La increíble y triste historia de Flota Naval Espacial de la URSS (Fotos)

A pesar de su nombre, no estaba diseñada para la batalla intergaláctica. Sin embargo, estos avanzados buques científicos hicieron una tremenda contribución a la exploración espacial.

Mientras la URSS desarrollaba su programa espacial durante finales de los años 50 y los 60, se encontró con un importante problema. Los sistemas de control espacial solo podían seguir las naves espaciales cuando se encontraban en órbita sobre el territorio de la URSS y eran “ciegos” cuando estaban en otras partes de la órbita. El país necesitaba centros de seguimiento por toda la Tierra, pero carecía de territorios en ultramar. Por eso propusieron utilizar barcos con ese propósito. Así fue como nació la Flota Naval Espacial de la URSS.

Los primeros barcos de esta flota aparecieron a finales de los años 50. Se construyeron a partir de buques de transporte, sin embargo, a partir de 1967 se crearon diseños originales.

Los barcos de seguimiento estaban equipados con la tecnología más avanzada del momento, incluyendo decenas de antenas parabólicas y de corto alcance, lo que le permitía tener buena interacción con las naves espaciales y enviar los datos al centro de mando en tierra.

Todos los buques de la Flota Naval Espacial de la URSS se nombraron en honor de cosmonautas o figuras destacadas de la cosmonáutica soviética: el CosmonautaVladímir Komarov, el Cosmonauta Vladislav Vólkov, el Ingeniero Serguéi Koroliov, etc.

El buque insignia de esta flota se construyó en 1971 y se llamaba CosmonáutaYuri Gagarin. Era el barco de seguimiento más grande y moderno de la URSS. Contaba con 86 laboratorios y 75 antenas. El estabilizador del barco aseguraba unas condiciones de trabajo relativamente cómodas incluso durante una fuerte tormenta.

Además de las labores de investigación espacial, los barcos de esta flota se utilizaron también para probar misiles balísticos intercontinentales. Sin embargo esta no fue su misión principal, ya que la URSS contaba con buques militares específicos para este tipo de tareas como el SSV-33 Ural y el Mariscal Krilov.

Tras la caída de URSS casi todos los barcos de la Flota Naval Espacial de la URSS fueron desechados en el puerto indio de Alung, famoso cementerio de barcos.

El último buque de esta flota naval fue el Cosmonauta Víktor Patsáiev, que se retiró en 2001 y pasó al Museo del Océano Mundial en Kaliningrado.

Rusia cuenta con algunos apocalípticos cementerios de barcos. Aquí puedes ver cómo son. 

¿Quieres recibir la información más destacada sobre Rusia en tu correo electrónico? Pincha aquí y recibe cada viernes el material más interesante.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies