Putin interesado en aumentar los vínculos con el sudeste asiático

Evento de inauguración del festival de cultura Rusia-ASEAN.

Evento de inauguración del festival de cultura Rusia-ASEAN.

Pavel Lisitsyn / RIA Novosti
La cumbre de la ASEAN celebrada en Sochi la semana pasada muestra las intenciones de Moscú de estrechar lazos con la región. El presidente ruso presenta una hoja de ruta con 57 proyectos.

La ASEAN está integrada por Malasia, Indonesia, Brunéi, Vietnam, Camboya, Laos, Birmania, Singapur, Tailandia y Filipinas. Con 600 millones de habitantes, el bloque regional registra un producto interno bruto (PIB) combinado que asciende a dos billones y medio de dólares.


“Somos capaces de crear nuevos lazos y dar un impulso adicional a nuestros negocios. Rusia ha creado una hoja de ruta, que cuenta con 57 proyectos tecnológicos que nos pueden ayudar a construir nuevas alianzas innovadoras y tecnológicas", declaraba el presidente Vladímir Putin en la tercera cumbre Rusia-ASEAN celebrada el pasado 20 de mayo en Sochi.

Anton Tsvetov, del Consejo de Relaciones Internacionales de Rusia, considera que la cumbre fue un éxito, "al menos a la hora de conseguir los objetivos de los mandatarios rusos". Considera que Moscú ha sido capaz de reafirmar su interés en los asuntos de la región del sudeste asiático y demostrar qué esfuerzos está realizando para ello. “Para ASEAN la cumbre es una muestra de su postura independiente", declara Tsvetov a RBTH.

Alexander Gabuev, del Carnegie Moscow Center, considera que las esperanzas de Moscú de conseguir un rápido aumento comercial y una profundización de los lazos políticos no es realista. Según cree, al contrario que China, el volumen de intercambio comercial es minúsculo (21.400 millones en 2015, lo que supone menos del 1% del total de ASEAN.

El mayor socio comercial de ASEAN es Vietnam. El año pasado el comercio bilateral ascendió hasta los 2.700 millones de dólares. Le sigue Tailandia, con 2.000 millones. Estas cifras relativamente pequeñas no impiden que las empresas rusas se pongan unos objetivos ambiciosos.

Miembros de Centro de Exportaciones Rusas señalaron a los medios que Rusia tiene la capacidad para contar con el 10% de las importaciones de los países de ASEAN en los próximos cinco años. Explican que ya están trabajando en los requisitos necesarios para dar un paso adelante.

"Parece más una intención que un plan bien establecido. Pero por lo que sé, realmente saben de lo que están hablando", considera Víktor Sumski, director del centro ASEAN en la Universidad MGIMO.

Acuerdos comerciales

“El efecto visual y geopolítico ha sido fuerte. Sochi ha acogido a diez líderes de los países del sudeste asiático y muchos de ellos se han reunido con el presidente ruso, han visitado otras ciudades y se han firmado docenas de acuerdos", declara Tsvetov. "Todo esto concuerda con la narrativa rusa de no aislamiento y la necesidad de diversificar la política internacional".


Sumski cree que la cumbre ha servido para "firmar acuerdos de energía y comercio, en el ámbito militar y la cultura, y esto no siempre sucede en este tipo de eventos".

"Y lo que es más importante es que también se ha hablado de la futura cooperación económica. Se ha hablado de cómo ASEAN, la Organización de Cooperación de Shangái y la Unión Económica Euroasiática trabajarán juntas", explica el experto.

El objetivo último de Moscú es crear un acuerdo de libre comercio entre ASEAN y la Unión Euroasiática y para ello Moscú tiene planes de firmar acuerdos con los países de manera individual.

Durante la cumbre no se han firmado acuerdos entre ASEAN, como bloque, y Rusia pero sí se han alcanzado acuerdos bilaterales entre países asiáticos y Rusia.

Uno de los más importantes está relacionado con la industria lechera. Inversores vietnamitas construirán una enorme planta de procesamiento de leche en la región de Moscú. El vice primer ministro vietnamita, Nguyen Xuan Phuc, participó en la ceremonia de un proyecto que asciende a 2.700 millones de dólares.

Por otro lado, la petrolera Rosneft creará una empresa conjunta con Keppel Corp de Singapur y la empresa noruega de productos de extracción, MHWirth. Putin anunció que se construirá una refinería en Indonesia y que la inversión asciende a 13.000 millones de dólares.

A pesar de que la industria de defensa y la cooperación militar son campos destacados en las relaciones bilaterales, no ha habido grandes avances en este ámbito durante la cumbre.

Se firmaron acuerdos de cooperación con Camboya, Indonesia y Brunéi pero no acuerdos armamentísticos de venta de tanques T-90 a Tailandia y de venta de cazas Su-35 a Indonesia.

Aunque no se firmaron los acuerdos, Sumski considera que el hecho de que se hablase de cooperación en este ámbito es una muestra de los serias que son estas relaciones. El grupo mostró claramente que no cederá ante las presiones estadounidenses para aislar a Rusia, considera el experto.

Lea más:

Rusia, China y EE UU, ¿quién liderará la región de Asia Pacífico?

El primer país que sea capaz de ofrecer una serie de normas aceptables para el desarrollo económico se asegurará una posición de liderazgo en la región de Asia Pacífico, de creciente importancia económica.


Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies