3 mitos históricos que influyeron en la política rusa y cambiaron su historia

Del falso hijo de Iván el Terrible, hasta la Guerra Fría

1. El engaño del falso Dimitri

Fue quizás el impostor más exitoso en la historia de Rusia, después de convencer a todo el país de que él era el hijo de Iván el Terrible y había sobrevivido milagrosamente al complot que pretendía acabar con su vida. Por lo tanto, era el heredero legítimo del trono ruso. Su engaño cambió la historia del país, cuando un grupo de boyardos tomó el poder para luego asesinarle en 1606, arrojando a Rusia a la crisis, provocando combates intestinos, guerras, dictaduras y represiones.

Según la teoría más común, el falso Dimitri era en realidad un monje fugitivo llamado Grigori Otrépiev. En el momento en que comenzaron a difundirse rumores acerca de que el zarévich Dimitri estaba vivo, Otrépiev era un sacerdote al servicio de un príncipe polaco. Durante una confesión, aseguró que en realidad era el hijo del zar ruso y que otro niño había tomado su lugar debido a la situación de peligro inminente. Así es como comenzó la intriga. Los polacos promovieron con éxito la idea del zarévich sobreviviente, instalando al Falso Dimitri en el trono. Debe decirse que los boyardos eran conscientes del engaño de Otrépiev, pero lo usaron para eliminar al zar Borís Godunov, que les gustaba todavía menos.

Durante el gobierno del Falso Dimitri, por primera vez en la historia, los extranjeros entraron a Moscú al igual que los rusos, y no como invitados. Los polacos lo casaron con una dama polaca, Marina Mniszech, lo que la convertía en la zarina de Rusia. También pensaron que, puesto que habían colocado al impostor en el trono, este no era una ninguna autoridad para ellos. Los polacos irrumpieron en las casas de Moscú, violaron mujeres, robaron a transeúntes y,  después de que el falso Dimitri fue asesinado, los rusos se amotinaron contra los extranjeros. Según la leyenda, las cenizas del impostor fueron disparadas con un cañón hacia Polonia.

2. Los Protocolos de los Sabios de Sión

A lo largo de su historia, Los Protocolos de los Sabios de Sión, el documento falso que describe "el plan judío para conquistar el mundo", fue republicado, traducido y distribuido en millones de copias en todo el mundo. Rusia no fue una excepción y aquella fabricación histórica alimentó el sentimiento antisemita en el país durante décadas, sirviendo para apoyar la existencia de una supuesta conspiración judía-masónica.

Se publicó por primera vez en Rusia en 1903 bajo el título El Programa Judío para Conquistar el Mundo en el periódico Zniama, de San Petersburgo. Estaba compuesto por 24 protocolos con instrucciones que detallaban cómo los judíos destruirían primero todos los gobiernos y luego construirían un Imperio judío universal sobre las ruinas de estos.

Circularon varias versiones sobre cómo se descubrieron los protocolos. Según uno de ellos, en 1897 un agente del servicio secreto encontró el manuscrito en el maletín del principal ideólogo sionista, Theodore Herzl. Desafortunadamente, después de la publicación de los "protocolos", Rusia atravesó una nueva ola de numerosos y violentos pogromos antisemitas (los judíos en el Imperio ruso habían sido atacados desde la segunda mitad del siglo XVIII). Y aunque los participantes de aquellos pogromos podrían no haber sabido acerca de los protocolos, sus organizadores no solo los leyeron, sino que los promulgaron persistentemente.

Las dudas sobre la veracidad de los protocolos aparecieron inmediatamente después de su publicación, pero el debate sobre su autenticidad duró todo el siglo. El debate terminó en 2006 cuando los activistas de derechos humanos rusos comenzaron a exigir que se incluyeran en la lista de materiales extremistas y prohibidos, algo que se llevó a cabo en 2012.

3. El Plan de Allen Dulles para destruir la URSS

Allen W. Dulles.

"Cuando la guerra termine, todo se calmará y volverá a su lugar. ¡Y les lanzaremos todo lo que tenemos, todo lo que poseemos, todo nuestro oro, todo nuestro poder material, para engañar y estafar a la gente! El cerebro humano y la conciencia son capaces de cambiar. Al sembrar el caos, cambiaremos imperceptiblemente sus valores por otros falsos y haremos que la gente los crea".

Estas líneas provienen del llamado Plan del ex Director de la CIA Allen Dulles. El documento describe unos hipotéticos planes desarrollados por los servicios secretos estadounidenses para socavar gradualmente (y destruirla en su momento) la URSS infundiéndole valores falsos y "tentaciones sobre un mundo libre" como "bailes de moda, ropa bonita, el carácter particular de los discos musicales, poemas y canciones..." Pero en realidad, el documento era ficticio, un producto de la ideología postsoviética nacida en la década de los años 90. Durante mucho tiempo se utilizó como argumento en los debates internos sobre las políticas neoimperialistas de Estados Unidos hacia Rusia. El siniestro plan fue citado en la televisión, en la prensa y fue mencionado en debates. Al final, muchos ciudadanos ni siquiera dudaron de la existencia de tal documento. Su mito arraigó en la conciencia de las masas hasta tal punto que el sentimiento anti-estadounidense prosperó no solo en la década de 1990, sino que todavía lo hace hoy en día.

Los primeros extractos del plan aparecieron en 1993 en el periódico Rusia Soviética. Incluso el Metropolitano de San Petersburgo y el Ládoga, Iván, los citó (al igual que Los Protocolos de los Sabios de Sión) como prueba de que Occidente había lanzado una guerra "cuidadosamente planeada" y "atroz" contra Rusia. Sin embargo, con el tiempo se descubrieron más y más contradicciones en la supuesta doctrina rusofóbica.

Por ejemplo, algunas líneas del plan resultaron ser citas prácticamente literales de la novela de 1981 Llamada eterna de Anatoli Ivánov. También hubo intentos de hacer creer a la gente que la KGB había recibido el texto gracias a sus agentes encubiertos en EE UU. En el período de Brézhnev, el documento fue ligeramente editado, asumiendo un tono más emocional. Pero después de todos estos años, el "texto original" todavía no ha sido presentado al público.

Si le gustó este texto, quizás le pueda interesar nuestro artículo 5 guerras victoriosas que forjaron el destino de Rusia.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies