La obesidad y el alcoholismo amenazan a los pueblos nómadas de Siberia

Habitante nenet en la península de Yamal.

Habitante nenet en la península de Yamal.

Getty Images
Los científicos hablan sobre las enfermedades que sufren los pueblos del Norte de Rusia.

El exceso de peso e incluso la complexión ancha han sido fenómenos totalmente inexistentes entre los pueblos nativos del Norte de Rusia durante toda su historia. Sin embargo, durante los últimos años los médicos se muestran cada vez más preocupados por el ritmo de aumento de peso de los habitantes de las regiones más septentrionales de Rusia. El primer caso clínico de obesidad entre los pueblos nativos de Yamalia se registró en 2017.

Según los científicos, esto se debe al cambio drástico de la alimentación de estos pueblos y afecta en mayor medida a los que han abandonado el estilo de vida nómada y viven en asentamientos.

“Se mueven mucho menos que quienes mantienen costumbres nómadas. Las personas que viven en chums (tiendas de campaña siberianas cubiertas con pieles), especialmente los hombres, recorren a pie decenas de kilómetros cada día. Tienen una complexión atlética y ni rastro de grasa, aunque pueden comerse una lata de leche condensada y beber siete tazas té con azúcar al día, si su economía se lo permite. Estas personas consumen mucha más energía”, comenta Andréi Popov, director de la sección de investigación médica del Centro Científico de Estudios del Ártico, en una entrevista para Lenta.ru.

El científico asegura que es su estilo de vida y su alimentación lo que ayudaba a los pueblos nómadas a evitar la obesidad: “La mitad de la alimentación de las personas que viven en la tundra es la carne y el pescado crudos. Cuando cazan un reno, siempre beben su sangre y congelan el resto para ir bebiendo un poco cada día, como nosotros tomamos las vitaminas”. 

El corazón y las bebidas alcohólicas

Además de la obesidad, entre los pueblos del Norte aumenta el número de enfermedades cardiovasculares y endocrinas que no se observaban anteriormente, cita Lenta.ru las palabras de Popov.

Se han incrementado también los casos de cáncer debido al uso de productos químicos y al aumento de la esperanza de vida, comenta el investigador.
El consumo de bebidas alcohólicas entre los pueblos del Norte tiene su origen en los problemas sociales y el desempleo. De hecho, se ha observado que estos pueblos toleran peor el alcohol, por lo que los científicos han llegado a recomendar “la restricción del suministro de las bebidas alcohólicas más fuertes al Extremo Norte en favor de bebidas más suaves para el organismo”.

Se desconoce si seguirán los pueblos del Norte las recomendaciones de los científicos, pero restos últimos aseguran que mientras los pueblos del Norte sigan dedicándose a sus actividades de siempre, su vida en Rusia no se verá amenazada.

Según un informe estatal del Servicio federal de protección de los derechos del consumidor y del bienestar:

“En 2015, los volúmenes más altos de obesidad entre la población adulta con primeros diagnósticos se han registrado en el distrito autónomo de Nenetsia (1.031,96 de cada 100.000 personas de este grupo de edad), en la región de Altái (975,90 de cada 100.000 personas), y en la región de Penza (678,08 de cada 100.000)”.

 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.