¿Cómo surgieron los apellidos rusos Putin, Romanov y Lenin?

Global Look Press; Russia Beyond
Las circunstancias de la vida cotidiana influyeron, hace mucho tiempo, en los apellidos de los líderes que han forjado la Rusia moderna

La mayoría de los rusos comenzó a utilizar apellidos en el siglo XIII pero no fue hasta los años 30 que se completó la distribución de nombres familiares en el país. La mayoría de los apellidos contemporáneos proceden de la ocupación de algún ancestro, del origen nacional o de algún rasgo físico distintivo.

Los académicos distinguen cuatro tipos de apellidos rusos, dependiendo de las letras finales, aunque la mayoría pertenecen a dos categorías.

1. Putin

Nadie conoce el origen definitivo de este famoso apellido pero entra en la segunda categoría de los nombres más extendidos. Al igual que los apellidos de la categoría más popular, que teriman en “-ov”, o “-ev”, los terminados en “-in” se formaron, o bien del nombre de un ancestro, de una ocupación o de alguna característica particular. También pudo surgir de una circunstancia particular vinculada al nacimiento o a la vida de la persona en cuestión.

Según una teoría, las raíces de este apellido podrían estar en alguien llamado Putiai. Lo más probable es que sea una versión moderna de este apellido y que su origen se encuentre el el nombre dado a un recién nacido, además de su nombre cristiano, bien para que suene más fácil a un oído acostumbrado a nombres eslavos o para proteger al recién nacido de los malos espíritus.

Putiai podría implicar que esa persona había nacido en un camino (“put” en ruso significa “camino”), o que estaba fuertemente envuelto en ropas (“puti” en ruso significa “encadenar”), o de alguna manera estaba relacionado con alguno de estos términos.

Desde entonces podrían haber llamado a esta persona “Putiai”, y durante muchos años sus descendientes eran conocidos como “Putins” una muestra de que pertenecían a un determinado árbol genealógico.

Te contamos todo lo que quisiste saber sobre Vladímir Putin

2. Romanov

Esta familia gobernó en Rusia durante más de 300 años. El primer zar fue Mijaíl Romanov, y la dinastía terminó con Nicolás II. Obviamente el apellido tiene raíces más profundas.

Los ancestros de la familia imperial hunden sus raíces en alguien llamado Andréi Kobila, primero conocido como Kobilini (nombre que hace referencia a una yegua) y Kóshkini (referido a un gato). Solamente mucho tiempo después los miembros de la futura dinastía cambiaron su apellido, en recuerdo de un bisnieto de Fiódor Koshka, cuyo nombre era Román. Desde ese momento comienza la historia de la familia conocida posteriormente como los Romanov. Actualmente los terminados en “-ov” y “-ev” son los más comunes en Rusia, y componen alrededor del 70% de todos los apellidos.

La dinastía Romanov comenzó con un tierno adolescente al que le gustaban las florecillas

3. Lenin

El famoso nombre de guerra del revolucionario es solamente uno de los muchos que tenía, pero sin duda es el más conocido. Los orígenes de este pseudónimo no son del todo conocidos pero hay varias teorías de por qué Vladímir Uliánov era llamado Lenin.

Según una versión, Uliánov asumió el nombre en memoria de unos trabajadores ejecutados tras una huelga en las minas de oro Lenski. Muchos académicos dudan de la veracidad de esta teoría porque la primera mención del pseudónimo es anterior a este trágico evento.

Según otra versión, asumió el nombre de Lenin por uno de los tres grandes ríos de Siberia, el Lena. Una teoría menos poética pero más posible afirma que el líder bolchevique tomó el nombre después de que su verdadero apellido se convirtiera en un lastre bajo el régimen zarista.

Un amigo le dio a Uliánov el pasaporte de su padre, que tenía el nombre de Nikolái Lenin, y el revolucionario se quedó con el mote. En lo que respecta a la clasificación del apellido, Lenin se encuentra en al misma categoría que Putin, dentro de los que acaban en “-in”.

Si quieres saber más sobre el significado de los apellidos rusos más populares, haz click aquí.  

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies