Guía de museos de Moscú y San Petersburgo donde admirar la más icónica tecnología militar rusa

Legion Media
A lo largo de la historia, los rusos han inventado tantas armas que, si intentáramos meterlas e varios campos de fútbol, no cabrían todas. Así que ármate de fuerzas y algo de paciencia, porque, si quieres ver los museos que te presentamos a continuación,  tendrás que caminar mucho.

Moscú

Museo de Tecnología Militar del Parque de la Victoria

El parque abarca en su territorio un enorme complejo conmemorativo que consta de 300 muestras vehículos de combate y artillería pesada de la URSS y sus aliados, así como de la Alemania nazi y otros miembros del Eje. El T-34, que fue el tanque más importante de la Segunda Guerra Mundial, aviones, cañones, obuses, antiaéreos, restos de un avión alemán derribado, todas estas piezas están "dispersas" en la colina de Poklónnaia, y distancias nada desdeñables entre sí. Para ver la exposición es necesario caminar por lo menos 8 km. Así que consigue una bicicleta o un scooter.

El parque también alberga el Museo Central de la Gran Guerra Patria, con seis dioramas (desde la Batalla de Stalingrado hasta el asalto final a Berlín) y salas con un repertorio de objetos únicos. Una de ellas es la Sala de la Memoria y el Dolor, hecha de mármol rojo y negro con luz tenue y el Réquiem de Mozart como fondo sonoro.

Cómo llegar hasta allí: Seguir las indicaciones desde el Metro de Park Pobedi. Al lado de la entrada del parque hay una taquilla que le proporcionará un mapa del parque con instrucciones.

El Museo del Tanque en Kúbinka

Este es el museo de tanques más grande del mundo. Tiene 12 hectáreas de extensión y una colección que consta de más de 350 blindados de 14 países, incluyendo el Reino Unido, Estados Unidos y Japón. La colección comenzó a tomar forma en 1944, principalmente gracias a los trofeos de guerra obtenidos. Hoy todo se conserva en enormes hangares-pabellones. Aquí puedes aprender la historia de la construcción de tanques en Rusia, desde los primeros tanques ligeros MS-1 hasta los modernos T-80.

Cómo llegar hasta allí: Está a una hora de Moscú. En la estación de Belorusski, toma el tren a la estación de Kúbinka. Allí, súbete a la línea 59 de minibuses que llega hasta la parada del Tankovi muzei (museo de los tanques). También puedes ir en un taxi, o el autobús gratuito del museo, que funciona los fines de semana o durante las vacaciones. Sale de la estación una vez cada hora.

El Museo de la Aviación de Mónino

Otro museo en los suburbios de Moscú, el Museo de la Aviación, se estableció en la antigua base de una división de aviación en el asentamiento de Mónino. Hay aparatos de aviación civil y militar y en él se puede ver todo lo que ha sido posible reunir desde el comienzo de la aviación rusa en 1909: desde aviones soviéticos gigantes hasta pequeños helicópteros. Recientemente, el museo adquirió uno de los prototipos del transbordador Buran, el BOR-5, primer avión espacial experimental soviético, que se quemó cuando entró en las capas compactas de la atmósfera. Los objetos expuestos se encuentran al aire libre, así como en 2 hangares y 6 salas.

Cómo llegar hasta allí: En la estación de ferrocarril de Yaroslavski, coger el tren a la estación de Monino o, en la estación de autobuses, coger la línea 363 de autobús en el metro de Schiólkovskaia hasta la última parada. El viaje dura 1 hora y 20 minutos.

Museo de la Marina

Se encuentra dentro del submarino diésel de 90 metros que está atracado en el Canal de Moscú a la altura del parque Sévernoe Túshino de Moscú. El principal atractivo es precisamente el submarino B-396: del que se pueden visitar los camarotes o la sala de navegación, para entender cómo es la vida de los marineros (por ejemplo, viendo sus estrechas duchas). También se puede entrar en la sección de torpedos, donde hay una parte de estos proyectiles, y minas. Además, en el museo hay un stand donde se puede experimentar el pilotaje virtual gracias a unas gafas 3D.

Cómo llegar hasta allí: La estación de metro más cercana es Sjódnenskaia. Desde allí hasta la entrada del Parque Sévernoe Túshino y el Museo hay un paseo de aproximadamente un 15 minutos a pie.

Museo Central de las Fuerzas Armadas Rusas

El museo está situado en la calle Sovetskoj Armii (del Ejército Soviético). Tiene 24 salas que exponen 15.000 objetos, y éstos son armas nada más (también hay una colección de ropa, pancartas, fotografías, etc.). Las salas están divididas según períodos históricos: el ejército ruso durante el imperio; la Primera Guerra Mundial; la Revolución de 1917; la era del Ejército Rojo; la Perestroika y mucho más. Hay un espacio abierto donde ver artillería, misiles y aeronaves.

Cómo llegar hasta allí: se encuentra a cinco minutos a pie del metro de Dostoiévskaia

Museo de la Guerra Patria de 1812 y Museo Histórico

Se trata de uno de los complejos histórico-militares más famosos de Moscú. En él puedes ver armas raras del Ejército Imperial Ruso y del Ejército de Napoleón, armaduras de la antigua Rusia, espadas kazajas, sables de Alejandro II y mucho más.

Cómo llegar hasta allí: desde las estaciones de metro Teatrálnaia, Ojotni Riad o Plóshchad Revolutsii.

San Petersburgo

Museo Histórico-Militar de Artillería, Cuerpo de Ingenieros y Cuerpo de Señales

Situado en el territorio de la Fortaleza de Pedro y Pablo, data de 1756. Su creación fue ordenada por el mismísimo Pedro el Grande,  para la preservación de la artillería antigua. Hoy es el mayor museo de tecnología militar del mundo. Durante la Gran Guerra Patria se reparaban tanques en el segundo piso del edificio, algo de lo que los agujeros que hay en las rampas dan testimonio. El museo también tiene antiguas espadas eslavas, cañones de mano, Katiusha, modernos misiles de largo alcance y una sala dedicada a la ametralladora Kalashnikov. Incluso hay un campo de tiro en el museo, en el que puedes disparar.

Cómo llegar hasta allí: anda 10 minutos desde la estación de metro de Gorkóvskaia

Museo Naval Central

Los cuarteles de la marina del Imperio Ruso acogen todo lo relacionado con la construcción naval. Se cree que el museo posee la colección de modelos de barcos más numerosa del mundo, solo comparable a la colección del Museo Marítimo Nacional de Greenwich, Reino Unido. El museo de San Petersburgo también tiene planos grandiosos de barcos que nunca fueron construidos. Por último, pero no por ello menos importante, el museo cuenta con todo un arsenal de armas pequeñas y armas blancas, incluido un antiguo cañón ruso.

Cómo llegar hasta allí: desde las estaciones de metro de Admiraltéiskaia, Sadovaia, Spásskaia o Sennaia Ploshchad

¿Sabías que un nuevo museo 3D reconstruye los feroces combates durante el sitio de Leningrado? Pincha aquí para leer la historia.

¿Quieres recibir la información más destacada sobre Rusia en tu correo electrónico? Pincha aquí y recibe cada viernes el material más interesante.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies