misterios de Solovki.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies