Iglesia de Juan Bautista en Tolchkovo: coronando la gloria de Yaroslavl

Las innovaciones arquitectónicas empleadas son testimonio del ingenio medieval.
Yaroslavl. Iglesia de la Decapitación de Juan Bautista en Tolchkovo, ábside y capilla norte. Vista noreste. 15 de agosto de 2017.

A principios del siglo XX, el químico y fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski ideó un proceso complejo para conseguir fotografías detalladas y en vívidos colores (véase el cuadro de texto a continuación). Su visión de la fotografía como una forma de educación e iluminación fue demostrada con especial claridad a través de sus fotografías de monumentos arquitectónicos en lugares históricos a lo largo del corazón de Rusia.

Con el apoyo logístico del Ministerio de Transportes, que facilitó al fotógrafo el uso del sistema ferroviario y las vías fluviales rusas, los viajes de este a lo largo del Volga (el mayor río del país) resultaron especialmente productivos.

Iglesia de la Decapitación de Juan Bautista, con campanario. Vista este. Izquierda: valla de fábrica. 29 de junio de 1995.

Uno de los lugares históricos más ricos de Rusia es la ciudad de Yaroslavl, situada en el Volga a unos 150 kilómetros al noreste de Moscú. En la actualidad es un centro industrial de unos 650.000 habitantes, Yaroslavl era una de las ciudades más grandes de la Rusia medieval. Presenta una de las mayores concentraciones rusas de arte y arquitectura eclesiástica de los siglos XVI al XIX. Prokudin-Gorski fotografió la zona en los veranos de 1910 y 1911. Mi trabajo en Yaroslavl abarca tres décadas, de 1987 a 2017.

Centro comercial

Fundada a principios del siglo XI por Yaroslav el Sabio (uno de los más grandes gobernantes del Rus medieval), a principios del siglo XIII la ciudad ya tenía iglesias de mampostería en lo complejos monásticos, insólitas en una época en que la mayoría de los edificios eran de troncos. En 1238, Yaroslavl fue saqueada por los mongoles durante su conquista de la Rusia central. Aunque la recuperación del dominio mongol fue lenta, la unión con Moscovia en el siglo XV integró la ciudad en una estructura política y económica más amplia.

Iglesia de la Decapitación de Juan el Bautista, con campanario. Vista oeste. Derecha: Iglesia de la Ascensión (no existente). Verano de 1910.

Yaroslavl se benefició de su ubicación geográfica, lo que le permitió servir como un centro no sólo para el comercio dentro de la extensa cuenca del río Volga, sino también para todo el norte ruso. En la última parte del siglo XVI, Iván IV (el Terrible) estableció un puerto en el Monasterio del Arcángel, en el norte del río Dviná, cerca del Mar Blanco, abriendo así Moscú para el comercio con Europa Occidental. Esto, a su vez, reforzó la posición estratégica de Yaroslavl dentro de una red mercantil que se extendía desde el Mar Blanco hasta Siberia. Gracias a estas nuevas posibilidades comerciales, Yaroslavl atrajo colonias de comerciantes rusos y extranjeros: ingleses, holandeses y alemanes.

Iglesia de la Decapitación de Juan Bautista. Vista oeste. 24 de julio de 1997.

El comercio en Yaroslavl declinó durante el interregno después de la muerte de Borís Godunov en 1605. Conocido como el Período Tumultuoso, durante este período gran parte del país fue devastado por el caos político y social. Yaroslavl eludió lo peor de las revueltas, y en 1612 la ciudad sirvió como centro de los patriotas rusos contra una fuerza de ocupación polaca que tomó Moscú.

La participación de los principales comerciantes de Yaroslavl en esta campaña les trajo amplios privilegios comerciales por parte del nuevo gobernante Mijaíl Fiódorovich (1596-1645), primer zar de la dinastía Románov. Como resultado, durante el siglo XVII, la ciudad no sólo acumuló la riqueza necesaria para construir iglesias elaboradamente decoradas, sino que también estableció conexiones con los centros culturales del oeste.

Iglesia de la Decapitación de Juan el Bautista. Vista noreste. 15 de agosto de 2017.

Sólo Moscú rivalizó con Yaroslavl en su creación de nuevas iglesias, patrocinadas por una combinación de ricos comerciantes, distritos urbanos y asociaciones comerciales. Durante el siglo XVII, las 35 parroquias de la zona fueron testigo de la construcción de 44 iglesias de mampostería, la mayoría erigidas después de un incendio que consumió gran parte de la ciudad en 1658. A pesar de los daños infligidos durante la era soviética, muchas de estas iglesias han sobrevivido.

Monumento al ingenio medieval

La más grande y elaborada de estas estructuras es la Iglesia de la Decapitación de Juan el Bautista, ubicada en el distrito de Tolchkovo cerca del río Kótorosl, un pequeño afluente del Volga. Prokudin-Gorski fotografió este magnífico monumento sólo desde el oeste, a la luz de la tarde. Desafortunadamente, el negativo original se ha perdido, pero la imagen superviviente de su álbum de contacto ofrece una vista única del conjunto de la iglesia entera, desde un campo abierto. Esa visión desapareció por completo con la construcción, durante el período soviético, de una gran planta química al lado de la iglesia.

Iglesia de la Decapitación de Juan Bautista, ábside. Vista este. 15 de agosto de 2017.

La iglesia de Tolchkovo fue construida entre 1671 y 1687 con fondos aportados por los feligreses, y por los empresarios Rodión y Leonti Eriomin, cuya riqueza provenía de los talleres de cuero ubicados en el distrito. El plano de la iglesia incluía una galería cerrada en tres lados de la estructura rectangular y dos capillas simétricas en cada esquina oriental. Los porches de entrada con techos inclinados marcan el centro de las galerías norte, oeste y sur.

Las fachadas de ladrillo están decoradas por grupos de columnas adosadas con una mezcla de elementos decorativos como arcos ojivales en miniatura sobre columnas emparejadas de ladrillo moldeado. Las formas elaboradas de ladrillo son realzadas por azulejos policromados brillantes, visibles en mis fotografías.

Iglesia de la Decapitación de Juan Bautista, detalle fachada este. 15 de agosto de 2017.

Los anónimos maestros constructores mostraron un gran ingenio en el diseño de las dos capillas orientales, que están dedicadas a los tres prelados (San Basilio Magno, San Gregorio Teólogo y San Juan Crisóstomo) y a los responsables del milagro de Kazán. Los santos Guri y Barsanufio. En una solución poco habitual, las cornisas de la capilla se elevan a la altura de la estructura principal.

El resultado es un nivel de techo uniforme que crea un efecto visual impresionante desde el oeste. En la visión distante de Prokudin-Gorski, la relación de las capillas con la estructura principal es clara. Pero una perspectiva más cercana, mostrada en mi fotografía, esconde las estructuras de la capilla y crea la ilusión de que la iglesia está coronada con 15 cúpulas brillantes.

Iglesia de la Decapitación de Juan Bautista, con Puerta Santa. Verano de 1910.

Las estructuras de la capilla también crean una unidad monumental en la fachada este, con puntos de acento proporcionados por el conjunto de cinco cúpulas en miniatura en cada capilla en cajas alargadas. Los relieves decorativos en los pisos superiores de la fachada este se complementan con un colorido trampantojo en la parte inferior de la estructura apsidal, dividida en cinco segmentos. Mis fotografías a lo largo de los años muestran que el dibujo pintado se ha desvanecido, pero la fachada este no es menos impresionante.

La Iglesia de Juan el Bautista tenía estructuras auxiliares, incluyendo una modesta iglesia invernal dedicada a la Ascensión, construida en 1659-1665 y demolida por los trabajos de construcción de la fábrica a principios de los años 50 del siglo XX. El acceso principal a la iglesia desde el oeste estaba enmarcado por una Puerta Santa, que ha sobrevivido justo en el límite de la fábrica.

Iglesia de la Decapitación de Juan Bautista. Puerta Santa, vista sureste. 7 de agosto de 1987.

La característica dominante del conjunto es el campanario, construido a finales del siglo XVIII en estilo florido conocido como "barroco moscovita". Esta grandiosa torre de 150 pies de altura está decorada con elementos de piedra caliza, incluyendo balaustres y pináculos que destacan los octágonos ascendentes, en una amalgama de diseño ruso y holandés.

En vista de la turbulencia de la historia rusa del siglo XX, es un milagro que el magnífico conjunto de Tolchkovo haya sobrevivido en su mayor parte. Tan imponente como el exterior de la Iglesia de Juan Bautista es su interior, cubierto de frescos. Afortunadamente, conocemos las identidades de los artistas que crearon este espacio.

Iglesia de la Decapitación de Juan el Bautista. Campanario. Vista este. 29 de junio de 1995.

A principios del siglo XX, el fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski ideó un proceso complejo para realizar fotografías a color. Entre 1903 y 1916 viajó a través del Imperio Ruso y tomó más de 2.000 fotografías con este proceso, que implicaba realizar tres exposiciones en una placa de vidrio. En agosto de 1918, abandonó Rusia y finalmente se instaló en Francia con gran parte de su colección de negativos de vidrio. Tras su muerte en París en 1944, sus herederos vendieron la colección a la Biblioteca del Congreso. A principios del siglo XXI, la Biblioteca digitalizó la Colección Prokudin-Gorski y la puso gratuitamente a disposición del público mundial. Muchas web rusas tienen ahora versiones de la colección. En 1986 el historiador arquitectónico y fotógrafo William Brumfield organizó la primera exposición de fotografías de Prokudin-Gorski en la Biblioteca del Congreso. Durante un período de trabajo en Rusia, a partir de 1970, Brumfield ha fotografiado la mayoría de los sitios visitados por Prokudin-Gorski. Esta serie de artículos comparará las vistas de Prokudin-Gorski de los monumentos arquitectónicos con fotografías tomadas por Brumfield décadas más tarde.

Si te interesó este texto, seguro que te encantará ver las primeras imágenes en color de la familia Romanov.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies