Perú, nuevos gobiernos latinoamericanos y las nuevas relaciones con Rusia

¿Cómo cambiará la cooperación tras el triunfo de la derecha?

¿Cómo cambiará la cooperación tras el triunfo de la derecha?

AP
Las pasadas elecciones presidenciales en Perú se han convertido en un aspecto importante del panorama político en Latinoamérica. ¿Qué puede esperar Rusia del nuevo líder de Perú?

Poco tiempo antes de las elecciones, el pasado mes de enero, los presidentes de Rusia y Perú, Vladímir Putin y Ollanta Humala, mantuvieron una conversación telefónica. Ambos jefes de Estado señalaron que, a pesar de la tendencia desfavorable de la economía mundial, los volúmenes de comercio bilateral aumentaron el año pasado en un 40 %.

Durante el gobierno de Velasco Alvarado el país vivió la época dorada de las relaciones bilaterales entre Perú y Rusia. Sin embargo, según señala el periódico peruano El Men en su artículo “La nueva alianza con Rusia”, tras la dimisión del general Alvarado la colaboración con la URSS se interrumpió casi por completo, y sus sucesores comenzaron a lanzar críticas contra Moscú. Entre estos críticos se encontraba también Alberto Fujimori, aunque el empeoramiento de las relaciones bilaterales se debió en gran medida a la caída de la URSS y a la crisis económica por la que pasaba Rusia.

Ollanta Humala recuperó los antiguos niveles de cooperación económica y comercial con Moscú. Existen muchos ejemplos de éxito en la resolución de estas tareas económicas por parte de su gobierno. Uno de ellos es la fábrica de automóviles Kamaz, que creó una planta de montaje de autobuses en Perú, o AvtoVAZ, que comenzó a exportar su producción a la región andina.

Con la ayuda de especialistas rusos se puso en órbita el primer satélite peruano, llamado Chaski 1. Se han alcanzado varios contratos para la modernización de técnica militar, así como para el suministro de sistemas antitanque Kornet-E y helicópteros militares Mi-35. Debido al inicio de la guerra de sanciones entre el Kremlin y Occidente, se alcanzó un acuerdo sobre la exportación de fruta peruana a Rusia.

Además, a principios de este año Rusia envió una última partida de 24 helicópteros Mi-171 según un contrato de 2013 cuyo valor total asciende a 528 millones de dólares. Según la periodista experta en el ámbito militar Tatiana Rusakova, Rusia y Perú se alejan poco a poco de la típica relación “vendedor-cliente”. Además del envío directo de técnica militar, Rusia está abriendo en Perú empresas conjuntas en el marco de programas de compensación. Por ejemplo, a principios de septiembre de 2014 Rusia y Perú ratificaron un acuerdo sobre la construcción de un centro conjunto de producción y reparación de helicópteros cerca de la base de las Fuerzas Aéreas de la Joya.

Pedro Pablo Kuczynski es conocido en Rusia. Siendo primer ministro y ministro de economía en anteriores gobiernos de Perú viajó en varias ocasiones a Moscú y está al corriente del estado de las relaciones políticas y económicas de su país con Rusia. Según Emil Dabaguián, investigador sénior del Instituto de Latinoamérica, estas relaciones no sufrirán grandes alteraciones tras el cambio de gobierno en Perú. “La tendencia actual establecida por Humala y sus antecesores entre nuestros países se mantendrá — comenta Dabaguián —. Perú no participará en las sanciones de Occidente. El envío de productos alimentarios a Rusia continuará. Y puede afirmarse con seguridad que también continuará la cooperación en el ámbito del APEC”.

Cambios en la izquierda latinoamericana

No obstante, algunos expertos rusos, acostumbrados a dividir las fuerzas políticas de Latinoamérica entre “aliadas” y “enemigas”, dependiendo de la ideología de cada una, se muestran escépticos. La reciente decisión de la Asamblea Nacional de Venezuela, en la que la mayoría corresponde a la oposición del presidente Nicolás Maduro, de revisar el contrato petrolero con la empresa rusa Rosneft, valorado en 500 millones de dólares, se ha percibido en Moscú como la prueba de una tendencia extremadamente negativa en las relaciones ruso-venezolanas.

Existe una cierta preocupación en el gobierno ruso por el proceso iniciado en Brasil, un gran socio comercial de Rusia, sobre la destitución de su presidenta, Dilma Rousseff. El cambio de poder en Argentina, donde el candidato de la derecha Mauricio Macri sustituía en el gobierno a una conocida aliada de Moscú y amiga personal del presidente Putin, Cristina Fernández de Kirchner,  tampoco añade optimismo entre los expertos en Latinoamérica, especialmente después de que un decreto del nuevo presidente prohibiera la emisión en Argentina del canal Russia Today.

Según opinan muchos expertos rusos, los gobiernos de derechas latinoamericanos apostarán por una política afín a Estados Unidos. “Si en Latinoamérica llegan al poder los liberales que cuentan con el apoyo de Estados Unidos, se abrirán las puertas a las empresas estadounidenses, que volverán a ejercer una política colonialista –asegura Andréi Manoilo, doctor en ciencias políticas y profesor de la Universidad Estatal de Moscú.

Otros expertos que este enfoque de la situación está anticuado y que muchas de las preocupaciones de políticos y expertos rusos sobre esta tendencia en el continente latinoamericano están demasiado simplificadas. Gracias a la democratización del continente y a la desaparición de las dictaduras militares y los golpes de Estado, las fuerzas de la izquierda en Latinoamérica también están cambiando, como sucede en Chile, por ejemplo, y esto no ha supuesto ninguna amenaza real para las relaciones políticas y económicas con Moscú.
Lo importante es que Rusia deje de lado los esquemas ideológicos del pasado y ofrezca a los países latinoamericanos un modelo eficaz, competente y diversificado para unas relaciones políticas, económicas y comerciales. Perú es la prueba de que esto es posible.

Eugene Bai es periodista internacional, experto en América Latina y colaborador de medios como The New Times, Nóvaya Gazeta y Expert magazine.

Lea más:

Rusia y Perú buscan un nuevo modelo en su relación bilateral

La dinámica actual de las relaciones ruso-peruanas evidencia una mejora en la comunicación interestatal.

 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies