18 museos de Europa (sin incluir Rusia) donde puedes ver un T-34 (Imágenes)

¿Sueñas con acariciar el rugoso blindaje del tanque soviético más icónico de la II Guerra Mundial? ¿Sacarte una foto junto a su poderoso cañón? Te mostramos algunos lugares de Europa donde puedes hacerlo.

1. Museo Imperial de la Guerra (Londres)

¿Un T-34 en la capital del Reino Unido? Sí. Un museo sobre la guerra tan importante como el británico no podía permitirse de ningún modo el obviar una de las piezas de tecnología militar más decisivas en la derrota de la Alemania nazi.

Para visitar este templo de la historia bélica, dirige tus pasos a Lambeth Rd, London SE1 6HZ.

Web del museo: www.iwm.org.uk

2. Museo de Blindados de Saumur (Francia)

¿De crucero por el Loira y harto de tanto castillo? Dale esquinazo a tu mujer y vente a ver cosas grandes de metal que se mueven y disparan. Considerado como uno de los museos de tanques más importantes del mundo, el de Saumur no podría serlo si no tuviese un T-34 entre sus vehículos blindados. Por cierto, goza de una salud envidiable.

Está ubicado en el 1043 del camino a Fontevraud, en el municipio de Saumur.

Web del museo: museedesblindes.fr

3. Museo Real de las Fuerzas Armadas y de la Historia Militar de Bruselas (Bélgica)

Aunque originalmente consistía en una colección de unos novecientos objetos recogidos por el oficial Louis Leconte, más tarde, la colección se enriqueció generosamente con legados, donaciones e intercambios. Desde los años 80 tiene una sección dedicada a medios acorazados, entre la que se encuentra un temible T-34.

T-34 en el Museo Real de las Fuerzas Armadas y de la Historia Militar de Bruselas.

Web del museo: klm-mra.be

4. Museo de la Guerra de Overloon (Holanda)

Inaugurado el 25 de mayo de 1946, es uno de los museos más antiguos de Europa dedicado a la Segunda Guerra Mundial. Aunque su colección de blindados está centrada en aquellos que participaron en el desembarco angloestadounidense en Europa occidental de 1944 (y en la batalla de Overloon, claro)… ¿cómo iban a estar sin un T-34?

T-34 en el Museo de la Guerra de Overloon.

El pueblo está situado cerca de la autopista A73 entre Venlo y Nimega. Pregunta por el número 1 de Museumpark. No tiene pérdida.

Web del museo: oorlogsmuseum.nl

5. Museo Alemán del Tanque de Munster (Alemania)

¿Visitando a los enemigos de la URSS durante la Segunda Guerra Mundial? No podía faltar un T-34 en su colección.

T-34 en el Museo Alemán del Tanque de Munster.

Puedes acceder al museo en la calle Hans-Krüger 33 de Munster (Ortze), Baja Sajonia. ¡Atentos!: Munster (no Münster) se encuentra en el estado federal de Baja Sajonia, no en Renania del Norte-Westfalia. ¡No acabes en el quinto pino por un error de lectura!

Web del museo: daspanzermuseum.de

6. Museo de Historia Militar de Viena (Austria)

Este museo tiene lo que califican como “Jardín de tanques” (Panzergarten), espacio que alberga los vehículos de combate más importantes de las Fuerzas Armadas austriacas desde 1955 hasta la actualidad, incluyendo vehículos de las potencias de ocupación. ¿Adivinan qué tanque soviético florece en este jardín? Adivina qué pasa cuando le pones combustible…

Si paseando por Viena te cansas de tanta ópera y tanta emperatriz Sissi, dirígete en busca del fuego y el acero a la dirección Object 1A-1030.

Web del museo: hgm.at/en

7. Museo de Tanques de Suecia Arsenalen (Strängnäs, Suecia)

¿Pero Suecia no lleva en paz desde hace más de un siglo? Sí, pero también les interesan los tanques. Y el T-34 es la joyita de un museo como este.

No te hagas el sueco y, si visitas el país de ABBA y Pippi Calzaslargas​, ten en cuenta que un T-34 te espera en el municipio de Strängnäs, provincia de Södermanland.

Web del museo: arsenalen.se

8. Museo de Tanques de Slagelse (Dinamarca)

Slagelse (pronúnciese como si uno estuviera tremendamente resfriado) es una localidad situada 100 km al suroeste de la capital del país, Copenhague.  Un T-34 se encuentra en la colección de este coqueto museo danés dedicado a los blindados. Pero llegó desde Polonia. Hum, sí, complicado. ¿Algo huele a podrido en Dinamarca?

Mira este tanque polaco de fabricación rusa en un museo danés viajando a Fladholtevej 18, 4200 Slagelse, Dinamarca.

Web del museo: panzermuseumeast.dk

9. Museo de Vehículos Blindados de Parola (Finlandia)

Situado en medio de la naturaleza, a 110 kilómetros al norte de Helsinki, entre su colección hay varios blindados soviéticos, del T-28 al T-34. Cosa lógica, dado que el país nórdico y la URSS fueron rivales en la Segunda Guerra Mundial. El T-34, por cierto, está tan bien conservado que a veces lo sacan de paseo.

La dirección, a la que puedes llegar en autobús o a pie desde la estación de trenes de Parola (a 1km de distancia) es: Hattulantie 334.

Web del museo: panssarimuseo.fi

10. Museo de la Guerra Acorazada de Poznań (Polonia)

Polonia llegó a operar en la postguerra casi 1.000 tanques T-34, por lo que sería raro no encontrarse con estos en sus museos. De hecho, es uno de los países en los que te los puedes encontrar participando en festivales de recreación histórica. El Museo de la Guerra Acorazada se encuentra en Poznań, una ciudad situada a orillas del río Varta, en el oeste de Polonia.

Si quieres ver la colección polaca más importante de blindados, su dirección esul.3 Pułku Lotniczego 4 (dawna Lotnicza) 60-628 Poznań.

11. Museo Nacional de Historia Militar de Sofía (Bulgaria)

Puedes recorrer prácticamente, de T-34 en T-34, toda Europa. Y necesitarás tomar vitaminas antes de buscar tu tanque soviético favorito en la capital búlgara. Este museo muestra sus piezas en 5.000 m² de interiores y 40.000 m² exteriores. ¡Buena suerte!

T-24 en el Museo Nacional de Historia Militar de Sofía.

Puedes ir al museo en bus o en tranvía (otra experiencia más, si no te has montado en este medio de transporte todavía). Eso sí, bájate en el 92 de la calle Cherkovna.

Web del museo: militarymuseum.bg

12. Parque de Historia Militar de Pivka (Eslovenia)

¿Ganas de visitar los Balcanes? Si te va el turismo militar, empieza por este joven museo y centro de aventura, que se encuentra en un antiguo cuartel italiano situado en el municipio de Pivka, al suroeste del país. ¡Su T-34 funciona!

¿Quieres la dirección? ¡Concedido! Kolodvorska cesta 51, 6257. A medio camino entre Liubliana y Rijeka.

Web del museo: parkvojaskezgodovine.si

13. Museo Militar de Belgrado (Serbia)

Si visitas la bella capital de Serbia, este curioso museo (donde puedes encontrarte desde un Hummer norteamericano a los restos del cazabombardero “invisible” F-117 derribado en 1999 durante los ataques de la OTAN contra Serbia) tiene un ejemplar de la variante yugoslava del T-34.

T-34 en el Museo Militar de Belgrado.

Se encuentra, por cierto, en marco incomparable: la fortaleza de Kalemegdan.

Web del museo: muzej.mod.gov.rs

14. Centro Conmemorativo de la Guerra Patria de Vukovar (Croacia)

Si llegas al principal puerto fluvial del país balcánico, acércate a Vukovar, conocida como “la Ciudad Heróica”. Escenario de una terrible batalla durante las Guerras yugoslavas, su interesante museo conmemorativo, entre otros blindados, exhibe un T-34.

Si quieres visitarlo, dirígete a Ive Tijardovića

Web del museo: mcdrvu.hr

15. Museo Técnico Militar de Lešany (República Checa)

Su exposición contiene más de 700 tanques históricos, entre ellos hay un T-34. 

Está ubicado entre los pueblos de Krhanice y Lešany, cerca de Týnec nad Sázavou, tan solo a 20 km al sur de Praga.

16. Museo Militar de Svidník (Eslovaquia)

El Museo Militar de Svidník, al este de Eslovaquia, se aloja en forma de mina antitanque. Su exposición se centra en la batalla del Paso de Dukla (septiembre-octubre de 1944), librada entre alemanes y soviéticos. Teniendo esto en cuenta, es fácil imaginarse que unas de las estrellas expuestas sean tanques T-34 en diferentes variantes, incluso posando en combate junto a su mortal enemigo.

Para llegar al museo, atiende: Bardejovska, 14089 01 Svidnik. 

17. Museo Militar Nacional Rey Ferdinand de Bucarest (Rumanía)

Medallas, banderas y todo tipo de armamento que ya hubiese querido para él Vlad Tepes. Además, exhibe distintos vehículos militares. Y sí, has acertado, hay un T-34.

T-34 en el Museo Militar Nacional Rey Ferdinand de Bucarest.

¿Ya no sabes que ver en Bucarest? En Mircea Vulcanescu 125-127 tienes algo que visitar.

18. Museo Nacional Húngaro (Budapest)

En 1956, tanques enviados por la URSS entraron en la capital del país magiar para detener una revolución popular, desatada contra el Gobierno prosoviético. Para recordar este acontecimiento, hay varios T-34 por toda la ciudad.Uno de ellos, frente al Museo Nacional.

T-34 en el Museo Nacional Húngaro.

La dirección es Múzeum krt. 14-16.

Web del museo: https://mnm.hu/en

Y si conoces museos de tu país donde se puede ver un T-34, haznos un comentario en nuestra página de Facebook.

Pincha aquí y podrás leer sobre 5 películas en las que el T-34 tuvo tanto protagonismo que podría hasta haber ganado un Óscar.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies