Así fue destruida la Armada imperial rusa (Fotos)

Foto de archivo
Los trágicos acontecimientos de principios del siglo XX asestaron un golpe fatídico a la Armada imperial rusa. Sus mejores buques de guerra se perdieron durante la guerra ruso-japonesa y los que sobrevivieron fueron devorados por el fuego de la Primera Guerra Mundial y la Revolución Rusa.

Acorazado Osliabia

Este acorazado llevaba el nombre de un monje ruso que participó en la batalla de Kulikovo, librada contra los mongoles en 1380. El Osliabia fue destruido en la catastrófica (al menos para la Armada rusa) Batalla de Tsushima el 27 de mayo de 1905, durante la guerra ruso-japonesa (1904-1905).

Acorazado Peresvet 

Esta nave recibió su nombre en honor a otro monje ruso que, junto con Osliabia, participó en la batalla de Kulikovo (1380). Durante la guerra ruso-japonesa, el Peresvet fue dañado y capturado por las tropas niponas. Se unió a su marina bajo el nombre de Sagami, y sólo en 1916 fue Rusia capaz de recuperarlo. Sin embargo el Peresvet, ese mismo año, chocó contra una mina alemana en el Mediterráneo y se hundió.

Acorazado Pobeda

Al igual que el Peresvet, el acorazado Pobeda (Victoria) también estaba destinado a convertirse en un trofeo de Japón durante su guerra con Rusia. Pero a diferencia del primer buque, el Pobeda nunca regresó a Rusia y sirvió en la Armada japonesa bajo el nombre de Suwo hasta 1922.

Acorazado Imperator Aleksandr III

El acorazado Imperator Aleksandr III (Emperador Alejandro III) cambió de bando y de nombre en numerosas ocasiones durante el período de la Primera Guerra Mundial y la Guerra Civil Rusa. Luchó contra los otomanos en el Mar Negro antes de unirse a la Revolución en diciembre de 1917. Después del Tratado de Brest-Litovsk (1918), el barco (bajo el nuevo nombre de Volia) quedó bajo el control de los alemanes y después de su retirada de Sebastopol pasó a manos de los británicos. En 1920, el acorazado, rebautizado como General Alekséiev, se convirtió en el buque insignia de la flota blanca, que luchó contra los rojos en la Guerra Civil. Lideró el convoy que evacuó a las tropas blancas de Crimea a Constantinopla. 

Acorazado Dvenádtsat Apóstolov

Durante 12 años, el acorazado Dvenadtsat Apóstolov (Doce Apóstoles) sirvió sin participar en ninguna batalla o incidente importante, hasta que en 1911 fue retirado del servicio. Sin embargo, en 1925 participó en el rodaje de una de las mejores películas de todos los tiempos, El acorazado Potemkin de Serguéi Eisenstein.

Crucero Baián

Después de ser botado en 1900, este crucero sirvió cuatro años en las filas de la Marina rusa. Durante la batalla de Port Arthur (1904), al comienzo de la guerra ruso-japonesa, chocó contra una mina y fue hundido. Sin embargo, en 1905 los japoneses rescataron el Baián y lo utilizaron, con el nombre de Aso, hasta 1930 como buque escuela y minador.

Crucero Boiarin

El crucero Boiarin (Boyardo) fue otra víctima de la guerra ruso-japonesa, hundiéndose en su tumba acuática en los inicios del conflicto.

Acorazado Navarin

Cuando fue botado en 1891, el Navarin era el buque de guerra más potente de la Armada imperial rusa. Sin embargo, su vida útil fue cercenada durante la batalla de Tsushima, junto a la de otros 20 buques de guerra rusos.

Acorazado Imperator Aleksandr II

El Aleksandr IIlogró sobrevivir tanto a la guerra ruso-japonesa como a la Primera Guerra Mundial, pero no a la Revolución rusa. Rebautizado como Zaria Svobodi (Amanecer de la Libertad), en marzo de 1921 sufrió graves daños durante la revuelta de los marineros de la Flota del Báltico en Kronstad, por lo que fue desactivado al año siguiente.

Crucero Rossiya

El crucero Rossiya (Rusia) sobrevivió a las guerras contra Japón y Alemania, y fue retirado del servicio en 1922.

Crucero blindado Almirante Najímov

Este crucero blindado fue uno de los pocos héroes de la ignominiosa batalla de Tsushima. Recibió más de 20 impactos, perdió a 25 hombres y sufrió 51 heridos, pero a pesar de esto logró hundir dos destructores japoneses y dañó gravemente el crucero Iwate. El almirante Almirante Najímov fue evacuado por su tripulación el 28 de mayo de 1905.

Buque de defensa costera Almirante Ushakov

Durante la Batalla de Tsushima, el Almirante Ushakov se enfrentó a los más poderosos cruceros japoneses Iwate y Yakumo. Después de un combate desigual, la tripulación del navío, que se encontraba fuertemente dañado, rechazó la oferta del enemigo de rendirse y hundió su barco.

Crucero Novik

Hundido en 1904 durante la guerra ruso-japonesa, el crucero fue rescatado por los japoneses en 1906 y se unió a su flota bajo el nombre de Suzuya, permaneció siete años a su servicio.

Crucero Variag

Uno de los barcos rusos más legendarios, el Variag se enfrentó en batalla a seis cruceros y ocho torpederos enemigos al comienzo de la guerra con los japoneses. Completamente superado en número por el enemigo y gravemente dañado, el Variag fue volado por su tripulación el 9 de febrero de 1904.

Torpedero Riani

El barco torpedero Riani, conocido como Sová (Búho) hasta 1902, fue capturado por los blancos finlandeses en 1918 (en Helsinki) durante la Guerra Civil finlandesa. Durante años sirvió en la marina finlandesa como S-1, hasta que en 1939 fue decomisado.

Pincha aquí para leer sobre los barcos más famosos de la historia de Rusia. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies